• Breves

    jueves, abril 04, 2013

    Superseco presenta su nuevo ep en la Sala Wah Wah junto a Linqae


    Hace años que se me quedó en la cabeza la frase de una crítica de música. Creo que se refería al “Human Touch” de Bruce Springsteen, al que calificaba de sonar demasiado a “fábrica de singles”. Jamás he entendido esa forma de vilipendiar a algo que busca originar un tipo de disfrute en el oyente, como si la comercialidad estuviera reñida con el buen gusto o significara justo lo contrario que calidad (otra cosa es  que "Human Touch" sea de lo más regularcillo del Boss, aunque después de escuchar su último disco, "Wrecking Ball", se añora el recuerdo de aquél). Sí, cuando la comercialidad surge de un abstracto ente amorfo industrial encargado de dictaminar las modas de toda una generación puede hacer pasar muy malos ratos (huelga dar ejemplos, ¿no? Pongan Los 40 Principales, y ahí habrá unos veinte ejemplos por hora), pero, ¿qué hay de la comercialidad cuando surge como una forma de ver, escuchar y disfrutar el mundo y la música que, curiosamente, se basa en referentes y apreciaciones que “entran”, digamos, más fácilmente a la gente?.


    Todo ésto viene a cuento porque el nuevo ep de Superseco, “Futuro”, es una auténtica fábrica de singles (lo único malo que le veo es que sólo sean cinco). Desde la marcha de su antigua teclista, Montse, Superseco (formado ahora únicamente por Martín, Cabo, Rafa y Julián) se ha convertido en un grupo guitarrero, y “Futuro” es una descarga continua de pasión, arrebato, guitarras afiladas e intensidad. Desde que “Por ti” comienza, olvida el descanso, las baladas excesivamente ñoñas,... Sí, las canciones están llenas de sensibilidad, de romanticismo, de ilusión, pero en ningún momento explotadas hasta la naúsea o la saciedad. Y lo mejor de todo es que carecen del caos y del agobio de los grupos que comienzan, y que vagan sin rumbo entre sonidos potentes, buscando su voz y épater a quien se quiera dejar. Superseco, que han corregido pequeños detalles que, de vez en cuando podían jugar en su contra (la longitud de las canciones de su ep de debut, que corrían en ocasiones el riesgo de repetirse... momentáneamente, por suerte), ganando en concreción y haciéndose más directos y esenciales, disfruta de una madurez, confirmada canción tras canción de su más reciente obra hasta llegar a la última: una versión, precisamente y no por nada, declaración de principios creo yo, de Los Brincos. Entre medias, las sensacionales “Hora de volver”, “Sin título” (con ese maravilloso inicio a lo Weezer) y “Futuro”, gozosas y llenas de poderosos estribillos. Lo mejor y más bonito del pop, en definitiva, en manos de una banda con todo un futuro por delante, pero con todo un pasado bien amueblado a la espalda.


    Y en directo suenan perfectamente. Para demostrarlo, este próximo sábado 13 de abril estarán en la Sala Wah Wah, tocando junto a Linqae, que siguen presentando desde el año pasado su “Collapse”, rock lleno de toques electrónicos y ochenteros, de atmósferas nebulosas y densas, ocasionalmente subterráneas. Las entradas van desde 6 euros (si se reservan anticipadas a través del evento en Facebook) a 9 si se compran en taquilla. Y las 40 primeras van con regalo gratuito del ep físico de “Futuro”. Si no se consigue, tampoco pasa nada: aquí bajo tenéis el link de descarga, de nuevo totalmente gratis. Perderse el concierto, por desgracia, sería imperdonablemente irrecuperable.


    Más info:


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves