• Breves

    viernes, enero 18, 2013

    El Columpio Asesino – WahWah – 17/ene/2013

    El Columpio Asesino – WahWah – 17/ene/2013
    Anoche en la sala WahWah tuvo lugar el esperado concierto de El Columpio Asesino programado como parte del Festival VLC Urbanoorganizado por Tranquilo Música, Producciones el Caimán y Mundosenti2,  y que fue aplazado en su día. Anunciado para el pasado 16 de noviembre a celebrar en el Polideportivo de El Cabanyal, estaba previsto que la banda navarra compartiese cartel con Los Corizonas y con  Ana Curra,  presentando ésta la revisión del disco de Parálisis Permanente “El Acto”. La expectación creada por el concierto estaba justificada puesto que la banda de los hermanos Arizaleta llega en su mejor momento para finalizar la gira de su exitoso cuarto disco, el excelente “Diamantes” con el que han cosechado gran cantidad de elogiosas críticas y que ha sido ampliamente premiado. En la IV Edición de los Premios de la Música Independiente (2012) se hicieron con seis de los galardones: mejor álbum, mejor canción (“Toro”), mejor artista español, mejor artista del año, mejor directo y mejor producción. Sobre el escenario del WahWah, Albaro y Raul, acompañados de Cristina, Iñigo y Dani demostraron que los premios, especialmente mejor álbum, canción y directo son sobradamente merecidos. Sobre todo este último, pues cumplieron con la promesa que contiene el estribillo de su canción fetiche, “Toro”, y “nos hicieron bailar toda la noche”.

    Originarios de Pamplona, la banda gira en torno a las composiciones  de Albaro (batería, sintetizadores y voz) y Raul Arizaleta (guitarras y sintetizadores). A los hermanos se unieron en 1999 Unai Medina y Xavier Ibero. Todos tenían un pasado en formaciones punk y estaban influenciados por Pixies y Sonic Youth. Desde el primer momento han contado con el reconocimiento de crítica, público y programadores musicales, tanto de radio como promotores de conciertos. Así, en 2001 ganan el Proyecto Demo convocado por Radio3 lo que les permitirá grabar su tercera maqueta y les facilitará su inclusión en el cartel del Festival Internacional de Benicásim de ese año. La suerte sonríe a los navarros en cuanto a concursos y festivales y el año siguiente ganan el concurso del Lagarto Festival organizado por la cadena Sol Música en colaboración con la discográfica Astro lo que les permite grabar con ésta su primer larga duración, “El columpio asesino” (Astro, 2003) que presentarán en la edición del 2003 del FIB. Con este sello grabarán su próximas dos referencias discográficas: “De mi sangre a tus cuchillas” (Astro, 2006) y “La gallina” (Astro-Pías, 2008) embarcándose con la presentación de ambos en extensas giras por territorio nacional y extranjero que incluyeron China, Filipinas, México y El Salvador. La consagración vendrá con su último trabajo, el laureado “Diamantes” (Mushroom Pillow, 2011) cuya gira de presentación cerraban en WahWah a falta de otras tres citas antes de que la banda haga un parón en sus directos con previsibles proyectos de volver al estudio.

    La evolución tanto de música como de textos es tangible en las distintas entregas discográficas. Frente al sonido más oscuro y sucio de su álbum homónimo y su segunda entrega, pleno de temas de una urgencia que se orienta hacia el punk y acompañados por el inclasificable y característico sonido de la trompeta, sus trabajos más recientes muestran guitarras más claras y reposadas. Sintetizadores y secuenciadores aumentan su peso específico en los temas con un tratamiento heredero del synthpop de los primeros ochenta, similar a losNew Order de sus dos primeros álbumes.  La incorporación de Cristina Martinez cuando graban “La gallina” dotará a las interpretaciones vocales de mayor riqueza, contrastando la grave voz de ésta con la más aguda de Albaro que, sentado tras su batería, cantaba todos los temas. A la vez, abandonan el inglés que habían empleado en algunos temas por el castellano en exclusiva en su última entrega, componiendo unas letras que relatan historias urbanas no exentas de crudeza, donde el sexo, la incomunicación, la soledad, las drogas o el desamor se despliegan en versos sugerentes a la par que crípticos.

    La formación actual que pudimos ver en WahWah es la que ha grabado “Diamantes”Albaro Arizaleta (batería y voz), Raul Arizaleta(guitarra), Cristina Martinez (guitarra y voz), Iñigo Sola (sintetizador, trompeta y percusión) y Dani Ulezia (bajo). El Columpio Asesinocuenta con todos los elementos a su favor para ofrecer un directo arrasador: una discografía lo bastante extensa como para poder confeccionar un setlist atractivo; un sonido personal y potente que transita entre las bailables bases electrónicas de sintes, secuenciadores y bases pregrabadas a las que hay que añadir percusiones y unas guitarras incendiarias manejadas con soltura por el mayor de los Arizaleta y por Cristina. Imprescindible el bajo de Dani Uleizia, de una sencillez machacona que en ocasiones se erigía en protagonista sinuoso de la mayoría de los temas. Si a todo esto le unimos un volumen de sonido que sobrepasa el habitual y una actitud de entrega en el escenario que conjuga el entusiasmo flamenco de Cristina,   la concentración lisérgica de Raul y Dani, la celebración inquieta y apasionada de Iñigo y el desparpajo de Albaro, sólo hay que añadir un auditorio entregado y conocedor de los temas del grupo para completar el concierto perfecto.

    Supieron dosificar la cantidad de temazos que acumula su discografía y pareció que el concierto se dividía en tres partes si atendemos a los discos que repasaban y sobre todo a la reacción de la gente. Con “Ye, ye, ye”, tema de su primer disco homónimo se abría la primera mitad del concierto en el que repasaron temas de éste y su tercer trabajo, “La gallina”. La gente respondió con emoción a la escucha de“Motel”“Castigadora”, “Un arpón de grillos” y “La marca en nuestra frente es la de Caín”, canciones que fueron calentando un ambiente que ya partía de la incandescencia. La inclusión en esta primera parte de la versión que hacen del tema de We are Standard,“On the floor”, coreada enseguida por la gente, nos hizo prever que el repaso de su última obra, “Diamantes” iba a ser lo más celebrado de la noche.

    La segunda parte se centró en este álbum, desgranado sus composiciones en un previsible orden: “MGMT”, “Corazón anguloso”, “Diamantes”, “Perlas” y “Toro” con las que consiguieron un intenso crescendo que culminó en el que ha sido sin lugar a dudas el hit del año pasado. Para el bis que no fue reclamado por la audiencia, pero por puro agotamiento y por el convencimiento de que contábamos con él, repasaron su segundo álbum: “De mi sangre a tus cuchilas”. “Floto”“Lucas 44-48” o “Edad legal” cerraron un concierto intenso, en el que la entrega de la banda sólo fue comparable a la de la gente que se concentró en WahWah con voluntad de desgañitarse con versos como “Te voy a hacer bailar toda la noche”. Promesa cumplida.






    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves