• Breves

    domingo, mayo 19, 2013

    “Cénit”, de Standstill – La Rambleta. Valencia 18-05-13

    “Cénit”, de Standstill – La Rambleta. Valencia 18-05-13 

    Madurez sonoro-emocional en la concepción escénica de un espectáculo que traspasa los límites de la 4ª pared a base de latigazos luminosos y arpegios en el alma. “Cénit” es el show con el que los catalanes Standstill presentan “Dentro de la luz”, su nuevo trabajo todavía no publicado, y del que todos parece que esperaban más. Enric Montefusco se convierte en ese alquimista que no cesa en su tarea, la de depurar una propuesta musical tan arriesgada como la que abanderan. Junto a él, los caballeros con armaduras sacras y escudos intercambiados: Ricky Falkner (exiliado de las cuatro cuerdas al teclado), Piti Elvira (menos guitarra y más percusión), Víctor Valiente (teclados, campanas tubulares) y Ricky Lavado (reverencia ante el maestro de las baquetas).

    Perdonadnos si Pau Vallvé, con una breve pero intensa y sincera actuación, no aparece más que en esta disculpa a lo largo de las siguientes líneas, pero la noche era la de un “Cénit” sin aditivos. Y la nuestra, es una madrugada de resaca standstilliana en la que los ecos del “¿qué es lo que ha pasado hoy sobre el escenario de La Rambleta?” siguen rebotando entre lásers de colores y sentencias certeras. A Standstill puede gustarles “tanto ir de tu mano”, pero no necesitan complacencias para navegar como Ulises en esa Odisea artistico-emocional en la que se embarcaron con su anterior show. Lo mejor de Standstill, lo sorprendente, lo que acalla puertas y entorna bocas, es la reinvención de ellos mismos sobre el escenario. Evolución necesaria que los devotos se inyectaron en vena para, quizás, poder alcanzar ese cénit junto a la banda. 

    Más sacros y complicados compositivamente (“Adiós madre, cuídate” parece que se nos cuele dentro como un haz de esa luz que llena el espectáculo), Standstill se adentran en esa línea poética de lo cotidiano que abrían en “Adelante Bonaparte” y ahondan en una partitura intensa que se atrinchera en la emoción (“Me gusta tanto” es un ejemplo) y en la progresión casi mística de lo épico. Así, sin más aderezos, podría parecer que “es lo mismo a lo que nos tienen acostumbrados”, pero bajo esa capa conocida, bajo la piel de lo esperable, se encuentran cada uno de los recovecos estilísticos de este “Cénit”

    No se trata de un concierto. El propio lugar que los amigos de La Viejita Música y Let's Go Promociones visualizaron como el espacio idóneo para albergar a los parroquianos de Standstill se convirtió en un miembro más de la banda. La solemnidad de los aderezos escénicos que subyacen a la magia teatral es fundamental para entender “Cénit”. Standstill se saben poseedores de una habilidad casi prestidigitadora para revolucionar los espíritus de los allí presentes. Garantes de la solemnidad y transgresores de sus propios pasos, volvieron a demostrar sin necesidad de palmaditas en la espalda, que ellos juegan en otra liga. 

    Deshacerse de etiquetas, quizás es complicado en una industria y, por extensión, en una sociedad que las necesitas para catalogar. Standstill se desprenden de todas esas costuras que les seguían esclavizando al rock, al hardcore, al rock melódico, al indie... y salen vivos sin más dramas. La posibilidad de concebir un espectáculo escénico en el que la música sea tan importante como las emociones que se visualizan es clave para que “Cénit” sea lo que es. Y pensar en que “Cénit” debería ser cualquier otra cosa (al salir escuchamos frases como “le falta algo al final”) es caer en el error. 

    Retroproyecciones pictóricas y las propias imágenes a modo mosaico de Montefusco y de Lavado (registradas en directo) que marcaban la presencia ojival más allá de los arcos a través de los cuales se abría la ventana al universo Standstill. Una arquitectura sonora estilizada en 3 dimensiones generadora de ambientes impensables sobre el escenario, y como ejemplo es el final con "Un sitio nuevo" en el que un cielo cubrió a los asistentes en el palco de butacas y que dejaba a la formación sobre ese estampado que rompía esa 4ª pared que ya hemos mencionado. Y tras ese cielo, como trascendiendo a la propia eternidad estrellada, la propia banda, más allá de esa cúpula, y propiciando la mirada cenital hacia el público. 

    Tras vivir la experiencia sensorial de los magos de la magnificencia épica, el silencio. Invocar al silencio de nuestros pensamientos en un akelarre de creación y plasticidad; el ritual compartido en una noche en la que muchos nos quedamos dentro de la luz deseando que no acabara ese día eterno. Mantras contínuos, sutiles coros casi ceremoniales y la grandilocuencia de un espectáculo que trasciende a la música, que excede al teatro. Levitación espiritual en un continuo estado de éxtasis al más puro estilo renacentista con el que nuestros propios cuerpos, los de los asistentes, reaccionaban desde el interior hasta la superficie de nuestra piel. Y cuando algo, llamémoslo arte, llamémoslo sensación, llamémoslo sentimiento, es capaz de provocar reacciones físicas, es cuando ese “algo” deja de ser común y simplemente evoca a lo que no se puede mesurar. El cénit de la banda no es este, está claro, pero nos convierte en sumisos devotos de su popuesta, en fundamentalistas de esa luz que solo irradian desde el escenario. La pregunta que nos queda es "¿y después de esto... qué?": el ostracismo musical de cualquier otra banda, de cualquier otro estilo, de cualquier otra propuesta...

    Standstill: Cénit

    Standstill: Cénit

    Standstill: Cénit

    Standstill: Cénit
    Standstill: Cénit

    Setlist “Cénit”: 
    02. Conjuro de todos los tiempos 
    04. Tocar el cielo 
    05. Pequeño pájaro 
    06. Nunca, nunca, nunca 
    08. Me gusta tanto 
    09. Vuela, extranjero 
    10. Si vieras 
    11. La vasa de las ventanas 
    12. Un sitio nuevo 

    Próximos conciertos Standstill: 
    15 Junio – Pamplona (Tres Sesenta Festival)
    28 Junio – Arbicies (Pop Arb) 
    05 Julio – Barcelona (Cruïlla Festival) 
    12 Julio – Bilbao (BBK Live) 
    13 Julio – Sabadell (Embassat) 
    19 Julio – Nigrán (Port America) 
    26 Julio – Benidorm (Low Cost) 
    03 Agosto – Burriana (Arenal Sound) 

    Más info: 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves