• Breves

    sábado, marzo 14, 2015

    Eli Paperboy Reed Trio - Sala Loco Club. Valencia, 13-03-15


    Eli Paperboy Reed Trio - Sala Loco Club. Valencia, 13-03-15

    Algunas noches, hay ciertas etiquetas que sobran. Los adjetivos, las clasificaciones y el transcurrir del tiempo dejan paso a la pátina más o menos lúcida que imprimen los años y el poso de una herencia incontestable. Un viaje al pasado necesario y casi instantáneo a ciertos lugares que solo perviven en la memoria o en la imaginación, pero que en las manos y en la voz de algunos músicos privilegiados se hacen tangibles por unos instantes de enorme valor. 

    Eli Paperboy Reed atesora el enorme descaro que le da su juventud, pero con la sabiduría de alguien que recorre desde siempre un camino en el que no todos saben encontrarse. Hito tras hito, recodo tras recodo, con los mismos pasos que se llevan dando década tras década y con un transcurrir continuista y lleno de acierto. El viernes quedaron muy atrás los errores cometidos en su carrera (tercer y cuarto disco, sobre todo), y el de Boston anduvo de nuevo por esos caminos conocidos que domina a la perfección. 

    La ocasión parecía el momento perfecto de redimirse en aras del clasicismo y la pureza más desnuda; su disco de debut "Walkin' and Talkin' (For My Baby) and Other Smash Hits” cumple diez años, y con este motivo Eli vuelve a la carretera, a desfogarse en locales que nada tienen que ver con eventos masivos ni con los medios que proporciona una gran discográfica. Como acompañantes, los dos amigos con los que todo empezó: el otro Eli, Eli Keszler, a la batería, y Jake Leckie en la otra parte de la sección rítmica a los mandos de un contrabajo que llenaba el escenario aun sin contar con el protagonismo en las miradas. 

    Tres piezas en un ensamblaje difícil de entender de otra manera, pero en el que el papel estelar corre a cargo de Reed, con un carisma que es foco continuo de atención y que muta sin transiciones entre el soul singer y el bluesman. Más autentico cuando se sumerge en el soul, Eli Paperboy Reed ofreció un set list formado por canciones de su primer trabajo y versiones clásicas.

    Marcando personalidad e intentando conectar con el público con frases en castellano, “You Were Wrong”, de Freddie King, abrió el concierto y el repertorio de versiones, entre las que destacamos sin duda el “Something You Got” de Wilson Pickett, muy celebrado por parte del público. La celebración de una década de carrera hizo que el respetable coreara el “Cumpleaños feliz”, un momento que Eli tuvo que romper con solemnidad declarando que se disponía a interpretar algo de blues, porque era el género que más había tocado. 

    Probablemente, además de su carisma de chico blanco, su voz sea el elemento que más juega a su favor, algo que demostró en el juego de falsetes y profundidades en “Woman, Woman Blues” y, sobre todo, “Big Fat Mama”

    Convertido en un trasunto de James Brown en las voces, consiguió incluso la difícil meta de que el público guardara total silencio durante algunos momentos en “Just Can't Please You”, homenaje a unos de los músicos tomaron el papel de mentor durante su juventud. Sin micro, con una desnudez total (en ese momento nadie podía echar de menos la explosividad de la banda que le suele acompañar) demostró la razón de los elogios recibidos en sus primeros años. 

    Para el final, el de Boston se plantó solo en el escenario, ya en mangas de camisa pero con su aura de chico de buena familia aún intacta, acompañado únicamente por su armónica para interpretar “Who Will The Next Fool Be” y favoreciendo una atmósfera de cierto recogimiento casi religioso.

    Poco duró este momento de solemnidad; el rock & roll y los 50 entraron en la jugada para terminar el concierto en un nivel álgido que hizo que todo el mundo pidiera más: la versión del “Shake Your Moneymaker” de Elmore Leonard y “Take My Love With You”, del estupendo “Roll With It”. Un grito, el grito de Eli “Paperboy” Reed, que ya es una de sus señas de identidad y que lleva a viajar por unos instantes a cualquier garito décadas atrás. El buen chico se ha redimido, ha vuelto a transitar con paso firme por los viejos caminos. Esperemos que le dure.



    FOTOGRAFÍAS DE ELI PAPERBOY REED TRIO
























     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves