• Breves

    lunes, enero 19, 2015

    Mishima + Miquel Serra - Loco Club. Valencia 17-01-15

    Mishima + Miquel Serra - Loco Club. Valencia 17-01-15

    El pasado sábado la banda barcelonesa Mishima recalaba de nuevo en Valencia para presentar por segunda vez en la ciudad su séptimo disco de estudio, “L'ànsia que cura”

    En una plaza que siempre les es favorable, los catalanes jugaban tan cómodos como en casa y desgranaron una colección de canciones que cumplieron de sobra su objetivo en ambos lados del escenario. Satisfacción, salir de las cuatro paredes de una sala con una sonrisa indeleble y la sensación de haber disfrutado de uno de esos bolos que se recuerdan durante días. 

    Pero antes, el mallorquín Miquel Serra, de la mano de Malatesta Records, ofrecía su singular propuesta, difícil de encasillar o etiquetar en cánones habituales. “La felicitat dels animals”, su tercer disco, surge de una mezcla sorprendente entre la canción de autor, el post-rock o la psicodelia, en una propuesta que oscila entre la cercanía de sonidos y la intimidad folk con la gelidez y vigorosidad de unos Animal Collective pasados por el peculiar filtro del músico. 

    Una puesta en escena sobria, con Miquel Serra en solitario, y temas como “10 minuts” o “Son Ès com dos ulls”, desnudados con delicadeza gracias a la intimidad que dan las distancias cortas y la única compañía de guitarra y voz. Quedamos con la curiosidad de paladear sus canciones con el acompañamiento de una banda y experimentar así todo el bucolismo que transmiten.

    Mishima se saben vencedores de antemano de una partida en la que las reglas están claras desde el principio. Derrochando disfrute sobre las tablas, en todo momento transmiten gusto por su trabajo sin necesidad de grandes alardes de elocuencia o trucos de tramposo prestidigitador. La transparencia emocional es tal que un vistazo rápido entre el público no revela más que un reflejo de lo que se está transmitiendo entre micros y guitarras, en un concierto que transcurre con tal fluidez que no parece reflejar el paso real del tiempo. 

    La preciosa intro que es “Despertar amb caiguda” acompaña la entrada de los cinco músicos desde el backstage. Como en aquellos sueños que acaban con la sensación de caer contra el suelo, pero con una sutil fuerza en el impacto, lo onírico se desvanece y “La Brisa” nos conduce a un estado de vigilia que no decayó en intensidad durante el resto de la noche. 

    David Carabén (voz, guitarra acústica), Marc Lloret (teclados), Dani Vega (guitarra), Xavi Caparrós (bajo) y Alfons Serra (batería), la actual formación de Mishima, oscilan entre la querencia por el hecho cotidiano y la representación de ese paraíso marchito que destila su último trabajo. El ansia por tenerlo todo, por lograr ese status deseado e inabarcable hecho ramillete de canciones que suenan frescas y directas, con un viraje del pop al rock que da amplia solidez a su propuesta sobre el escenario. 

    La guitarra de Dani Vega es la principal culpable del filo de los temas en directo, tanto para la mayor complejidad instrumental y capas de sonido de sus discos anteriores como en la limpieza y sencillez de su último trabajo. Los versos y la voz de David Carabén desfilan entre los coros del público, que solo guarda silencio en momentos como en el que el cantante se permite, micro en mano, acometer “Aquí hi va un do”. Voz y piano, cual crooner contemporáneo, en un interludio que da respiro y pausa junto a “No et fas el llit”

    Temas como “Ells vells hippies”, “Mai mès”, o “L'element del paisatge”, junto al repaso de composiciones de discos anteriores como “La vella ferida” o “Alguna cosa em diu que sí”, dan una idea del largo recorrido que suponen 15 años de trayectoria para una banda que representa la esencia del corredor de fondo en la industria de nuestro país. 

    El camino más largo, el más fructífero, el que a base de constancia y la elección de la bifurcación adecuada en cada momento, en cada disco, da como resultado la comunión entre pública y crítico. Quizás Mishima no hayan alcanzado el paraíso, pero están perfectamente situados en la trayectoria correcta.




    FOTOGRAFÍAS DE MISHIMA

















     

    FOTOGRAFÍAS DE MIQUEL SERRA











    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves