• Breves

    lunes, octubre 29, 2012

    Music of the Dead... o música de canguelo para los amigos.

    Ya se asoma el miedo a las calles. Escaparates llenos de atrezo para disfrazar las casas y locales, calabazas de plástico, bolsos de brujas y cosas similares repletos de chucherías, disfraces de tíos para dar miedo, disfraces de tías para dar erecciones... Sí amigos, está claro, Halloween está aquí. Una fiesta que recuerdo empezó a instaurarse en los colegios como si de las Navidades se tratase cuando mi hermana comenzaba sus andanzas escolares. Es como la crisis, que hace unos años era un rumor anecdótico que muchos no se creían y al final ha acabado bien asentada cómodamente en nuestros hogares.

    Afortunadamente estas fiestas yankees impuestas, digoooo, heredadas por los comerciantes más avispados cumplen un cometido esencial en Alquimia, y es que servidor comience a divagar sobre música que ha acompañado e inspirado el terror en múltiples películas del género de los sustos y no tan sustos.

    Aprovechando que el otro día revisioné Jóvenes Ocultos (The Lost Boys, 1987), comenzaré con ese tema de Gerard McMann titulado Cry Little Sister. Una canción de claras tendencias ochenteras a caballo entre lo perturbador y lo romántico, (que ha sido reversionado un par de veces para las deplorables secuelas de este clásico vampírico juvenil), que le sigue dando un par de vueltas a Crepúsculo sin despeinarse, todo sea dicho de paso.

    Claro que si hay tema realmente perturbador adquirido para acompañar el metraje de una película de terror, ese es el Secrets de Mike Oldfield, perteneciente al album Tubular Bells III. Sobra decir que a día de hoy es imposible escucharlo sin que se te erize la piel recordando El Exorcista (The Exorcist, 1973).

    Mencionado ya en el especial del año pasado pero imposible dejarlo atrás, el compositor Jerry Goldsmith nos regaló una pieza sacada del mismísimo infierno para acompañar al Anticristo en La Profecía (The Omen, 1976).

    Aunque no forme parte de una banda sonora, es de obligada mención una canción que continúa siendo un éxito de ventas a día de hoy. Y es que Michael Jackson y su equipo no sólo nos brindaron un tema de los que hacen historia, también nos regalaron un videoclip que es una mini película en sí mismo. Thriller es puro Halloween.

    También las películas de aventuras han tenido sus momentos siniestros. Y si no que se lo digan a Indiana Jones tras su encuentro con la secta de Kali. John Williams nos brinda un devoto himno para el ritual llamado The Temple of Doom. ¡Kalimooooocho, digooooo, Kali-Maaaaa!

    Si bien no se puede considerar un tema musical de terror, Dead Can Dance aportó una pieza realmente deprimente para acompañar el final de La Niebla (The Mist, 2007). The Host of Seraphim hará que las ganas de vivir se te vayan cual alma errante por el barrio en Halloween.

    Pero no todo en estas fiestas es pasar miedo. También te lo puedes pasar de miedo, sobre todo si escuchas el Esto es Halloween de Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare Before Christmas, 1993) De hecho aquí en Alquimia es posible que debáis escucharlo más de una vez, porque Daniel y yo solemos pisarnos artículos tanto en Halloween como en Navidad sin proponérnoslo. Los clásicos tienen esas cosas.

    Y para clásicos tenemos a la mítica banda AC/DC y su Highway To Hell, que no sólo se ha utilizado en películas de Iron-Man. Sobrenatural (Supernatural, 2005-Actualidad) es una serie de monstruos que también ha tenido la suerte de contar con el famoso tema musical y le ha quedado que ni pintado.

    Para ir terminando y para que veais cómo me lo he currado este año (pffffff), aquí os dejo enlaces a algunos artículos de este especial del año pasado por aquí, ahí, allí y más allá.

    Pero si de verdad os gusta pasar miedo, si queréis algo que nunca os deje dormir por las noches y del trauma tengáis que ir al psiquiatra e incluso ser internados en el Asilo Arkham, entonces valientes lo vuestro es escuchar a Leticia Sabater "cantando".

    Sí amigos/as, el terror no ha conocido jamás forma más desagradable de instaurarse en nuestros corazones, almas y cuerpos. Creo que a los niños ya no les dicen aquello de: ¡si te portas mal irás al infierno! Que va. Ahora los amenazan con llevarlos a un concierto de la Leti. Bueno, con eso y con el ya clásico "o te portas bien o llamo al hombre de las tijeras" Al niño de entrada se le ilumina la cara y pregunta: ¿a Eduardo? No hijo, a Rajoy.

    En fin, seais de los que se sumergen hasta el fondo en esta fiesta o de los que pasáis olímpicamente, os deseo un terrorífico Halloween. Yo tal como va este país y el futuro que les espera a nuestros hijos, ya tengo acojone para todo el año y más.

    1 comentario:

    1. muy curioso el repaso que haces en el artículo, no lo había leído aún... (Yo es que soy más de mirar los dibujos).

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves