• Breves

    lunes, enero 28, 2013

    Ceremonia del indiepop en la sala Matisse con La bien querida


    Hace unos días estaba comentando con una compañera de Alquimia Sonora que el indiepop “de toda la vida”, según lo pueda entender Elefant Records o similares, había dejado de aparecer por la escena musical valenciana, con la excepción de los macroespectáculos de La casa azul, tras unos años (estoy hablando de hace, solamente, tres o cuatro temporadas) en los que abundaba mucho más, cuando éramos visitados de forma bastante continua por Cola Jet Set, Papá Topo, Fred i Son, Zipper o grupos de la propia ciudad como Guatafán. Se podría decir, sin temor a equivocarse, que Valencia se ha quedado en manos del indie-folk y de cantautor, el género de moda últimamente. Y esa limitación es una lástima, la verdad.

    Por suerte, Girando por salas siempre parece estar atento a ese detalle, y si hace unos meses nos acercaron a la zona levantina a Klaus & Kinski, este año su iniciativa incluye a La bien querida, seudónimo de Ana Fernández-Villaverde. Una buena noticia, porque Ana, con la eterna compañía de David Rodríguez, una de las mayores personalidades del indie, también líder de otro proyecto con seudónimo, La estrella de David (por cierto, aprovechamos para demandar un concierto suyo en Valencia lo antes posible, porque sus pequeños discos, casi siempre disponibles de manera gratuita en su bandcamp, son más que preciosos), es una maravillosa y expresiva cantante, con un tono monocorde extrañamente arrebatador, que trata sin ambages, entre capas de música alegre y llevadera, la desazón, la depresión, las ganas de no levantarse de la cama, pero siempre con esos puntuales arranques de belleza, que le permiten decir (¡en un mundo como el actual!) “me hubiera casado contigo de habérmelo pedido”.

    Y es que, aunque creo (contradiciendo la mayoría de opiniones que he leído, también es cierto) que La bien querida ha perdido un poco de fuerza desde que se ha ido introduciendo cada vez más de lleno en la electrónica y el krautrock (y parece que, en directo, está reinterpretando en esa clave las canciones de sus dos anteriores y sensacionales álbumes), sobre todo a raíz de su último cd, Ceremonia, también título de su gira por toda España, me parece una cita realmente ineludible la que habrá este próximo viernes 1 de febrero en la Sala Matisse. A partir de las 10 de la noche, por 10 euros de venta anticipada.

    Más info:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves