• Breves

    lunes, mayo 12, 2014

    Richard Bona. Flamenco Project - Sala But. Madrid. 10/05/2014

    Richard Bona. Flamenco Project - Sala But. Madrid. 10/05/2014
    Huimos del circo Eurovisivo con dirección a la sala But de Madrid, donde el camerunés Richard Bona, bajista que lleva décadas en la élite del jazz, presentaba su Flamenco Project acompañado de unos artistas que vistieron la sala de gala. Largas colas nos señalaban el camino hacía un local que lució un lleno hasta la bandera.

    En los últimos años el flamenco ha sufrido enormes pérdidas, el hueco gigantesco que ha dejado la ausencia de su Santísima Trinidad: Camarón de la Isla, Enrique Morente y Paco de Lucía, resulta complicado volver a llenar. Los padres del género soltaron de la mano a su vástago dejándolo solo y desconsolado, sin embargo, ayer pudimos comprobar que nuevas generaciones de artistas están dispuestos a cuidarlo y mantenerlo en los más alto, respetando sus raíces y paseando su tradición por el mundo con la misma pasión y profesionalidad.

    Richard Bona nos demostró anoche hasta qué punto es sofisticado y elegante el flamenco, aportando improvisaciones vocales y su virtuosismo al bajo eléctrico, rompiendo fronteras culturales y musicales y aunando en un mismo espectáculo ritmos africanos y compases andaluces, jazz y cante jondo, el alma de Paco de Lucía y la de Miles Davis.

    Para este propósito supo rodearse de los mayores exponentes del género flamenco en la actualidad, sobre el escenario teníamos a nueve músicos que nos demostraron que la pureza musical está en la mezcla, en la diversidad cultural.

    El jovencísimo equipo con el que se arropó, estaba encabezado por la magnífica cantaora flamenca Sandra Carrasco, dueña de una voz elegante y sofisticada que puso color y sentimiento a la velada .Sin duda, los momentos más emocionantes e intensos de la noche tuvieron como protagonista a la onubense, que encandiló al público con su voz y sus ojos verdes.

    Completando la musicalidad vocal con registros masculinos, tuvimos el privilegio de disfrutar del talento de Israel Fernández, cantaor toledano e integrante del grupo Flamenco Jazz Company, que nos deleitó con su singular eco de voz y su personalidad interpretativa.

    El baile de José Maldonado ilustró todo el carácter y sentimiento que se derrochó sobre el escenario. El trío de espadas lo formaron las guitarras españolas de Yeray Cortés, Daniel Melón Jiménez, guitarrista en la última gira de Enrique Morente, y Antonio Rey, Premio Nacional de Guitarra.

    El sonido de sus cuerdas nos embelesaba mientras que el francés Thomas Potirón se lucía al violín. José Montaña, dominador de múltiples instrumentos de percusión y conocedor de la música afrocubana marcó el ritmo del grupo con su cajón flamenco.

    En definitiva, fue una noche de auténtico lujo, en la que los más rockeros se arrancaron por bulerías, soleás y tanguillos, y en la que Paco de Lucía esbozó su mejor sonrisa al ver las buenas manos en las que ha dejado este Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


    El de Richard Bona ha sido el quinto concierto del ciclo MADRID INQUIETA que finalizará el 23 de Mayo. El espectáculo continuará con el Festival de Getafe CULTURA INQUIETA en el mes de Julio. Más información y entradas: http://www.culturainquieta.com/es/














    FOTOGRAFÍA: Alberto Alonso (Alquimia Sonora)
























    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves