• Breves

    domingo, mayo 18, 2014

    Dean Wareham+Lost Tapes-Sala Wah Wah. Valencia, 08/05/14

    Dean Wareham+Lost Tapes-Sala Wah Wah. Valencia, 08/05/14 

    A Dean Wareham se le conoce como uno de los artistas más representativos de la música norteamericana (aunque nunca hay alcanzado el status de una gran estrella del rock). En la facultad conoció a Damon Krukowski (batería), con el que formó bandas como Speedy and the Castanets y Johnny Guitar. Años después, tras coincidir un verano en Nueva York, fundan Galaxie 500 junto a Naomi Yang (bajo). Las relaciones internas de la banda la mantuvieron solo cinco años en activo, un pequeño recorrido durante el cual trabajaron su visión melancólica y triste del Dream Pop en tres entregas: "Today", "On Fire", y "This Is Our Music"

    A posteriori, Wareham inició nueva etapa con Luna, que tuvo diferentes cambios en la formación y se disolvieron en el año 2005, con una cosecha artística que nos regaló obras preciosistas como "Bewitched", "Pup Tent" o "Romántica". Después continuó haciendo música con Britta, última incorporación al bajo de Luna, y acabaron siendo aparte de pareja artística también sentimental. El año pasado decidió seguir su carrera en solitario (aunque Britta no ha dejado de colaborar en estas nuevas canciones) publicando un Ep titulado "Emancipated Hearts" (producido por Jason Quever), y su continuador homónimo, que vio la luz este año (esta vez con Jim James de My Morning Jacket a la producción). 

    Con motivo de esta última entrega la discográfica Everlasting Records organizó una pequeña gira por nuestro país la semana pasada. Valencia es una de sus ciudades preferidas (aunque no lleguemos al nivel de su adorada Barcelona), y con gran fortuna, pudimos volver a disfrutar de Dean Wareham (nos visitó hace tres años en un actuación que repasó la discografía de Galaxie 500) en la Sala Wah Wah.

    La noche la abrieron Lost Tapes, el dúo formado por Pau Roca (LHR y Litoral) y RJ Sinclair (Tokyo Sex Destruction e It’s Not Not). Guitarras, teclado y bases pregrabadas son suficiente maquinaria para desplegar sus canciones repartidas en singles, epés digitales y varios recopilatorios. Nos ofrecieron un directo enérgico que plasmó la buena sintonía de dos músicos que a través de sus carreras musicales se encontraron para empezar este nuevo proyecto que se inició con grabaciones caseras con el ordenador o simplemente ideas grabadas en notas de voz.


    De Pau nos quedamos con la elegancia de su guitarra y todos los detalles sonoros que aportó a través del teclado y esas bases que antes mencionábamos. De RJ destacamos esa actitud que ya destilaba en Tokyo Sex Destruction y su acalorada forma de tocar la guitarra, que construyó la grandeza escénica de su directo. Su puesta en forma es la consecuencia lógica de venir bien rodados de una pequeña gira que han realizado por Estados Unidos. Como broche final hay que añadir la excelente sonorización de la mano de Jordi Sapena de La Habitación Roja.

    Dean Wareham (guittarra y voz), Britta Phillips (bajo), Roger Brogan (batería), y Raymond Richards (guitarra) subieron al escenario de una sala que no completó aforo y en la que gran parte del público eran fans incondicionales del artista. Difícil comprender la razón por la que hace una década vendiera muchas más localidades en sus anteriores visitas en la Sala Roxy. El destino es caprichoso, y en ocasiones, nos conduce a situaciones injustas (a pesar de ser un jueves). El repertorio escogido para la noche repasó temas de su trayectoria con Galaxie 500, Luna, y de su nuevo proyecto en solitario. Quizás un setlist que contentó al público más incondicional pero que para parte de los allí presentes resultó un tanto descafeinado y carente de propios revisionismos. 



    Abrieron con “Emancipated hearts" que nos introdujo en un viaje psicodélico a través de una melodía repetida en la que, de repente, introduce como estribillo "El Tamborilero". Una intro que anunciaba el desarrollo magnético que una instrumentación cuidada y de calidad iba a protagonizar. En "Heartless People" sobresalía la línea de bajo de Britta que nos dejó momentos inolvidables sustentados en su característica puesta en escena, cargada de sensualidad y talento. Su directo podría haber sido mucho más intenso y luminoso pero hubo momentos en que cortes como “Temperature's Rising” (Galaxie 500), “Tiger Lily” o “Lost In Space” (Luna) alcanzaron cotas máximas de brillantez.

    "Tugboat" sonó deliciosa, la sencillez bien arreglada (la estrofa se repite tres veces) se convierte en dulce elegancia (a pesar de no querer quedarse en tu fiesta, hablar con tus amigos o votar a tu presidente), y "Fourht of July" nos hizo flotar en el espacio. "Love is not a roof against the rain", "The Dancer Disappears" o "Babes in the Woods" sonaron para defender su segunda entrega en solitario, cortes que se reflejan en el charco particular de Dean, dónde todo aquello que se pone en su campo de visión es capaz de sobresalir y conseguir una sonoridad maravillosa.

    Todos los que se hayan zambullido un mínimo en su obra conocen su conexión directa con el sonido de The Velvet Underground tanto en su base rítmica como en los arreglos de sus guitarras, y, de forma irremediable, no podemos quitar ojo a una influencia obvia como esta. El auge máximo (y con puntuación de matrícula de honor) fue en el tema "Strange" de Galaxie 500. Siguiendo esta dinámica sonora hubo tiempo para dos peticiones fuera del repertorio como"When will you come home" y "Blue thunder". Y en ese corte necesario y difícil de canciones a la hora de confeccionar un setlist, no quisó dejar apartada su versión del tema "Indian Summer" de Beat Happening. Las visita de Dean a España deja diferentes opiniones, desde los grandes elogios hasta la correcta forma de resaltar aquello que hubiera podido mejorar, describieron un conjunto de sensaciones entre los seguidores de su música.

    Alquimistas, desde estas líneas os recomendamos que visitéis la discografía de Wareham y que, si hay ocasión, no dejéis pasar el directo de un músico representativo de la escena norteaméricana durante más de tres décadas.
    Lost Tapes





    Britta



    Anthony LaMarca


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves