• Breves

    lunes, mayo 13, 2013

    Gramolafest 3: The Dirt Tracks+Red Buffalo+Spheniscidae. Sala Wah Wah (Valencia). 10/05/13


    Gramolafest 3: The Dirt Tracks+Red Buffalo+Spheniscidae. Sala Wah Wah (Valencia). 10/05/13

    Al fin llego la esperada tercera edición del Gramolafest. El pasado viernes pudimos vivir su primera jornada, velada en formato eléctrico que protagonizaron Spheniscidae, Red Buffalo y The Dirt Tracks en la Sala Wah Wah.


    Que la escena valenciana está que arde, es un hecho más que constatable: una olla en plena ebullición de estilos, bandas, salas o locales refugios de la música en directo. Miles de objetivos que fotografían una larga y preciosa panorámica de la música hecha en Valencia.


    El doblete de Spheniscidae (luego se desplazarían a Alaquás para la final del PreFra, de la que salieron ganadores junto a Ghost Transmission), fue el responsable de que la primera cita Gramolera estuviera marcada con puntualidad británica. A las diez y media subieron al escenario Iñigo Soler (guitarra y voz), Alejandro Gómez Lechón (guitarra), Javier Marcos (batería y coros), Sergio Devece (bajo) y Nacho Nácher (guitarra) para desplegar “La historia inempezable” y esos temas nuevos que están haciendo sonar en sus directos desde hace un tiempo. Su formato acústico ya lo pudimos disfrutar en la pasada edición del Festival Directos en Escena, ayer fue nuestra oportunidad para escuchar su sonido a golpe de altos decibelios, electrificando las fibras sensoriales para no dejar de estremecer y quedarnos sin aliento. 


    Arrancando con “Acantilado”, tema que abre el disco, Spheniscidae nos condujeron a un viaje iniciático a través del aire, agua y el espacio para detenernos ante nuestras inquietudes, miedos y sentimientos más profundos, y aprender con sus cuidadas y mágicas letras a salir ilesos, alcanzar ese estado donde nos superamos y dejamos a un lado un rastro de banalidades mentales que nos torturan para triunfar alzando nuestros escudos espirituales. “Nuestra lucha”, “Bicicleta”, “Navidad”, “Flor” y uno de los cortes que esperamos esté incluido en su próxima entrega fueron el repertorio que nos regalaron, alternando tiempos lentos marcados por inteligentes ritmos compositivos y tormentas sonoras, atronadoras y abrumadoras que nos dejaron perplejos, una codiciada montaña rusa que Spheniscidae saben controlar con precisión.

    A continuación salieron Red Buffalo, banda que cuenta con un Ep “Sound of nature” grabado en los estudios Tigrus de Gandía, bajo la producción de Edgar Espí. Turno para Tono Simone (guitarra y voz), Pedro Sala (bajo), Mike Fernández y Manolete Blanco (guitarras), y Miguel Ángel (batería) y su rock ’n’ roll de raíz americana con reminiscencias a bandas míticas como la Creedence Clearwater Revival.


    Cortes como “Oklahoma Feather”, “Mountains”, “Pearl Buckles” y su hit “Meadow” sonaron entre otros en una Sala Wah Wah con un aforo repleto de seguidores de la banda, un directo contundente donde las guitarras alcanzan la mayoría absoluta para dejarnos ese sabor de música americana, con un batería de técnica impecable y un bajo que marcaba los ritmos de forma brillante. una fuerte e interesante puesta en escena que alcanzó puntos álgidos en temas como “Sunset” donde Tono aporrea el tambor.


    Despidiéndose sin haber terminado el setlist preparado a causa de una noche donde los tiempos estaban muy marcados, nos dejaron extasiados y la Sala Wah Wah ya había alcanzado altas temperaturas, ambiente caldeado para recibir a la última banda de la noche.

    The Dirt Tracks cerraron la noche. La banda que grabo su Ep de debut “Never been to mars” en los estudios Abbey Road, profesa un claro sonido heredero del sonido británico y que ha girado por países como Inglaterra y Alemania, puso el broche a una noche repleta de calidad y buen gusto. Santiago Coma (guitarra y voces), Rafael Vicente (guitarra y coros), Carlos Ortigosa (samplers y coros), Miquel Álvarez (bajo y coros) y Guillem Masid (batería) saltaron al escenario para arrasar con su dosis de rock and roll y tintes pop en las partes vocales, evocando a la voz de Thom Yorke a través de temas como “Lady low”, “High place”, “Weird and Green”, “Never been to mars” y “The madding crowd” entre otros. Un torbellino sonoro que dejo testigo una vez más de las cualidades de esta banda que esperemos tenga un futuro prometedor.

    Ni qué decir tiene que todos sus miembros destacaron en esa parte instrumental que les eleva a escalas mayores y proyectaron una excelente puesta en escena donde su frontman no paró de contagiarnos con su mirada y sonrisa. También nos quedamos con la actitud de Carlos al mando de los samplers, elementos de percusión y coros. Una fuerte personalidad encima del escenario que nos dejo atónitos.


    La web musical La Gramola de Keith volvió a la carga con su particular festival. Además de estar siempre pendientes de lo que ocurre en la ciudad y alrededores, y contar con una incesante actividad, consiguen en cada edición reunir a grandes bandas valencianas y cuidar hasta el más mínimo detalle todos los entresijos en torno a los días del festival.

    Desde Alquimia Sonora volvemos a reafirmarnos en la importancia de iniciativas como esta, su claro objetivo de defender la música local en directo y exponerse al riesgo que sufre todo promotor. Tendrían que ser valores suficientes para que el Gramolafest tuviera la respuesta que merece. Al menos así fue en la primera jornada donde el aforo alcanzo números a los que no estamos acostumbrados en los directos de la escena local. En breve podéis saber cómo se desenvolvió al jornada acústica del sábado en dELUXE pop club.


     The Dirt Tracks





    Red Buffalo





    Spheniscidae





    Más Info:

    La Gramola de Keith

    The Dirt Tracks

    Red Buffalo

    Spheniscidae

    Sala Wah Wah

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves