• Breves

    miércoles, octubre 23, 2013

    The Dictators NYC – Loco Club Valencia – 19/octubre/2013

    The Dictators NYC – Loco Club Valencia – 19/octubre/2013

    El pasado sábado, The Dictators NYC, hicieron una parada en el Loco Club de Valencia dentro de su extenso tour por la península que incluye once conciertos. La veterana banda son unos viejos conocidos de los escenarios de nuestro país donde tienen garantizado un buen taquillaje en cada gira habiendo agotado el papel en varios de sus conciertos. Pudimos comprobar la buena acogida de las huestes de Dick “Handsome” Manitoba entre el público local en un Loco Club lleno hasta arriba de incondicionales. Y eso que la oferta del pasado sábado en Valencia era variada e incluía un festival como el Deleste en la Rambleta que a la misma hora programaba el esperado regreso de The Pastels.

    Con cuatro décadas a sus espaldas The Dictators demostraron que siguen en tan buena forma como en 1973 cuando comenzaron a tocar en clubs de Nueva York como el mítico CBGB que desde entonces pasaría a la memoria colectiva como la cuna del Punk. La banda,  que en principio estaba liderada por el cantante, bajista y compositor de la mayoría de sus éxitos Andy Shernoff, se presentó bajo la advocación de The Dictators NYC, al abandonar Shernoff el grupo y tener registrado el nombre original. Un añadido que en el caso de los neoyorquinos parece un homenaje a la gran manzana cuya forma de vida han sabido reflejar en las letras de sus canciones como nadie y que es objeto recurrente en sus temas. Sus tres primeros álbumes editados en la segunda mitad de los setenta, Go Girl Crazy! (1975),Manifest Destiny (1977) y Bloodbrothers (1978) se convirtieron en el manifiesto fundacional del punk-rock, tres álbumes llenos de temas propios y versiones con los que redefinieron el rock and roll de finales de la década en la línea de bandas como New York Dolls, Flaming Groovies, MC5 o The Stooges.

    A la apertura de puertas del local se congregó una multitud de seguidores de los neoyorquinos, vestidos íntegramente de negro, color que dominó en una noche esperada con ganas por los amantes de las emociones fuertes. La banda demoró aproximadamente una hora su aparición, aunque la gente no se impacientó disfrutando del ambiente previo al set y de la música programada desde la cabina. Sobre la medianoche ocupaban el escenario del Loco ClubRoss Friedman (guitarra) y J. P. Patterson (batería), miembros de la formación original, acompañados de Dean Rispler (bajo) y Daniel Rey (guitarra rítmica), músicos convocados para completar la formación en esta gira. El primero es el bajista de Murphy’s Law y el segundo se incorporó a la banda durante el breve periodo en que cambiaron su nombre por el de Manitoba’s Wild Kingdom,  con lo que la complicidad estaba asegurada. El último en abandonar el camerino contiguo al escenario y situarse bajo los focos fue el carismático cantante, Richard Manitoba, animal escénico que estaba encantado ante el club repleto y cuya aparición fue jaleada por el personal.

    Con los acordes de “Savage Beat” y “The party starts now” daba comienzo una lección magistral de rock and roll a cargo de veteranos maestros y ante un público entregado. La fiesta había comenzado a ritmo salvaje. Y se prolongó durante noventa minutos incluyendo el encore final a lo largo de la discografía de la banda, repasando sus tres primerizos discos de los setenta y su último trabajo publicado que contiene temas inéditos:D.F.F.D. (2001). El setlist no varió del que interpretaron en su gira por U.S.A. excepto en el orden de las canciones. Manitoba, Friedman y Patterson, asistidos por Rispler y Rey continuaron con uno de sus clásicos de su primer disco, “Next Big Thing” para continuar con dos de su último álbum:“Avenue A” y el clásico “Who will save Rock and Roll?”. Con su versión de “American Beat” homenajearon a otra de las bandas capitales de la escena neoyorquina desde los setenta y que recientemente habían pisado el mismo escenario que ellos estaban desgastando: The Fleshtones. Curiosamente cuando se produjo la escisión en el grupo y Manitoba formó Manitoba’s Wild King junto a Patterson y Rey en 1990, Shernoff se iba a tocar con la banda de Peter Zaremba.

    La segunda mitad del concierto fue un repaso en profundidad de su tercer álbum, Bloddbrothers (1978). De éste, sonaron con intensidad y coreadas por la gente “I stand tall”, “Baby let’s twist”, “Faster and louder”, “Stay with me” y el tema que lo cierra: una versión de “Slow Death” de los Flamin Groovies. No se olvidaron de otro de sus temas estrella, “I life in the city (New York, New York)”. The Dictators demostraron una vez más que son una banda de directos más que de álbumes,que se sienten más a gusto sobre el escenario que en el estudio de grabación. Su hard rock es tan equidistante del heavy metal cuyas poses a veces adoptan, como del rabioso punk del que fueron padrinos. En definitiva lo suyo es sólo puro Rock and Roll y así lo disfrutamos el pasado sábado. Who will save Rock and Roll?



    PRÓXIMAS FECHAS:

    23/10 Sala Son, Cangas
    25/10 El Sol, Madrid
    26/10 Estudio 27, Burgos
    29/10 Mardi Gras, A Coruña
    30/10 La Iguana, Vigo
    31/10 Kafé Antzokia, Bilbao
    1/11 Bukowski, San Sebastián
    2/11 Serie Z, Jerez

    ENLACES:



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves