• Breves

    sábado, julio 05, 2014

    Pere Jou, concierto de lujo (¡y gratis!) para inaugurar el Grec 2014

    Han sido días extraños en la Ciudad Condal. Ha hecho frío, ha llegado a llover a cántaros, y las ráfagas de viento han sido dantescas. Como poco. Pero a partir de las ocho de la tarde del pasado jueves, 2 de julio, los dioses de la meteorología nos dieron un respiro entre tormenta y tormenta, abrieron un huequecito entre las nubes y dejaron que potentes rayos de sol iluminaran el pequeño, íntimo escenario que se ha instalado en los jardines de Montjuïc con motivo de la nueva temporada del festival Grec. Y es que el jueves, que empezaba todo, se daba también el pistoletazo de salida a una serie de eventos gratuitos vinculados al evento, conciertos que a lo largo del mes contarán con Renaldo & Clara o Maria Rodés entre otros. Pero ya habrá tiempo para ellos; en la noche de Jamie Cullum y de Kevin Costner (este último, en directo en els jardinets de Pedralbes), el encargado de la mencionada obertura fue Pere Jou, miembro del grupo catalán Quart Primera, quien con su guitarra y su órgano, su personalidad entre lo tímido y lo simpático, y sin un cachivache técnico al principio (sin el cual no se pudo empezar el concierto hasta pasados unos minutos de angustia)... lo bordó. Ocasión de lujo para que lo conozcáis.

    Tenéis que poneros en situación, la cosa fue idílica de principio a fin: no sólo por la luz peculiar que el atardecer nuboso nos brindó, ni por el paraje de ensueño, en lo alto de la ciudad; de hecho, ni por las flores lilas que fueron posándose sobre el escenario por algún que otro alzamiento del viento. Es que Jou llenó esas tablas de madera iluminadas por bombillitas tan del gusto de Estrella Damm (patrocinador); empatizó enseguida con el íntimo grupo de asistentes (un centenar de personas a lo sumo), y lo hizo desplegando sus virtudes como cantante al tiempo que nos embriagaba con sus ritmos melódicos y sus letras cercanas.

    Arrancando con un evidiable chorro de voz con No passa res, tema perteneciente al último trabajo hasta la fecha del grupo (Pel•lícules, 2012), quedó claro el tono distendido y entrañable que se iba calzar el acústico, y que fue confirmándose después mientras los temas se sucedían entre explicaciones y breves discursos que dieron buena muestra, a su vez, de la emoción del artista por el bolo, y su sentido del humor. Las letras de Quart Primera suelen hablar de las cuestiones de lo más cotidianas: amores y desamores, esperanzas y desencantos; no pretenden ser lecciones sobre la vida (sí, a veces, consejos) sino buscar un discurso que hable de tú a tú con el oyente. Objetivos más que cumplidos y agradecidos por parte del segundo, a tenor de un público más entregado de lo esperado que vibró con 8 punts (del álbum El món en un café) o con Nana per a nenes modernes, presente en la BSO de la exitosa serie Polseres vermelles/Pulseras rojas.

    Público y artista, artista y público. Una simbiosis al aire libre que continuó al pasar de la guitarra al órgano (épica mediante) y luego a la guitarra otra vez. Que ni se inmutó cuando una ráfaga traicionera de viento provocó la desconcentración momentánea del artista al plantificarse ante sus ojos una imagen promocional de Dinio (sí, el mismo: estaba en el reverso de la hoja que empleó como setlist). Y que llevó al apoteosis cuando tocó el turno de Trobaràs, una de las grandes del grupo, y pistoletazo de salida al juego de bises y trises que el propio Jou pidió a los asistentes para luego agradecérselo con la coreada Doctor o con El meu radar. Punto final, este último, a una hora de música total por sentida, por vivida y por comulgada. Lo que ocurre cuando un artista lo da todo por su pasión... y cuando el entorno acompaña, claro.

    Desde aquí, este servidor os anima a que no os quedéis en Manel, que es la superficie de un panorama musical catalán muy estimulante. Que descubráis a estos músicos que llevan la cotidianidad por bandera (empezaron sin micrófonos y en el salón de su casa), de referencias evidentes (ellos mismos hablan de los Beatles o los Beach Boys, así como Els Pets) pero un estilo propio y distinguible que se va puliendo a cada disco. Y ojo, que durante el concierto ya revoloteaba la noticia de una nueva publicación inminente...

    Grec 2014

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves