• Breves

    lunes, mayo 25, 2015

    Róisín Murphy – “Hairless Toys” (Play It Again Sam, 2015)

    Tercera entrega en solitario de la irlandesa con la que da un paso hacia lo conceptual 

    La Murphy lo ha vuelto a hacer. Se ha superado y ha ido por caminos que se podrían intuir en sus anteriores trabajos, “Overpowered” y sobretodo “Ruby Blue”. Editado en Play It Again Sam, Róisín Murphy se aleja de la rutilante pista de baile para quedarse en el extrarradio de la misma. Ritmos que se reparten tiempos slow que llegan como novedad a su repertorio, y bases que mezclan el r’n’b’, el trip-hop descafeinado y el estilizado reflejo del dubstep. Pero “Hairless Toys” poco tiene de anclaje a esos dos discos en solitario: Róisín Murphy se adentra en un escenario con claro-oscuros, para construir un espacio conceptual de tasación poco convencional. Electro-jazz, trip-hop, jazz, fusión, synthpop… 

    El tema que abre el trabajo es un ejemplo de ese nuevo espacio en el que la irlandesa parece haberse instalado tras 7 años de la publicación de “Overpowered”. “Gone Fishing” ya no es tan evidentemente bailable; la voz de Róisín Murphy se siente cómoda en los susurros, en la insinuación, sin estridencias ni sobresalir demasiado de la tónica musical de cada corte. Heredero de su primer largo, da las pinceladas de lo que podremos encontrar a lo largo de los 8 temas que lo conforman: un chill out de factura elegante y que no sigue las huellas de lo que se supone debe seguir. Ese siempre ha sido el sino de Róisín Murphy. Si en “Evil eyes” se evidencia su propia trayectoria (la base del tema podría haber encajado perfectamente en su primer disco), bien es cierto que se acompaña de toques funk (el riff de guitarra) que colorean el tema. 

    “Exploitation” es uno de esos cortes que nos remiten a su etapa en Moloko. Ritmos que van tomando forma en diferentes capas y entre las que Róisín Murphy siempre ha brillado más. La elegancia de ese trip-hop destilado hasta la última gota que es capaz de mezclar electrónica, jazz y el beat del house para crear ambientes progresivos como en este tema. Uno de los destacables de este trabajo quizás por eso de que vuelve a sus propios orígenes. No en vano es el corte más largo de todo “Hairless Toys” (prácticamente 10 minutos) tirando de puente instrumental en el que los sintetizadores acaban apoderándose de la base rítmica. 

    Róisín Murphy también tiene hueco para cortes que poco podrían casar con su propuesta de baile estilizado. “Exile” es el ejemplo. Una balada que coquetea con el country y en el que la voz de la irlandesa prácticamente se clava en nosotros con ese susurro contínuo y ese “…I’d face another hurricane to get back home…” que clava el corte. Balada que hace tándem con el corte que da título al trabajo, “Hairless Toys (gotta hurt)” y en el que consigue construir esos ambientes que entran en los dominios de una Julia Holter en estado de gracia. Lirismo “espacial” en este tema en el que (como en el resto del trabajo) deja a un lado los modismos de los estribillos para dar paso a letras como las de este tema “…that’s got to hurt, how ever poingnantly won’t let them laugh at me you’re ever you…”

    Si hay algo que caracteriza la propuesta estilístico-musical de Róisín Murphy es indiscutiblemente lo estilizado de la misma. “House of glass” es un ejemplo de ese desarrollo de temas en los que sumergirse, sin subidas forzadas, y consiguiendo pasar prácticamente de su voz a la composición final. Con “Unputdownable” cierra “Hairless Toys”, un corte dividido en dos fragmentos equidistantes y en el que le da finalmente las pinceladas de color sereno que podrían faltarle, por su propia concepción, a este trabajo. 

    Quien busque en “Hairless Toys” una continuación del trabajo de Róisín Murphy va a encontrarse con algo totalmente distinto. Esa reconstrucción nada complaciente de su propia carrera no es de fácil digestión, y es lo que más nos gusta de este trabajo, la deconstrucción de una propuesta con éxito para lanzarse a lo no evidente. Trabajo que dejaríamos con un notable y del que hay que ir tomando raciones gradualmente. Como ejemplo, el videoclip de “Exploitation”, con ese aire a Lars Von Trier en su metraje y una Murphy que acaba devorando un huevo duro. Conceptualismo “arty” para huir del costumbrismo dance. Por nuestras tierras de momento solo tiene una cita confirmada, la del próximo 19 de junio en el Sónar Festival de Barcelona.

       
    Róisín Murphy: “Exploitation” (2015) 

    Tracklist “Hairless Toys”: 
    01. Gone Fishing
    02. Evil Eyes
    03. Exploitation
    04. Uninvited guest
    05. Exile
    06. House of glass
    07. Hairless toys (gotta hurt)
    08. Unputdownable

    Próximos conciertos Róisín Murphy: 
    29 Mayo – Berlín (Arena)
    30 Mayo – Hamburgo (Grobe Freiheit 36)
    31 Mayo – Berlín (Berlin Festival)
    05 Junio – Zurich (Kaufleuten)
    06 Junio – Halluin, Francia (Port Festival)
    11 Junio – Wilnius, Lituania (Summer in the City)
    12 Junio – Moscú (Yota Space)
    13 Junio – Sant Petersburgo (Glav Club)
    19 Junio – Barcelona (Sónar Festival)

    Más info: 
    http://www.roisinmurphyofficial.com/ 
    https://www.facebook.com/roisinmurphy

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves