• Breves

    miércoles, octubre 17, 2012

    Amaral. La Riviera, Madrid, 16/10/2012.

    Buenas noches Riviera, llevamos años sin vernos y el tiempo no pasa por ti. ¿Qué hago aquí? vengo a contar a los Alquimistas cómo se defiende Amaral esta noche bajo tu techo.

    La sala está bastante llena, el foso al completo y la parte de arriba con movimiento. Una gran acogida para los zaragozanos en la capital, nada extraño si tenemos en cuenta que las entradas para el jueves llevan agotadas varias semanas. 

    Hacia lo salvaje se encarga de abrir el directo. "¡¡Buenas noches Madrid!! estamos aquí en el fin de fiesta", saluda Eva y presenta el siguiente tema, "esta es una canción para los que no se conforman", ni más ni menos que Esperando un resplandor. A partir de aquí entramos en un bucle de remembers, del tipo El universo sobre mi, Kamikaze y Nicolas Cage, que tampoco falta a esta cita, con Moriría por vos. 

    ¿Amaral, os atrevéis poco o calentáis motores? la noche es larga aún y supongo que hay tiempo para todo. Como un martillo en la pared, tema del último álbum, nos ha sacado del baúl de los recuerdos. 
    Una Riviera bastante viva, la parte central está como un niño con un caramelo, salta y acompaña con palmas. Arriba, en la zona vip, la noche se antojan como cualquier otra noche de copas y música. 
    Sin salir del álbum Hacia lo salvaje escuchamos Hoy es el principio del final y Si las calles pudieran hablar. 

    Por momentos oigo más al público que a Eva, que muchas veces queda eclipsada por el sonido de los instrumentos. A mi alrededor algunas personas se quejan de que no oyen lo que la cantante explica entre canción y canción. Parece que se está olvidando un poco de que hay gente más allá de las primeras filas.

    "Esta es una historia de dos", como la mayoría Eva... seguimos hablando del último trabajo y, en este caso, de Riazor.
    Eva es abducida, durante unos segundos, por el espíritu Shakira, antes de conocer la noticia sobre su buena nueva, y serpentea agarrada al micrófono frente a un público que se deja seducir por los pantalones ajustados de la cantante. 

    Ha llegado el momento de Juan Aguirre. Su guitarra, bastante rebelde he de decir, le obliga a tener que empezar la canción dos veces, por una serie de problemillas técnicos interrumpe su momento de gloria y pide un fuerte aplauso para Miguel, el técnico de sonido. Ahora sí, todo en orden, nos deleita con Tardes y le pongo un AP+. "Es muy difícil que Juan cante. Un aplauso, por favor" pide Eva para su compañero de fatigas.

    Una hora después el público sigue fresco como una lechuga y las palmas en el foso no cesan. Os echaba de menos, estabais tardando mucho en aparecer, Como hablar y Sin ti no son nada, también han fichado en esta noche madrileña. Aunque la segunda más rollo cantautor guitarrilla de los que nos tienen acostumbrados en el disco.

    Llegamos a los bises y la gente grita "otra otra", hacía mucho tiempo que no escuchaba este grito protocolario y pensaba que ya había desaparecido, pero no, aquí está, entre nosotros. No tardan en aparecer y nos acercan un homenaje a Chavela Vargas, Eva se acuerda de la memoria de su madre con la canción Olvido y se atreve, en los tiempos que corren, a gritar Revolución. La letra de la canción me recuerda a una historia pasada que se repite como un ciclo, ¿por qué será?

    Se cumplen dos horas de concierto y, ¡sorpresa! llegamos a unos segundos bises. No sé si es por el precio de las entradas unido a la crisis, pero cada vez son más los que premian a sus seguidores con directos más largos.

    Ahora sí, recta final. Agradecimientos varios para el equipo técnico y "nos despedimos" Eva prefiere decir hasta luego y se marchan con Cuando suba la marea.
    Dos horas largas de concierto, un público totalmente entregado a la causa, más de lo que podía esperar, un sonido un poco regulero y mucha gente con ganas de que llegue mañana para vivir esto de nuevo.

    Una vez más, agradezco a San Google Imágenes que me ceda dos o tres. Me despido con Revolución, como no podía ser de otra manera.
    ¡Feliz miércoles Alquimistas!





    2 comentarios:

    1. Que crónica más mala y más cutre. Por dios, que se hagan mirar en esta página a quien envian a cubrir un concierto.

      ResponderEliminar
    2. No puede llover a gusto de todos. Siento que no haya sido de tu agrado. Aún así, sólo he dicho que el sonido no ha sido demasiado bueno. Tú has disfrutado del concierto como admirador/ora y yo como alguien ajeno, eso es todo.

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves