• Breves

    sábado, diciembre 14, 2013

    Kurt Baker Band - Loco Club Valencia - 7/DIC/2012.

    Kurt Baker Band - Loco Club Valencia - 7/DIC/2012.

    Dentro de su gira hispanofrancesa Kurt Baker y su banda hicieron una parada el pasado sábado en la sala Loco Club de Valencia. El día anterior, la formación de Portland (Maine) habían realizado un magnífico concierto en el marco del XXV Purple Weekend celebrado en León y por las imágenes que hemos visto y comentarios recibidos el éxito del quinteto fue tremendo llenando la sala hasta reventar de incondicionales. Con estas perspectivas nos acercábamos el sábado noche al club valenciano con el recuerdo de la visita de Kurt Baker hace tres años a la Sala Matisse. De la mano de la productora Alta Tensión, Kurt tocó con su antigua banda, The Leftovers y celebraron un concierto que volvió locos a los seguidores del grupo allí congregados. Las expectativas de que repitiese un show de la misma intensidad con la Kurt Baker Band eran palpables entre los congregados alrededor del club antes de que diese inicio la sesión.

    A pesar de sus veintiséis años, el bibliotecario de Portland, (oficio que alterna con su carrera musical) nos ha dejado un buen puñado de EPs, splits, singles y largos repletos de tremendas canciones pop, plenas de guitarras vibrantes y magníficos estribillos, de irresistibles bajos y baterías llenas de beat, de coros optimistas y teclados celestiales. Tanto con su antigua banda, The Leftovers autores de un expeditivo a la vez que irresistible punk pop, como en solitario, Kurt Baker ha facturado discos de versiones en los que rinde homenaje a sus héroes del pop (como el EP "Got it covered" con temas de The Knack, Elvis Costello, Bondie o Nick Lowe) o álbumes propios como su última entrega, "Brand new beat", disco de poco más de media hora que reúne diez piezas entre el pop anfetamínico de "Partied out" y "Hit the ground" y la balada con ecos de los sesenta como "She's not sorry" y "I don't wanna cry", que lo sitúan entre las obras de referencia del pop más vigoroso. Con motivo de su gira por nuestro país, Rumble Records ha editado un EP cuya portada es un guiño al "Viva Tequila" que facturaron allá por principio de los ochenta la banda hispanoargentina.

    Si para los aficionados al power pop el primer Lp homónimo de los norteamericanos The Beat, (la banda de Paul Collins que para no confundirse con los británicos del mismo nombre se reformuló en Paul Collin's Beat), es la biblia del género y Paul su rey, en el concierto celebrado el verano pasado en el que éste invitó a compartir escenario a Kurt parece que ambos escenificaran el relevo de la generación más joven sobre el veterano de los ochenta. Heredero de las melodías sixties más pop y de la energía de la New Wave, para muchos aficionados Kurt Baker es en estos momentos el rey del power pop, argumento difícil de rebatir después de presenciar su concierto en Loco Club el pasado sábado. Toda la herencia de grupos como Rockpile, The Ramones, The Rezillos, The Rubinoos, The Knack, The Romantics, The Paul Collin's Beat o solistas como Nick Lowe, Elvis Costello o Paul Kelly se encuentra en las grabaciones y en los directos de Kurt y su banda.


    Como en Valencia nos tomamos las cosas con calma y no hay prisas a la hora de salir, media hora después de su apertura la sala no presentaba un aforo como el que esperábamos. En una esquina junto al escenario, Wyatt Funderburk (guitarra y coros), Geoff Palmer (guitarra) y Kris Rodgers (teclista y coros) apuraban unas cervezas con calma y atendían a los medios, mientras Adam Cargin (batería) se paseaba un poco nervioso de extremo a extremo del Loco. Kurt apareció cruzando la pista con apresuradas zancadas y la banda se encerró en el camerino con una botella de whisky cortesía de la casa. Al cabo de un rato apareció sobre el escenario a solas, Wyatt. Con una guitarra acústica nos ofreció cuatro temas para calentar el ambiente antes del concierto de la banda. Referirse a Funderburk como guitarra no le hace justicia: además de ésta ha tocado el bajo, los teclados, cantado y producido el último álbum de la banda, "Brand New Beat" (Collector`s Club Records, 2012).También él estrenaba trabajo: su primer single, "Merry Christmas (I'm in love with you)" que nos ofreció en el breve teloneo previo.

    Los de Portland, enamorados de nuestro país como han confesado en varias ocasiones y han manifestado a través de las redes sociales durante su gira, enseguida se adaptan a nuestras costumbres y se lo tomaron con calma para salir a escena. Eso sí, en cuanto Kurt dijo su "Buenas noches Valencia" en su español chapurreado que practicó durante todo el concierto entre tema y tema, dio comienzo una sesión de vértigo que se prolongó durante más de veinte temas y que nos llevó en vilo hasta su conclusión. Para arrancar nada mejor que uno de los mejores temas del "Brand New Beat", el contagioso "Weekend girls", tema que por si sólo resume la esencia del quinteto: tremendos riffs de guitarra con esencias pop, estribillo pegajoso y velocidad en la ejecución. Con "Want you around", "Don't steal my heart away", "Can't have her" completaron el primer cuarto del concierto y la gente que había abarrotado la sala en uno de los mayores llenos de la temporada, seguía entregada a la banda.

    Tanto Kurt como sus secuaces saben que la parroquia de nuestro país y especialmente la valenciana les adora. Pura cuestión de sinergias: el público transmite su devoción a la banda y ésta la devuelve más allá del escenario reconvertida en magníficas ráfagas de power pop, un ejercicio de básico rock'n'roll que se alimenta de pasión, entusiasmo y puro gozo. Con, una versión de Tod Rungren, "I just wanna touch you", "Quit dancing with my girl" , "Everybody knows" y "Why you gotta lie?" llegaban a mitad del concierto con un setlist que tiró de las grabaciones de la Kurt Baker Band, pero que también repasó temas de The Leftovers y recurrió a algunas versiones clásicas de su repertorio recogidas en su primer trabajo "Get it covered". Con la sala completamente rendida y la banda disfrutando sobre el escenario tanto como el público el concierto se prolongó con "Headlines" a la que siguió "She can do it all" magnífica pieza de pop sencillo a la vez que preciosista, un medio tiempo para bailar y tararear. 


    Atacaron la recta final con la vertiginosa "Partied out", uno de los momentos más esperados de la noche, "Sha la la lee" (versión de The Small Faces), "Telephone operator", "Don't go fallin in love'" y "Qualified". Baker cedió el protagonismo tanto a Wyatt como a Kris, tomando éstos el micrófono y demostrando que a la par de excelentes instrumentistas (tremendo Kris tras el teclado), son dos grandes cantantes que pueden hacerle sombra. Para finalizar un completo bis con varios temas en el que incluyeron dos versiones: un clásico de su repertorio como "Hanging on the telephone", de The Nerves (popularizada por Blondie) y una versión acelerada de "Please mr. postman" de The Carpenters que fue todo un regalo y para finalizar el tema que todos estábamos esperando y que presumíamos que cerraría el concierto como hicieron en su anterior visita, "Dance with me" de The Leftovers que puso a bailar a todo el mundo.

     Nadie salió decepcionado del Loco Club, ni los norteamericanos ni el público, unos y otros exahustos tras más de noventa minutos del mejor pop, ese que recoge las esencias de lo mejor de cada década, desde el clasicismo de Big Star o The Beatles en los sesenta a la tremenda explosión de energía y vitalidad de la New Wave con bandas icónicas como The Beat, The Knack, Rockpile o Elvis Costello y los Atractions y que se sustancia en irresistibles canciones que aúnan inmediatez y sencillez, canciones que tras la aparente ingenuidad de sus títulos como "No robes mi corazón", "Baila conmigo" o "No quiero llorar" esconden pequeños manuales para la supervivencia diaria.

    KURT BAKER BAND







    ENLACES:



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves