• Breves

    miércoles, febrero 18, 2015

    Entrevistamos a Héctor Sanchís de Dogville: "Ofrecemos una fórmula en la que cuidamos y respetamos al músico"



    Dogville es un nuevo club de la ciudad de Valencia, cercano a Plaza Honduras, que abrió sus puertas a finales del año pasado. El trabajo y la constancia de Héctor Sanchis y Ada Cerdá dan como fruto un nuevo espacio donde poder disfrutar de la música en directo. En sus pocos meses de vida han conseguido llenar su programación con conciertos de bandas locales. Su filosofía trabaja por abaratar al máximo los costes para los músicos a la hora de llevar su música encima de un escenario, sin alquileres de por medio y con el destino íntegro de la taquilla para las bandas. Todo ello dentro de unas condiciones técnicas favorables que permiten ofrecer sets acústicos o eléctricos sin batería acústica (percusión o eléctrica). 

    Hablamos con Héctor sobre el por qué de la iniciativa, las trabas administrativas encontradas, de la respuesta recibida y de otras cuestiones que giran en torno de Dogville

    Tomas un primer contacto con el mundo de la noche como camarero de Nylon Club y ahora emprendes un proyecto propio. Una iniciativa arriesgada para los tiempos que corren pero que está funcionando bien. ¿Cómo te decides a dar el salto y regentar un club de música?. ¿En qué momento? ¿Por qué?. 

    Acabé la carrera de arquitectura hace un par de años y bueno, ya conocemos la situación del país, nada de trabajo. Así que decidí ir un poco a lo que funcionaba y apostar sobre seguro y monté una terraza de verano, la cual empalmé con el trabajo de camarero en nylon y volví a la misma terraza el verano pasado. Después de tantas horas de calor, de tanto tiempo trabajando sin vacaciones, de casi tener la música olvidada decidí invertir en algo más personal, en algo más cultural y que me diera más calidad de vida. Surgió la oportunidad de hacerlo en Dogville y allí fuimos. Es duro como todo en estos tiempos, pero bueno, quien no arriesga no gana. 

    ¿Qué trabas administrativas y económicas te has encontrado en el camino?. 

    La verdad es que he ido con pies de plomo en temas administrativos, siempre he ido con abogados y gestores, así que de momento no ha habido ningún problema, más allá de los puramente burocráticos por los que hemos de pasar todos. En cuanto al tema económico, he estado ahorrando durante dos temporadas de verano y pude absorber casi la totalidad de la inversión. El problema viene en el día a día, luz, internet, alquiler, bebidas, autónomos, gestores… Todo suma y suma mucho, pero estamos positivos, contentos y con ilusión (y sobre todo con ninguna deuda a ningún banco, que ya es decir). 

    Un sitio donde ir a tomar copas pero también un espacio que ofrece música en directo. ¿Qué tipo de conciertos puede recoger?. 

    Ofrecemos una fórmula en la que cuidamos y respetamos al músico: No cobramos alquiler y la taquilla es íntegra para el grupo. El problema que te encuentras con esto, es que al ser un espacio así, te avasallan mil ofertas de bandas (de todas calidades y estilos) y acaba siendo difícil porque sí que seguimos una línea musical, quizá más alternativa e independiente. Al final los grupos que acaban viniendo son los que mi mujer y yo decidimos como programadores, hay una fuerte criba, no todo vale si queremos hacer de Dogville una sala fuerte. En cuanto al estilo que ofrecemos es Rock alternativo, Folk, Pop independiente… Han pasado grupos como Mare, Jhonny b zero, junior mckenzie, badlands, linqae, wiol… Un poco en esa línea.  

    Las redes sociales y el boca a boca son cruciales para la difusión de un proyecto como este. ¿Cómo esta siendo la respuesta?. 

    Las redes sociales son un tema peliagudo. Hoy día se han convertido en algo tan invasivo que están teniendo casi la función contraria a la de conectar. Es una buena herramienta aún así y estamos teniendo una muy buena respuesta, pero siempre que se complemente con prensa, cartelería, radio y relaciones públicas. 

    El trato que nos dais a conocer dirigido a los músicos es muy cuidado, algo que creo que tenéis como una de vuestras metas máximas. Viniendo de un músico que sabe que es salir a tocar fuera de tu ciudad o en la misma, cuéntanos como influye a la hora de realizar tu trabajo. 

    Bueno, medio he respondido antes, pero concreto un poco más. La música es algo que hay que mimar, al igual que un negocio. Nosotros estamos intentando buscar el equilibrio entre estos dos mundos. Yo estoy en ambos bandos y puedo entender a ambos. Intentamos tratar a las bandas como se merecen, dar facilidades y respetar el talento de cada uno, a cambio tenemos gente, promoción y al final si la simbiosis es buena acaban saliendo los números para todos.  

    ¿Cómo ha sido la respuesta a nivel de prensa? 

    Está siendo bastante alentadora. Llevamos poco más de dos meses y ya nos estamos haciendo un huequito, hemos tenido noches muy bonitas y la prensa se ha hecho eco. Tenemos un par de fiestas con varias redacciones como el 7 de marzo la fiesta presentación del Gramolafest V y 18 de abril con redacción atómica, todos nos ofrecen su ayuda y su difusión. 

    ¿Cómo han funcionado los conciertos hasta la fecha? 

    Los conciertos han sido una gozada, los músicos se sienten bien en dogville y eso acaba transmitiéndose en un sitio tan cercano. En valencia hay muchísimo nivel y se nota en un acústico dónde desnudas tus canciones y la gente te ve de muy cerquita. La sala cuenta con un buen equipo con 10 monitores y buena microfonía, se mima tanto el sonido como el concierto y acaban saliendo noches especiales. Ahora queremos dar el salto y empezar a traer gente importante. Estamos barajando varios nombres nacionales de cara a celebrar los seis meses de vida. ¡Estad atentos!

    Más Info:

    Dogville

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves