• Breves

    martes, abril 15, 2014

    La gran prueba de Tórtel (Sala Russafa, 12/04/2014)

    Tórtel, Sala Russafa (Valencia) - 12/04/2014

    Presentar tu trabajo en casa, ante amigos, familia, colegas de profesión, colaboradores y un público que te ha seguido desde siempre, puede ser la prueba más fácil y más complicada al mismo tiempo. Fácil porque juegas en tu terreno, y los guiños y las complicidades van a ser más que evidentes. Difícil porque es por todos sabido que la confianza...Pues eso. Y si hay alguien con capacidad crítica y derecho a ejercerla es la gente que nos rodea, los más cercanos, los que nos conocen bien.

    Nadie mejor que un músico de aquí, de Valencia, para saber lo complicado que es a veces el público de esta ciudad. Un público que a veces sorprende, y no siempre para bien, pero que el pasado sábado en la Sala Russafa demostró que en ocasiones, el apodo tan manido de “el respetable”, se ha ganado a pulso. 

    El sábado 12 de abril, en la Sala Russafa, Jorge Pérez, el alma de Tórtel, pasaba su particular gran prueba con el estreno de su último trabajo en su terreno. Quinto concierto después de la fecha de publicación, y ya con la maquinaria más engrasada y la seguridad que da cierto rodaje sobre los escenarios. Ciertos nervios, inevitables, no empañaron la ocasión ni maniataron los ánimos de los músicos. 




    Víctor Ramírez (guitarra), Miguel Sancho (bajo), Jordi Sapena (guitarra) y Enric Alepuz (batería) acompañaron al ex Ciudadano sobre las tablas de un teatro que esa noche acogía una representación un tanto diferente. Con una iluminación tenue, más propia del arte dramático que de unas canciones de pop luminoso y mediterráneo, y una guirnalda de flores sobre la batería como única decoración (sobriedad y sencillez que contrastaba con los ánimos en la sala), comenzaban a sonar los acordes de “La vieja escuela”. Un primer verso (“Puedo confiar en ti”) que abría el imaginario de Tórtel y evocaba imágenes en las cabezas de todos los presentes, y que sonaba como una petición para que acogiéramos los desvelos e inquietudes de este músico sencillo y cercano. 


    “Segundo intento de detener la historia” deja claro la evolución en las composiciones del músico valenciano, con una mayor riqueza en la instrumentación y más diversidad en las atmósferas. 

    Con "La Gran Prueba" (El Volcán Música / Derby Records, 2014) Tórtel emerge de la canción de autor (optimista, eso sí, y con cierto poso de melancolía) para dar un paso más allá y evocar melodías puramente pop, una percusión luminosa y sintetizadores que llenan aún más si cabe las canciones. Luz, mucha luz, mediterránea ante todo, y paisajes autobiográficos y personales a veces confesados y otras intuidos.

    “Lugar Nuevo”, su primer disco como Tórtel, tiene sus tres momentos de protagonismo. “Tórtel lo hace todo sin mirar”, “Rostro Pálido” y “Aquella canción” (primer tema del bis) suenan bajo un enfoque nuevo pero al mismo tiempo familiar, y nos recuerdan el antiguo tandem con Joaquín Pascual (Surfin´Bichos). “Rostro Pálido” ocupa un lugar privilegiado, con ese final que homenajea al mítico grupo zaragozano El Niño Gusano y el himno que ya es “Pon tu mente al sol”. (“No, ninguno de nosotros estamos hechos con frío”). 


    En el apartado de colaboraciones, dos son los amigos que suben al escenario (eso sin sumar los que dan su apoyo entre bambalinas, lugar privilegiado). Remi Carreres en “La Gran Prueba” y “el músico entre Castellón y Portland" que es Rauelsson (Raúl Pastor), que aporta su guitarra y su voz en “El Rayo Mortal” y “No es mi Culpa”


    “Canto Oscuro, Canto Claro”, “El Baile extraño” (que rezuma mar y tropicalidad), y “Queríamos más” completan el recorrido por “La Gran Prueba”. Esta última, quizá una de las canciones que más diferencia marca con el Tórtel de “Entusiasmo”, es la más claramente bailable y visceral, y pega una vuelta de tuerca en el ambiente de la sala y en el ánimo del público, al que ya le cuesta estar sentado en las butacas.


    De “Entusiasmo” la selección “torteliana” nos brindó “Los cantantes” y su reivindicación musical (“Poned en los cantantes vuestro cariño, aunque no os guste mucho su canción, son tan pobres y agradecidos que os darán su corazón”), “Entonces sí”, y “El Héroe del Río”, con nota autobiográfica incluida de la época en la que vivía junto al cauce del Turia. 

    El gran final, como no podía ser de otra manera, se acomete con la joya de su segundo trabajo, “Entusiasmo”, y cierra el ciclo con ese “Creo que me muero de entusiasmo”, alegato de la felicidad, del trabajo bien hecho, de la satisfacción de un músico que ha presentado sus canciones en terreno propio y que ha salido victorioso del lance, de la confianza que el público, su público, le ha brindado desde el primer momento. ¿Qué mejor modo de saber que has superado tu gran prueba que un auditorio puesto en pie? 









    Próximos conciertos  de Tórtel: 
     
    04 Mayo – Xilxes, Castellón (Corral de Teatro)
    22 Mayo – Santiago de Compostela (Pub Casa das Crechas)
    23 Mayo – Lugo (Sala Zinema)
    24 Mayo – Ourense (Sala Pop Torgal)
    31 Mayo – Altea, Valencia (Centre Arts)

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves