• Breves

    viernes, abril 03, 2015

    Artychokes se estrenan con "The Truth is There, in That Box" , una arriesgada y brillante propuesta que conjuga sonidos electrónicos y pop-rock a partes iguales.


    Sergio Sorace y Vicente Delhom, Artychokes, publican su primera obra, "The Truth is There, in That Box" (Autoeditado, 2015), un EP con cinco temas que amalgama rock vanguardista y techno, una arriesgada apuesta cuya originalidad les sitúa en caminos poco transitados por la música local.

    Cuando Vicente y Sergio (ex Megaphone ou la Mort) comenzaron a componer juntos y a dar forma a su proyecto como dúo ya dieron una pista de por donde iban a ir los tiros a la hora de bautizarse. El guiño arty contenido en la traducción inglesa de "alcachofas" nos guiaba instintivamente hacía el sentido del humor no exento de contenidos vanguardistas del que hace gala la pareja. El dúo apenas llevan juntos poco más de un año y ya ha visto la luz su primer trabajo, un EP con cinco temas disponible en su bandcamp. Cuando Megaphone ou la Mort, poco después de publicar su magnífico "A Silent Language", deciden separarse, su baterista, Sergio Sorace forma una nueva banda, un combo clásico para dar salida a un repertorio pop-rock al uso a base de guitarra, bajo y batería.

    Será durante los ensayos y el inicio del proceso de composición de los nuevos temas cuando se perfile una querencia hacia la electrónica de vanguardia que desviará el trayecto inicial y que acabará desembocando en su definitiva formación actual como dúo. Vicente se encargará de la voz principal y de guitarras, bajo, sintetizadores, teclados y FDB y Sergio de samplers, secuenciadores, loops, bajo electrónico, programaciones y coros. En junio del pasado año ya esbozan los primeros temas y se encierran en el estudio The Black Elephant donde finalizan en enero de este año el EP de debut "The Truth is There, in That Box", cinco temas de libre descarga en su bandcamp en los que se rastrea  una nutritiva simbiosis de estilos como el jungle, trip-hop, pop-rock o post-punk.

    "Human Bone Style" es la primera de las composiciones en quedar registrada. Sobre ella planea la sombra del post-punk de los ochenta en una composición sombría, en la que unos coros son apenas el único toque melódico en una pieza que encaja bien con las sonoridades dark-wave. Según nos cuenta Vicente

    "Human Bone Style surgió en nuestro primer ensayo jugando con un loop de batería, guitarra y voces. De ahí, en sólo una sesión más teníamos letra y hasta la idea del videoclip. Como no tenemos un patrón establecido para componer, tampoco nos ponemos más límites que desechar todo aquello en lo que no tengamos una opinión unánime. Otras canciones las hemos desarrollado partiendo de una idea o de algún riff de guitarra o cualquier otro instrumento".



    El álbum se abre con la que quizá se la canción más accesible del mismo, "Angie, The Decider", un tema que juega con una base rítmica de reminiscencias jungle, una guitarra próxima a sonidos más cálidos que el resto del disco, teclados atmosféricos que le dan cuerpo al tema y un ritmo quebrado en el que durante el desarrollo del mismo se incluyen numerosos samplers, aumentando la tensión dramática hasta el delirante final. Sobre el proceso de composición de éste y el resto de temas señalan:

    Sergio"El proceso de composición se está dando de diferentes maneras, hay canciones que salieron en el local de ensayo, otras son canciones que Vicente fue armando y yo fui colaborando más en lo relativo a arreglos con samplers varios, bases electrónicas y producción. Con respecto a las letras también fue un proceso natural. Hay letras mías y otras de vicente, un trabajo en conjunto donde nos permitimos contar diferentes historias y estados de ánimo que por ahora está dando excelentes resultados."

    "16 Hours" se abre con unos acordes de piano que recuerdan el pop británico de los sesenta, a los que enseguida se añaden por debajo bases electrónicas y percusión rompiendo con la sonoridad habitual que se esperaba del tema. Corte en el que mejor juegan con las voces, da a veces la impresión de tratarse de una canción de Ocean Colour Scene remezclada por Mouse on Mars.

    "Shit on the stands" retoma el sonido de "Angie The Decider": un tema de percusiones adictivas, buena labor vocal que se desarrolla como un complejo collage de samplers. "Black Again" cierra el disco y es probablemente su canción más lograda. Aproximándose al sonido Trip-Hop de Bristol (tanto en su acepción intimista a lo Portishead como a la más rotunda de Massive Attack) parece ser donde el dúo se desenvuelve mejor. Ritmos perezosos sobre los que se desarrollan amenazadores punteos de guitarra pródigos en distorsiones y teclados de reminiscencias fantasmales. Es en esta canción donde se percibe que el dúo ha encontrado su tono personal y nos hace permanecer expectantes a sus próximas entregas.



    Después de la escucha, hablando con Sergio y Vicente nos comentan sobre sus proyectos futuros: 

    Vicente: "Nuestro proyecto es un proyecto de presente con una proyección limitada en el tiempo y en el espacio. Es decir, vamos con nuestro devenir hacia no se sabe dónde pero con una ilusoria sensación de control que nos satisface. Lo que sí tenemos más claro es que no queremos parar de componer y estamos barajando nuevas canciones bajo nuevas premisas. En primer lugar, recuperar la batería para este LP, ya que sergio abandonó los palos en nuestra primera grabación. Por otra parte, buscamos un sonido más directo aunque acabaremos haciendo arreglos extra y ahí seguro que requeriremos la colaboración de músicos. En cuanto a los directos, nos subiremos a los escenarios cuando se den las condiciones indispensables y necesarias para armas una gran experiencia musical."

    Sergio: "Bueno, deciros que empezamos a grabar las premaquetasd para lo que será nuestro primer LP y seguimos componiendo. Vicente tiene un torrente de ideas y estamos más centrados en tener un buen puñado de canciones. Este EP fue la parta de presentación en formato dúo; la idea es sumar y para la grabación seguramente tendremos alguna colaboración, todo lo que enriquezca nuestra música será bienvenido. Es la primera vez que siento que hago lo que quiero con quien quiero y eso es como degustar un buen vino de barrica de roble. Con respecto a bolos, tenemos claro que no nos desespera la idea de hacer conciertos por hacer, ya somos dos hombres grandes con mucha experiencia musical, padres de familia con hijos, tratando de ponernos en forma física y mental, eso sí, ganas no nos falta y seguramente nos gane el deseo.

    FOTOGRAFÍAS: RAFAEL MONZÓ VALLS

    MÁS INFO:
    https://www.facebook.com/artychokes?fref=ts



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves