• Breves

    jueves, noviembre 15, 2012

    Los Madison-Teatros del Canal, Madrid. 13/11/2012

    En esta ocasión he llegado a los Teatros del Canal, tan de moda en Madrid en estos tiempo, atraída por el concierto benéfico que ha puesto en marcha el grupo Los Madison, en su primera puesta en escena sobre un teatro. El fin ha sido recaudar fondos para Special Olympic, con el objetivo de que sigan apoyando la práctica del deporte en chicos con discapacidad intelectual. A la causa, además de los cabeza de cartel, se han querido sumar grandes invitados del panorama musical de nuestro país, Mikel Erentxun, Miguel Ríos, M-Clan y Los Secretos. Así que, con este trajín de artistas lo mejor será empezar por el principio...

    "El espectáculo dará comienzo en dos minutos. Está prohibido el uso de cámaras con y sin flash". Uf, menos mal que no he venido cargando esta noche con ella porque habría calentado muy bien el asiento. San Google Imágenes, a ver qué puedo sacar de ti. 

    El primero en salir ha sido el encargado de manejar la batuta esta noche, el vocalista de Los Madison, Txetxu Altube, que ha abierto la veda con el tema Días de Vértigo. A su alrededor un escenario grande y vacío lleno de micrófonos, aún sin dueño, que no tardarían en empezar a coger forma. La primera llamada es para el segundo guitarra del grupo, José Luís Martín, con quien ha interpretado, en un mano a mano, Soldados. Después de esta primera toma de contacto, reclama la presencia del resto de la banda, Carlos Altube al bajo y Alfonso Adánez a la batería. Pero esta noche la banda de Los Madison ha estado compuesta por dos personas más, compañeros de profesión y amigos de los componentes del grupo, César Pop a los teclados y Toni Brunet, que ha completado el elenco de guitarras.

    Pero, por si todos estos protagonistas fueran pocos, sobre el escenario, aún hay micrófonos vacíos. Entre tú y yo es la canción que Txetxu necesita para seguir presentando a gente. Esta vez a Rolfi Calahorra, ex compañero, junto a Toni Brunet, de la banda de Miguel Ríos, y hoy encargado de poner ese puntito de Jazz al espectáculo con su saxo.

    Aquí llega el primer peso pesado de la noche, sin desmerecer lo que hemos visto hasta ahora, Mikel Erentxun sale para cantar Jamás. "Oh oh...", me digo a mi misma. Creo que los invitados cantarán canciones de Los Madison y no Los Madison canciones de los invitados, lo cual, he de decir, no sólo habría sido un puntazo, si no que habría sido lo que yo me esperaba. 
    Es el turno de los genuinos M-Clan, que vienen prácticamente de estreno con sus Arenas Movedizas. En representación del grupo han venido el vocalista Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez con su guitarra. Más de medio teatro en pie para despedir a estos dos invitados y sigue la fiesta.

    Solos ante el peligro y con un público entregado, desde el minuto uno, nos tocan Horas contadas. "Hemos crecido con ellos. La música de este país me emociona desde que les escucho a ellos". Por la presentación de Txetxu no pueden ser otros más que Los Secretos, o, en este caso, Álvaro Urquijo, quien devuelve el cumplido diciendo "es un placer doble estar aquí, por la causa y por tocar con ellos. Un grupo que ha demostrado que toca la fibra a gente como yo". Nadie ha sido la canción elegida para la ocasión.
    Despedimos al pequeño de los Urquijo y de nuevo el teatro en pie y es que la ocasión así lo ha merecido. Ya va quedando menos, los invitados llegan y se van y yo voy tachando de la lista sus nombres. Si mis cuentas no me fallan sólo queda Miguel Ríos...

    El público no ha parado ni un segundo. La edad media está en torno a los 40 años y creo que poca gente baja de los 27. Los asistentes están disfrutando como si llevasen tiempo con ganas de marcha y hay señoras mayores que palmean y canturrean las letras. Es lo más parecido a un after work versión concierto que he visto nunca y me gusta el entusiasmo de la gente.
    Trozos de papel y Desafíame son algunos de los temas que tampoco se han querido perder esta cita. Todo el teatro en pie, por petición del vocalista, bailando como si lo fueran a prohibir. Pero, después de la tempestad llega la calma, como diría Alejandro Sanz, y ha llegado el momento de ponerse tiernos. "Esta canción habla de lo difícil que es quitarse a alguien de la cabeza. Porque no sabes, porque no puedes o porque no quieres". El tema en cuestión es Casi siempre y lo interpretan Txetxu y César Pop ahora en un escenario vacío.

    Estaba equivocada. No quedaba una persona por salir, quedaban dos, porque si hemos tenido hasta saxo, ¿cómo no vamos a tener violín?. Edu Ortega es el encargado de traer este instrumento para la primera y única versión de la noche, un tema de José Ignacio Lapido que se titula Nadie besa al perdedor. 
    Ahora sí, recta final. "Quedan dos personas por venir muy importantes para Los Madison", lo cual me vuelve a confirmar que seguía equivocada pensando que sólo había que esperar a una última persona. "Uno es José Nortes, productor del grupo y el otro es la mejor voz de este país, el señor Miguel Ríos". Miguel ha demostrado con su chupa de cuero y su presencia en el escenario que los viejos rockeros nunca mueren. Junto a los dos últimos invitados de la noche, ahora sí, han interpretado Juego Sucio.

    Y, ha llegado el momento de la despedida con el tema Compás de espera, que da título a su último trabajo. El teatro iluminado, de nuevo por petición de Txetxu y todo el público en pie. Entre los asistentes he visto al gran Andrés Suárez, a quien estuvimos viendo hace solo unos días.
    Los Madison se han entregado a fondo y el público más, aún si cabe. Pero no puedo evitar decir que he echado de menos a Carolina o pasear Por el Boulevard de Los Sueños Rotos. Pero bueno, otra vez será.

    La queja mayor es para los responsables de iluminación, que han puesto varias luces apuntando hacia las butacas y casi nos dejan ciegos a más de uno. "Esas luces, que nos interrogan" han sido algunas de las indirectas que he oído a mi alrededor.

    Enhorabuena a Los Madison por la iniciativa que han tenido y por usar la influencia que tienen para apoyar causas como la de Special Olympics.


    1 comentario:

    1. Patricia... M-Clan son Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez (ahora son duo, después de muchos cambios). El resto de músicos del grupo no forman parte de M-Clan. El que estuvo tocando Skyline a la guitarra con Tarque no era Santiago Campillo (que se fue del grupo, o lo echaron, de mala manera hace un montón de años ya). En tu crónica, que está de maravilla, debes cambiar Santiago Campillo y poner Ricardo Ruipérez (compositor con Tarque de todos los temas de los últimos M-Clan). Gracias y felicidades por la crónica. Y larga vida a Los Madison.
      Jordi Vadell

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves