• Breves

    viernes, enero 18, 2013

    Entrevista a San Marino: "Una fórmula para sobrevivir en el mundo de la música... tener otro trabajo"

    Con ellos no sirven las etiquetas. Al margen de cualquier estilo, espacio y casi tiempo, su procedencia es lo de menos cuando las canciones se convierten en lo más importante. Lucía Figueroa escribe en clave de bolero, tango, tex-mex o sabor a New Orleans e Iván Hanon produce, pone las cuerdas y da empaque a una tradición sonora (no en vano la bebió a tragos en su Argentina natal) que asienta sus raíces, si es que las tuvo alguna vez, en un crisol de influencias y conexiones cruzadas que casi atraviesa los cinco continentes. Ahora andan presentando el trabajo que esperan les haga trascender los muros de lo “underground” –y me refiero más a la actitud que a otra cosa- y compartir su exquisito ‘Vermut’ con las almas descarriadas que se acerquen a verlos en directo. San Marino son, desde ya, una de nuestras apuestas para 2013.

    Alquimia Sonora: Un dúo transoceánico (una compostelana y un argentino) que inició esta aventura para convertirla posteriormente en quinteto tras incorporar una sección rítmica. ¿En qué ha variado o cómo ha evolucionado el proyecto de San Marino en estos más de dos años desde su formación?

    San Marino: Pues no podemos quejarnos, San Marino no ha dejado de crecer desde sus inicios. Hemos ido  componiendo, grabando y produciendo temas hasta llegar a los once que componen ‘Vermut’ y otros que no están en el disco pero que tocamos en vivo. Además, como bien dices, hemos pasado de ser dos músicos en el escenario a ser cinco y esa era la idea que teníamos desde el principio, ya que las canciones habían sido compuestas para banda. Desde nuestro primer directo hace dos años no hemos parado de tocar, y el rodaje que nos han dado los más de cuarenta conciertos que hemos hecho desde entonces han forjado la identidad propia que  San Marino tiene actualmente en los escenarios. Hemos tenido la suerte también de hacer un par de videoclips dirigidos por Pablo Finkel, que han completado el pack de presentación en sociedad.

    Alquimia Sonora: ¿Qué puede esperar vuestro público potencial cuando os presentais con una etiqueta como la de “retropop”?

    SM: Sorpresa seguramente, porque las canciones son muy distintas entre sí. Nuestra línea argumental es la de la diferenciación, evitamos hacer canciones que se parezcan entre ellas. Encontrarán música con claras referencias a estilos que hoy en día no están tan de moda como el pop o que alguna vez fueron “pop”.

    Alquimia Sonora: ¿Cómo disteis con los músicos apropiados para aproximaros a esa mezcla, a esa fusión sonora tan exhuberante? Supongo que no sería fácil.

    SM: En realidad, primero fue la fusión y luego tuvimos la suerte de poder compartir San Marino con  buenos músicos, amigos que ya conocíamos de proyectos anteriores. Antes de unirse a nosotros conocían nuestra música y nos habían visto en directo cuando actuábamos como dúo, así que ya sabían lo bien que lo podíamos pasar.

    Alquimia Sonora: Hablemos del proceso de grabación, del trabajo en el estudio y cómo se han ido grabando los temas.

    SM: El disco ha sido totalmente grabado y producido en nuestro estudio, y si bien contamos con tecnología digital, cuidamos mucho las formas, sin sobreprocesamiento, con tomas enteras y con algunas “pifias” incluidas, evitando al máximo el  “corta/pega”. La idea era hacer un disco orgánico, humano y de músicos. Lo mismo ocurrió con la mezcla, que se realizó con el método “tradicional”, es decir, con un número (auto) limitado de procesadores y efectos. De nuevo, evitamos caer en la tentación de utilizar todo el arsenal sonoro actual, que es prácticamente infinito.

    Alquimia Sonora: Funk, blues, ritmos de tango, apuntes psicodélicos… Se nota que no hay prejuicios en San Marino, y que hay mucho bagaje en cuanto a geografía musical.

    SM: Desde que nos conocimos la compostelana y el argentino coincidimos en nuestro gusto por ciertas músicas que nos habían marcado y nos habían acompañado en nuestras vidas. Todos los estilos por los que estamos influenciados nos evocan algo mágico. Nos encanta viajar en el tiempo y en el espacio, por lo que las canciones son algo así también, un viaje a lugares lejanos y momentos diferentes al presente.

    Alquimia Sonora: Y arriesgado, porque hacer música de fusión, si es que podemos llamar así a lo vuestro, requiere ciertas aptitudes que el pop de corte más estandarizado no suele reunir.

    SM: Hemos escuchado, tocado y estudiado diferentes estilos de música, por lo que bajo la etiqueta “pop” hay mucho más que música ligera, pero al mismo tiempo el pop le da frescura a las influencias más académicas que nos formaron.

    Alquimia Sonora: El título del primer trabajo, ‘Vermut’, suena igual de “retro” que el disco en general. Es una palabra en desuso, que suena a décadas pasadas y a un tiempo en el que la música quizá se disfrutaba de otra manera.

    SM: El vermut es un aperitivo (muy retro además), y pensamos que este LP es algo así, un aperitivo de mucha más música y más discos de San Marino. Además nos parece una bebida con cierto romanticismo, y nosotros somos unos románticos.

    Alquimia Sonora: ¿Ese lado crápula y arrabalero de vuestra música tiene que ver con el sello portuario y de ciudad multicultural que siempre ha tenido Barcelona, donde teneis vuestra base de operaciones?

    SM: Nuestro lado crápula y arrabalero es más compostelano y bonaerense que barcelonés. Ya éramos unos crápulas antes de llegar a Barcelona… De hecho, éramos mucho más crápulas, San Marino nos redimió.

    Alquimia Sonora: No sé si también podríamos incluiros en ese cajón de sastre que últimamente parece la música latina. ¿Cuánto de eso creeis que hay en estas canciones?

    SM: Bueno, lo “latino” en nuestra definición es más una provocación que un hecho consumado o sonoridad en particular, la gente tiende a pensar más en artistas comerciales como Chayanne o Bisbal… Y nosotros estamos muy lejos de ellos, para bien y para mal. Aunque algunas de las canciones tienen ritmos, melodías y/o letras con color latinoamericano, también tenemos otras influencias tan dispares como la psicodelia norteamericana, la música disco o el jazz.  La que sí es muy latina es nuestra actitud en los escenarios, tocamos y cantamos hacia fuera, liberados, con mucha pasión y descaro.

    Alquimia Sonora: En el adelanto, en esos seis temas que ya hemos podido escuchar en la red, se adivina que el bolero, entre otras, es una de las músicas que os apasiona. ‘El antídoto’, por ejemplo, me parece un buen ejemplo de ello.

    SM: El bolero forma parte de nuestras vidas, de nuestras infancias, de nuestras familias. Nuestros abuelos y nuestros padres, aunque en continentes diferentes, escuchaban boleros, y nosotros coincidimos en que ya de niños nos impresionaban aquellas letras tan exageradas y aquellas melodías tan sentidas.

    Alquimia Sonora: Con esas letras tan dramáticas y esa estética tan vintage, al menos en disco, creo que en el directo puede estar gran parte de vuestro atractivo. ¿Cómo estais trabajando los conciertos de presentación?

    SM: Cierto. En directo San Marino es algo más que las canciones, aunque sean lo más importante. En nuestra puesta en escena se mezclan mucha música,  momentos muy teatrales y bailes frenéticos.. Aunque hay temas muy desgarradores, otros son muy energéticos, así que solemos acabar todos bailando como locos, nosotros y el público. Pura actitud “Latin Power”. En cuanto a los conciertos de presentación de ‘Vermut’, vamos a tocar en varias ciudades de la península, entre ellas Barcelona, Madrid, Zaragoza, Donosti... ¡Pronto estarán disponibles las fechas de nuestra gira santa!

    Alquimia Sonora: Mojaos: Una fórmula para sobrevivir (lo mínimo que se puede pedir)en esta jungla en estos tiempos tan duros en los que los músicos y la cultura en general parecen haberse convertido poco menos que en forajidos que luchan por reivindicarse en una sociedad cada vez más sorda.

    SM: Una fórmula para sobrevivir en el mundo de la música... Pues tener otro trabajo. No, en serio, no tenemos la fórmula y si no la encontramos entonces lo mejor será irse de esta jungla. Igual siempre tendremos la esperanza de vivir un nuevo Renacimiento.

              

    Más info: http://sanmarino.bandcamp.com/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves