• Breves

    miércoles, junio 11, 2014

    Danny Elfman - Batman Vuelve. Warner Music, 1992.

    Danny Elfman - Batman Vuelve. 

    Warner Music, 1992.

    Hacía tiempo que la noche no caía sobre Alquimia City. Pero la noche ha vuelto a caer y el mal regresa. Redactorman está dispuesto para azotar los culos de los malechores, que para eso viste cuero negro y lleva látigo su nueva enemiga, Gatawoman...

    Siendo como es este año el 75 aniversario del personaje, se presenta como la excusa perfecta el retomar el repaso a la música que lo ha acompañado en su trayectoria, tanto en el cine, (hasta ahora reseñados están Batman, Batman Begins/El Caballero Oscuro y ECO: La Leyenda Renace), como en la televisión (pendiente de concluír con una segunda entrega de Batman: Música más allá del Cine (I)).

    Tras el éxito del primer Batman (1989), y el regreso a los mandos de Burton, estaba claro que Danny Elfman regresaría para ponerle música a esta nueva incursión en el cine del hombre murciélago. ¿Superaría el compositor su propio trabajo anterior? Pues yo pienso que sí y no.

    Parece que la libertad que adquirió el director para hacer un Batman más a su medida, también le fue otorgada al compositor a la hora de ponerle música al proyecto. Crea un trabajo muy personal, donde da rienda suelta a todo lo que se le ocurre, que por un lado podemos decir que sí, que mejora técnicamente con respecto a la primera y eso se nota mucho. Pero por otro lado no, no porque no sea un trabajo excelente, que lo es, sino porque no consigue que sea tan escuchable como el anterior fuera de la película. Pero claro, todo esto es a nivel personal, cada uno posee su propia visión de este trabajo. A mí me cuesta mucho escuchar este disco entero, cosa que no me ocurre con el anterior.

    Una de las mejoras notables se percibe en el mismo tema central, que en este caso está enlazado con la pieza del nacimiento de El Pingüino. Un trabajo de lujo que posee el peculiar lalalalala que tanto le gustaba a Elfman, coros que acompañan a la marcha ya conocida, (aunque no en modo Massiel esta vez), consigue pulirla y enriquecerla. Birth of a Penguin puede escucharse en Parte 1 y Parte 2. Para escuchar bien el sonido que definirá al enemigo principal de la función tenemos Lair, también en Parte 1 y Parte 2.

    Batman vs The Circus es un tema muy circense, que intercala notas del hombre murciélago, representando a los secuaces de El Pingüino. Una pieza divertida que gana efectividad en la secuencia del film.

    Al igual que el desagradable enemigo con aletas de Batman, la felina Catwoman también posee un nacimiento dividido en dos partes llamado Selina Transforms. La Parte 1 es corta pero suena muy histriónica, con violines raspando en aparente caos, pero la Parte 2 se encauza hacia una pieza en crecimiento, con agudos violines y una triste melodía cambiando de intensidad constantemente, dando a entender el estado mental del personaje. Una vez establecida la pauta de esta enemiga/amiga/interés romántico del héroe, podemos escuchar su sonido en Cat Suite.

    Entre mis piezas preferidas se encuentra este The Cementery, un trabajo in crescendo donde la pieza de El Pingüino queda totalmente expuesta en poco más de dos minutos.

    En The Final Confrontation, también dividido en dos, tenemos una marcha militarizada que va mutando sutilmente hacia el sonido de Batman que se combina fácilmente con el del Pingüino y sumándose a la de Catwoman hacia el final. Todo esto entre la Parte 1 y la Parte 2.

    Y para ir terminando saltemos a los End Credits, donde nos podemos encontrar una muestra general de los temas principales, incluso con alguna que otra variante.

    Respecto a la "batmanía" que se creó en la anterior entrega, con la inclusión del artista anteriormente conocido como Prince con prácticamente un álbum completo creado para la ocasión, ni rastro. Ni siquiera se puso interés en buscar a otro artista que diera tirón a la película, cosa nada extraña teniendo en cuenta que ya no le hacía falta. No obstante se incluyó en el disco un tema que formó parte de la película, (en el baile de máscaras), de Siouxsie & The Banshees, llamado Face to Face.


    En definitiva, a mi modo de ver otro gran trabajo de Elfman, aunque sin el impacto del arterior. Lo cual no quita para recomendarlo sin dudarlo.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves