• Breves

    viernes, febrero 21, 2014

    Fanfarlo+Lilies On Mars - La Rambleta (Valencia) 19/2/2014


    Fanfarlo+Lilies On Mars - La Rambleta (Valencia) 19/2/2014

    Hay noches en que las cosas se tuercen pero, a pesar de todo, sales de una sala con una sonrisa. Con dudas, críticas y acordándote de algún que otro concierto anterior, pero sin la sensación de haber malgastado el dinero de la entrada y tu tiempo. Y eso a pesar de que las circunstancias no eran las más idóneas; a veces a un grupo se le tuerce el bolo y no dan de sí todo lo que esperabas. O no tocan las canciones que te morías de ganas por escuchar, o su actitud sobre el escenario no es, digamos, la más adecuada. Pero cuando las cosas salen mal y, cargando con todo ese peso, los profesionales (porque son eso, profesionales) hacen su trabajo lo mejor que pueden y el empeño en ello es evidente, el aplauso se gana igualmente. El pasado miércoles era otra noche Munube en La Rambleta. La plataforma de conciertos en streaming nos ofrecía la posibilidad de disfrutar de dos bandas con nuevo disco debajo del brazo: Lilies On Mars y Fanfarlo

    Las primeras, dúo londinense de origen italiano, prácticamente desconocidas en nuestro país, acompañan a los de Simon Balthazar en su gira mundial. Lisa Masia y Marina Cristofalo se definen con esta frase en su web oficial: “Matter, its waves and radiation create sound that enthrall. Inspired by this, we play music looking up”. Cualquiera que lea esto es probable que no tenga muy claro con qué se va a encontrar sobre el escenario. Experimentación, dosis de dream pop, cierta psicodelia y toques futuristas formaron parte de una propuesta que fue de menos a más conforme se fueron encontrando más cómodas en el escenario. Actitud tímida, concentrada y de escasa conexión con el público al que parece que solo tuvieron en cuenta en alguno de los fallos de sonido y en un problema con las bases. Resueltos estos pequeños inconvenientes, si algo quedó claro es que disfrutan con lo que hacen, aunque pecaran de cierta monotonía. Media hora de actuación en la que nos presentaron su último y tercer trabajo, “Dot To Dot”, que cuenta con la colaboración de Franco Battiato y Valentina Magaletti, actual batería de Fanfarlo

    Tras la espera de rigor, Fanfarlo salen al escenario como cuarteto. Simon Balthazar, el líder de la banda, nos explica que Justin Finch (bajo) ha sido hospitalizado de urgencia para ser intervenido y que solo han tenido dos horas para preparar el show de la noche. Valentina Magaletti (Batería), Cathy Lucas (Violín, hoja sonora) y Leon Beckenham (trompeta, teclados) completan una formación más desnuda instrumentalmente hablando de lo habitual.


    El primer tema, “Deconstruction”, con Simon a la guitarra (Perteneciente a su segundo disco, “Rooms Filled With Light”) nos avanza lo que va a ser el resto de la noche. Un concierto básicamente acústico, con sencillos arreglos y cierta dosis de improvisación inevitable. Canciones que suenan bellas, diferentes a lo que nos tienen acostumbrados, pero despojadas de toda la rica ornamentación sonora de los londinenses. “I´m a Pilot”, uno de los mejores temas de su carrera (incluido en su debut, “Reservoir”) suena a continuación, seguido de “Dig”. No es hasta el cuarto tema, “The Beginning At The End”, que empiezan a mostrarnos su último disco. Es inevitable echar de menos la sección rítmica, ya que la batería de Magaletti ejerce de mero acompañamiento y carece de fuerza. Al menos, la simpatía de Simon, que interviene frecuentemente entre temas, afable y algo trascendental, (sobre todo cuando tocan “Let´s Go Extinct” y explica el título del album, invitándonos a pensar en un mundo en el que ya no estemos, “sin teatros, sin gente, cubierto de polvo”) conecta con el público, que valora el esfuerzo de los músicos y perdona sin dudar la situación. Se atreven incluso con una versión de John Cale, “Andalucia”. Por si fuera poco, Simon confunde la letra y la consulta en el móvil de Cathy, situación entre caótica y graciosa que acaba con los dos ante el atril, él a la guitarra y ella sujetando el teléfono. 

    “Comets” y “Harold T. Wilkins, Or How To Wait For a Very Long Time” nos devuelven a su primer disco. Diez temas, que saben a poco, y dan las buenas noches y se retiran del escenario. El público en el auditorio aplaude, y no se hacen esperar, aunque como era previsible, el único tema extra es el más desnudo de todos, cuyo título contradice el mensaje catastrofista y triste de “Let´s Go Extinct”. “We ´re the Future” (Interpretada únicamente por Simon al piano y la maravillosa trompeta de Leon) transmite esperanza y nos deja vislumbrar eso, el futuro, y las siguientes ocasiones en las que tendremos la oportunidad de disfrutar de su música en mejores circunstancias. 







    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves