• Breves

    martes, noviembre 25, 2014

    Entrevista a Shuarma (Elefantes): "Creíamos que nunca más íbamos a tocar juntos"

    “Utilizaron la imaginación para subir volando…” ¿Declaración de principios o vuelo colectivo hacia la locura musical de Elefantes? Así es como se abre “El Rinoceronte”, el último trabajo editado por los catalanes y que supone la vuelta a los escenarios de Jordi Ramiro (batería), Julio Cascán (bajo), Hugo Toscano (guitarra) y Shuarma, con quien compartimos estas líneas. Elefantes presentarán en Valencia (ya era hora!) trabajo y directo tras 8 años de ausencia como banda sobre el escenario de La 3 el próximo sábado 29 de noviembre. Sobre rinocerontes, música y trascendencia emocional… 

    Alquimia Sonora: ¡Hola Shuarma! Así, a bocajarro… ¿Llegó Elefantes a su madurez con este reencuentro?

    Shuarma: Creo que no… que aún nos queda mucho camino por hacer… Además, eso de ser maduros no nos gusta mucho. 

    Desterrando la madurez pero no las raíces que sustentan a la banda. ¿Cómo fue esa vuelta a la composición y al estudio? 

    Entramos en estudio casi sin ensayar porque queríamos ver realmente en qué punto estaba la banda. No buscábamos nada concreto ni teníamos un objetivo a cumplir más que el de volver a encontrarnos. El resultado es “El Rinoceronte” 

    Un resultado que sobre el escenario no plantea dudas. Certero en directo, sangrante en cuanto a emoción… ¿Es quizás el trabajo “definitivo” de Elefantes

    Es un trabajo que refleja el momento en el que estamos y nos sentimos muy orgullosos de ello. Quizás parece el más complejo pero para nosotros ha sido el más sencillo y rápido. 


    Me gusta mucho la canción que le da título al disco. Está escrita a partir de un sueño y me gusta esa parte más subconsciente. 

    Ya sé que lo de elegir al hijo preferido es una encerrona, pero ya puestos… ¿qué tema querrías salvar de las llamas, cual símil fallero, de los 7 álbumes anteriores? 


    Lo tenéis claro, “somos Elefantes y hemos vuelto para quedarnos”. Se me quedó grabada la autodeterminación con la que acababais la primera de las citas con las que llegasteis a la Joy Eslava de Madrid hace unos meses. Reafirmación y planes de futuro. ¿Hasta cuándo esta residencia sonora? 

    De momento estamos con la gira por España y también nos vamos a México pero ya estamos trabajando en nuevas canciones que queremos editar cuanto antes. 

    Hace 8 años que Elefantes se bajó de los escenarios como formación. ¿Cómo fue aquel último concierto, aquel último bis, el instante anterior a abandonar el escenario? 

    Fue un momento muy intenso y difícil. También tuvo algo de liberador porque cuando tomas una decisión ya quieres llevarla a cabo pero ese concierto fue muy especial para nosotros. Creíamos, de verdad, que nunca más íbamos a tocar juntos. 

    Y habéis vuelto a hacerlo. Una vuelta que no llega para vivir de las rentas como otras muchas bandas que se unen (y lo reconocen) para hacer caja: os acompaña “El Rinoceronte”. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina, el disco o la vuelta a los escenarios? 

    Cuando tomamos la decisión de volver lo primero que hicimos fue pensar cómo, donde y cuando grabaríamos nuevas canciones. No queremos vivir del pasado. Somos un grupo de presente e inquieto. 

    Ese presente ahora está referenciado a los escenarios. ¿Esperabais la complacencia de un público que ansiaba vuestra vuelta o la visión crítica de aquellos que escuchaban a Elefantes por primera vez? 

    No esperábamos nada más que estar satisfechos con lo que hacemos. Está claro que quieres llegar a la gente y que tu música tenga un espacio entre las personas, pero ese no fue el objetivo principal. 

    Elefantes ha sido tu leit motiv musical. Sin embargo te has embarcado en diversos proyectos, desde aquel Bushido a tu trayectoria en solitario. ¿Son las caras prismáticas de Shuarma? 

    Me gusta hacer música y me gusta probar cosas nuevas. Bushido fue una experiencia muy interesante de la que todos aprendimos mucho y mi carrera en solitario también ha sido un a gran escuela en la que voy a continuar. Mi idea es alternar Elefantes con mi carrera en solitario

    Eres uno de los frontman más carismáticos de la escena musical, ¿cómo es capaz de transformarte el escenario? Para mí el escenario es un momento de conexión profunda conmigo. 

    No lo sé explicar bien… me lleva a otro plano en el que puedo ser yo mismo sin ningún esfuerzo. 

    Las palabras sobran, las más de las veces, entre los asistentes a vuestros shows. ¿Es esa experiencia la que nutre a Elefantes

    Hacemos música para nosotros pero también para llegar a los demás. Por supuesto que nuestras canciones toquen a la gente nos nutre. Es lo más bonito de nuestro trabajo 

    Imposible renunciar a temas clásicos de vuestra carrera: “Al olvido”, “Azul”, “Somos nubes blancas”… 

    Hay conciertos en los que no los tocamos. Pero sabemos que a la gente les gustan y a nosotros también . Pero cada noche es distinta 

    Tienes, o tenéis, una relación especial con Valencia. Allí habéis grabado dos de los videoclips que confirman “El Rinoceronte”. Los dos en un elegante B/N, como el de las buenas historias. ¿Qué os une con Valencia?

    Trabajamos con Beniwood Producciones y nos encanta lo que hacen. Además, entre nosotros ha surgido una amistad de la que disfrutamos mucho. 

    8 años alejados de los escenarios como formación y de repente un disco, una gira… ¿Es posible sobre vivir a la música en esta época de decadencia en su industria? 

    Somos muy afortunados y tenemos un buen numero de personas que nos sigue, pero aún así es muy difícil vivir de la música hoy en día 

    No te quitamos más tiempo… ¿qué te gustaría vivir como Shuarma, al frente de Elefantes, sobre el escenario? 

    Tengo muchas ganas de compartir escenario con muchos amigos y de aprender de ellos, pero poco a poco… 

    Para los neófitos en terreno de elefantes, ¿qué es lo que se encontrarán en uno de vuestros directos? 

    Somos un grupo con 20 años de experiencia pero con la ilusión y la energía del que empieza. Adoramos nuestra profesión y nos encanta compartir nuestras canciones con el público. 

    Muchas gracias Shuarma por hacernos un hueco en tu forma de ver y, sobre todo, de sentir la música. Aquellos que no hayan tenido la oportunidad de ver cómo se las gasta “El Rinoceronte” en directo, no lo pueden tener más fácil. Sábado 29 de noviembre en La 3 de Valencia. Será a partir de las 22.30h, y las entradas pueden adquirirse de forma anticipada a 16 euros a través de Ticketea. Nos quedamos con “Aún más alto”, el último videoclip de la banda y que además cuenta, de nuevo, con manos artesanas de la “terreta”. Dirigido por Rubén Mateo Romero y Alberto Evangelio, contó con la dirección de fotografía de Jorge Bellver.

       
    Elefantes: “Descargas eléctricas” (Rubén Mateo Romero, Alberto Evangelio, 2014) 


    Próximos conciertos Elefantes: 
    28 Noviembre – Alicante (Sala Stereo)
    29 Noviembre – Valencia (La3)
    05 Diciembre – Lorca, Murcia (Teatro Guerra)
    13 Diciembre – Gijón (Sala Acapulco)

    Más info: 
    http://www.elefantes.net/ 
    http://la3club.es/ 
    https://www.ticketea.es/entradas-elefantes-valencia/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves