• Breves

    lunes, febrero 25, 2013

    Lagartija Nick+Doctor Divago. 7º Aniversario Vinilo Valencia. Sala Wah Wah (Valencia). 23/02/2013



    Lagartija Nick+Doctor Divago. 7º Aniversario Vinilo Valencia. Sala Wah Wah (Valencia). 23/02/2013


    Texto: María Carbonell y Rafa Estévez García

    El 7º Aniversario Vinilo Valencia se cerró en una velada aplastante con dos platos fuertes, uno de la escena local y otro de la escena nacional, la pasada noche se reunieron en la Sala Wah Wah, Doctor Divago y Lagartija Nick para firmar una noche histórica en la ciudad del Turia. 

    Doctor Divago, en activo desde el año1989 (casi nada), con nueve LP’s a sus espaldas además de participar en recopilatorios y discos tributo, peones del escenario y pura energía rock and roll. Una formación que a lo largo de su trayectoria ha tenido variaciones, siendo Manolo Bertrán (cantante y guitarra), Antonio Chumillas (armónica) y Asensio Ros (batería), los componentes inamovibles e incorporando en el año 2003 a Edu Cerdá (bajo) y David Vie (guitarra), los cinco han sido los responsables de sus tres últimos álbumes. Su última entrega fue “La belleza muda de los secretos del mar” (La Produktiva, 2010) y ahora se encuentran preparando su próximo trabajo que saldrá después del verano, editado por Bonavena Música.

     

    Su directo fue un recorrido por su larga carrera presentando también temas nuevos, un setlist muy acertado que hizo rememorar al público los grandes temas de Doctor Divago, con una sala llena y con muchos seguidores que corearon sus canciones de principio a fin. “Taxista de Memoria Fotográfica” dio el arranque a una noche donde había que contener la emoción, corazones palpitantes e interiores erizados luchaban por mantener la serenidad de ver a Doctor Divago al completo, la conexión musical entre sus miembros quedo reflejada con un grandioso directo. Un sonido excelente hizo retumbar en nuestras sienes la dosis de rock and roll que nos tenían preparado. “Silencio”, “El asesino tocaba la armónica”, “Tan Enfermo”, “Los tontos buenos tiempos”, “La habitación de Charo” y “Frunciendo el ceño” entre otras, se sucedieron en un directo potente y directo, cerrando con “Tiempos Felices” de Los Pasos.

     


       


     


    Doctor Divago consiguieron una puesta en escena llena de autenticidad y pasión acompañadas de la sencillez que les caracteriza. El virtuosismo en la guitarra de David Vie, la actitud y talento de Edu Cerdá en el bajo, los golpes perfectamente encajados de la batería de Asensio Ros, la deslumbrante armónica de Antonio Chumillas, y Manolo Bertrán como uno de los mejores cantantes de nuestra escena, calentaron una sala abarrotada que siguió con expectación y mucha ilusión tanto sus temas antiguos como los nuevos cortes de su próximo disco. Larga vida a Doctor Divago.



    A continuación salieron Juan Codorniu, Eric Jiménez y Antonio Arias, (falto su otro guitarrista Miguel Ángel Pareja, baja causada por enfermedad), para darnos una maravillosa lección, el tema a aprender fue que con una guitarra, una batería y un bajo se puede romper la barrera del sonido haciendo vibrar al público asistente durante toda su actuación. El incombustible Eric Jiménez se convirtió en el malo de la película y marcó el concierto de principio a fin sin dejarnos tiempo para tomar aliento, soplos de aire imprescindibles para mantener un ritmo frenético dibujado con dosis de punk y rock and roll.

    “Sonic Crash” fue la pieza escogida para dar el arranque, tema instrumental que nos iba introduciendo en el cuerpo una descarga sonora, una vez puesta la alerta, ya no hubo tiempo para concesiones. “Tan raro, tan extraño, tan difícil” fue la siguiente, de esta forma nos unirnos a Antonio en la parte vocal para no dejar de cantar letras brillantes que nos acribillaban con una realidad visionada por un cerebro de alto standing, un intelecto sublime que hace firmar historias inolvidables. “Ahora”, “No lo puedes ver”, “Napalm”, “Hipnosis”, “El mundo desaparecido de los guantes” y “La gran depresión” protagonizaron una primera parte de un setlist que aterrizo en “Hipnosis”.

    Después sonaron las Caras B de los singles del Lp de “Hipnosis” que volverían a aparecer más tarde en el Ep “Algo cínico”, cortes como “Gansterville”, “Policía Detrás”, “Algo cínico”, la versión de Syd Barret “No man’s land” y la de The Electric Prunes “I had too much to dream (Last Night), nos siguieron mostrando a una banda de altura con una perfecta puesta en escena, imponentes con trallazos de los que quitan el hipo.

    Primer bis para volver a dejarse caer por “Hipnosis” con “Déjalos sangrar”, “Disneyworld”, “Un mundo real”, para luego saltar a su segundo trabajo “Inercia” y llegar al “Nuevo Harlem” para encontrarnos con “Esa extraña inercia (anfetamina)” y convertir en “Universal” su particular “Satélite”.

    El cierre lo echaron con un segundo bis donde nos lanzaron a la cara “Nacidos para dominar” versión de Parálisis Permanente, y dos cortes de su tercer disco “Su”. El que avisa no es traidor: “Solo tocaremos canciones de nuestros tres primeros discos”, así fue gracias a un setlist creado a conciencia y montado con criterio y coherencia. “Mi chofer psicodélico” y “Úsame” dijeron adiós a la noche más intensa de la temporada.

    Un directo de los de verdad, de los que te dejan exhausto, te hace perder el control para unirte a la fascinación ciega ante una banda mítica. Directo con una brillantez instrumental, destacando la velocidad de la luz en la batería de Eric y la genialidad en la guitarra de Juan, que con un Antonio Arias en contacto con el público toda la noche (no paro de hablarnos, de sonreírnos y de mirarnos), nos concedieron ver cumplidos uno de nuestros sueños.


    Más Info: 

    Sala Wah Wah

    Vinilo Valencia

    Lagartija Nick

    Doctor Divago

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves