• Breves

    lunes, junio 22, 2015

    Entrevistamos a Jordi Llansamà de Bcore Disc: "Nosotros el vinilo lo hemos mantenido casi siempre. Pero no es verdad que las ventas de este formato compensen las ventas de la caída del CD"




    Hace 25 años, Jordi Llansamà, un joven barcelonés metido en la escena hardcore de la ciudad condal, apostó por la banda de hardcore melódico Corn Flakes publicando su primer trabajo "No problem". Un comienzo en el que, no hubo más pretensión que sacar adelante los trabajos de bandas que permanecían debajo del subsuelo de la gran ciudad, y que sembró el germen de BCore Disc

    Su trayectoria como discográfica ha sido impecable y fructífera, un claro ejemplo de resistencia y adaptación a los cambios constantes que ha sufrido la industria durante todos estos años; la constancia, adaptación, prudencia y calidad musical, a pesar de los altibajos, les ha hecho pervivir en el negocio musical. BCore Disc son uno de los sellos independientes de referencia del panorama nacional, este próximo fin de semana celebrará por todo lo alto más de dos décadas de vida con una serie de actuaciones especiales distribuidas en cuatro días. 

    Con motivo de su 25 aniversario, entrevistamos a Jordi Llansamà, cabeza visible del sello discográfico. 

    Alquimia Sonora: Empezaste de una forma totalmente amateur con una primera etapa en la que, distribuías maquetas y discos de punk y hardcore en Barcelona. Una atrayente iniciativa que cautivó a un buen número de seguidores afines a estos estilos y que se sintieron representado por una actitud y estética comunes. ¿Cuáles son tus primeros recuerdos musicales? ¿Cómo comienzas a interesarte por la música? ¿Cómo recuerdas la la Barcelona musical de aquella época? 

    Jordi: Lo primero que recuerdo que me gustaba era la música disco de los '80, mayoritariamente negra. Tenía un amigo de la familia que estaba loco por las pistas de baile y estaba todo el día con taxis de importación de este tipo. Más tarde me empezaron a gustar cosas como The Police y me volví un fan de Bob Marley & the Wailers. Pero realmente empiezo a vivir la música de otra manera cuando con los amigos del barrio descubrimos el punk y el RRV. Entonces empezamos a escuchar Radio PICA y allí nos enterábamos de las autoediciones de casetes de bandas como Kangrena, Subterranean Kids, de los conciertos de L'Odi Social, y cuáles son los espacios regentados por punks donde podemos encontrar gente de este ambiente, El Kafé Volter, Informe... 

    Barcelona era bastante diferente a lo que es ahora. Ahora es una gran tienda y casi un parque temático. En aquellos momentos, aunque era difícil arrancar proyectos alternativos, podías encontrar pequeños oasis como los que te he comentado anteriormente. 

    Alquimia Sonora: "No problem" de Corn Flakes es la primera referencia que editáis con ayuda de PDI en el año 1990. Las sensaciones que se extraen del libro "Pequeño circo" de Nando Cruz es que, en aquella época, todo el mundo que comenzaba una aventura como compañía discográfica independiente, partía de cero, sin casi (o ningún) conocimiento sobre la industria de la música pero sí con una pasión y una intención de sacar referencias de bandas a las que nadie daba salida. ¿Cuáles fueron las razones que te impulsaron a lanzar este proyecto? 

    Jordi: Yo desde el '85 ya estaba metido en edición de fanzines y más adelante creamos BCore Produccions, que fue el germen de BCore Disc. Pero entonces solo hacíamos copias de casetes, algunas camisetas y vendíamos material intercambiado con sellos de todas partes, algunos de Europa. Así que ya tenía claro, al estar inmerso en la escena punk, como funcionaba el tema de las autoediciones, etc. Hacer una casete era relativamente fácil, pero un LP, era más costoso y tenías que disponer de una licencia especial para fabricarlo en España. Es por eso que grupos de ese momento se fueron a hacer los discos a Italia ya que no tenían tantas trabas legales. Nosotros lo hicimos legalmente a través de PDI. Les hicimos un encargo. Sacar el disco, fue una decisión mía de apoyar a la banda Corn Flakes, ya que yo en aquellos momentos disponía de un trabajo estable y un buen sueldo de diseñador. Así que decidí gastarme una parte de mis ahorros. 

    Alquimia Sonora: En Pequeño Circo de Nando Cruz cuentas que: "El primer disco de Corn Flakes lo fabricó PDI. Yo no tenía ni dea de cómo se hacía ,así que miré quién fabricaba los discos de El Último de la Fila, busque el teléfono, llame y fui: ¿Vosotros fabricáis discos? ¿Cuánto cuesta? Aquí tenéis el dinero. Después, los que llevaban más tiempo eran Munster, así que le hice a Iñigo la típica avalancha de preguntas." 

    Alquimia Sonora: Con decisión y coraje, empiezas a indagar en cómo se hacen las cosas. Sin querer (pero queriendo) te ves metido en un mundo desconocido, que seguramente estaba repleto de trabas pero que, con ayuda de otros compañeros, empiezas a familiarizarte. ¿Cómo fue para tí ese proceso de aprendizaje? ¿Qué sensaciones te provocó empezar a dedicarte al mundo discográfico? ¿Estuviste acompañado en esta primera etapa? 

    Jordi: Toda la primera etapa la realicé en solitario. De tanto en tanto, Clara, mi novia de por entonces, me ayudaba a contestar el correo o con los envíos. Pero todo esto lo hacía en los ratos libres o por la noche ya que no podía dedicarme a full time. La sensación que tengo es de que era bastante divertido, ya que como tenías muy pocos recursos, tenías que agudizar el ingenio. Incluso para el envío de paquetes utilizábamos sellos forrados con Airofix. De esta manera le pedías al colega que te los enviara de vuelta con el próximo paquete. Pasabas un algodón con alcohol y borradas el timbrado y así podías volver a utilizarlos. En toda esta primera etapa no teníamos la consciencia de estar creando un sello discográfico.

    Alquimia Sonora: La financiación del disco vino de tus propios ingresos laborales, una muestra de amor infinito por el arte de la música. ¿Encontraste apoyo moral de familiares y amigos? 

    Jordi: En casa no les parecía realmente interesante el entorno en el que me movía, pero siempre tuve total confianza y libertad por parte de mis padres. Jaume Cararach, un compañero de trabajo me ayudo para financiar el primer lanzamiento. 

    Alquimia Sonora: Unos primeros pasos que no preveían una continuidad y en los que, la idea de montar un sello discográfico a raíz de la edición de esta referencia, no había sido contemplada. Sin embargo, seguisteis en el camino. Las ventas de esa primera referencia sirvieron para financiar otros proyectos, que os llevaron a embarcaros en una apuesta arriesgada. ¿Cómo fueron esos primeros años? ¿Qué repercusión tuvo el boca a boca y los canales de información como "Reptil Zine" y el programa de radio "Atac de core" en Radio Pica? ¿Cómo se fue asentando esa pequeña comunidad de personas interesadas en una misma corriente? 

    Jordi: El boca a boca funcionaba muy bien, era una escena muy pequeña y todo el mundo sabía dónde tenía que ir y que escuchar para estar informado. Como te cuento Radio Pica fue totalmente clave. Yo al principio la escuchaba desde casa y era mi punto de información número 1 junto a la tienda informe de Modos y modas donde podías encontrar fanzines, casetes, etc. 

    Más tarde pase a tener un programa en Radio Pica y otra gente se enteraba de nuevas bandas o conciertos escuchándome, curioso, no? La comunidad fue creciendo y en los '90 aparecieron nuevas bandas como Corn Falkes que cambiaron bastante el panorama e inyectaron gente nueva y más joven a la escena. Con ideas menos radicales, menos comprometidas, pero con ideas nuevas y músicas más melódicas. 

    Alquimia Sonora: La gestión del sello bajo la filosofía DIY se distanciaba de las formas de trabajar de las grandes compañías. ¿Qué esfuerzos implicaba el háztelo tu mismo? ¿Y qué libertadas os proporcionaron? 

    Jordi: Básicamente el DYS provocaba que todo tenía que pasar por mis manos, que no delegaba nada. Y eso hacía que las cosas fueran despacio. Más adelante con la entrada de colaboradores seguimos manteniendo esta premisa. Ya que tanto la gente que hacía diseños para nuestros carteles, portadas y más tarde videoclips eran de nuestro entorno. Lo mismo con las grabaciones, la mayoría de ellas hechas por amigos o gente de otras bandas de BCore como Santi Garcia o Xavier Navaroo (Mr Pri). 

    Alquimia Sonora: ¿En qué momento pudiste decidir tener dedicación exclusiva para el sello? 

    Jordi: Pues de memoria no sé decírtelo. Tendría que mirar mi historial laboral y ver que año dejé de trabaje en Open Diseño y me puese al 100% con BCore. Creo que debe ser alrededor del 1993. 

    Alquimia Sonora: ¿Cómo empezaron las conexiones a nivel internacional? ¿Y qué ventajas os proporcionaron? 

    Jordi: Las conexiones existían desde que hacíamos el fanzine e intercambios, pero diferentes viajes que hicimos a Europa en interrail y sobretodo un viaje a USA en 1997 donde conocimos a la gente de Kerosene 454, Bluetip, June of 44, The Sorts, Jawbox, etc. Y esto creo un vínculo y a partir de aquí empezamos a montar conciertos de estas bandas en Barcelona

    Alquimia Sonora: ¿Qué satisfacción os proporciona al sello que alguna de vuestras bandas hayan alcanzado reconocimiento a nivel nacional, siendo algunas de las bandas más respetadas y aplaudidas de nuestro país? 

    Jordi: Pues no hace sonreír. Ya que nos hace felices. Ellos salieron de la casa y mantenemos relación con casi todos. Así que disfrutamos de su popularidad. 

    Alquimia Sonora: En toda la vida del sello habéis sabido adaptaros a las nuevas fórmulas de negocio que iban imponiendo los nuevos avances tecnológicos y los cambio en la forma de consumo de la música. ¿Qué decisiones habéis tomado en este sentido? ¿Cómo funcionó la campaña lanzada el verano pasado de abrir vuestro catálogo al público para que pagará a su voluntad a través de Internet?

    Jordi: Hemos intentado hacerle llegar al público que es importante que un sello tenga financiación (que venda discos, la gente vaya a sus conciertos, etc), para seguir adelante y hacer apuestas totalmente opuestas a lo que el mercado demanda. Por eso abrimos nuestro catálogo, ofreciendo la posibilidad de pagar lo que dada uno creo por las descargas. Pero no funcionó. Hubo muchas descargas, pero muy poca recaudación. Ahora pienso que todo esto está cambiando, ya que la gente prefiere tener las cosas en streaming y no bajarse el disco. 

    Alquimia Sonora: Dos cosas hay claras en esas nuevas formas de consumo de la música, la vuelta al formato físico (sobretodo en vinilo) y las escuchas digitales. ¿Cómo habéis cuidado ambos aspectos para potenciarlos? 

    Jordi: Nosotros el vinilo lo hemos mantenido casi siempre. Pero no es verdad que las ventas de este formato compensen las ventas de la caída del CD. Es por eso que con el sello también tocamos aspectos como el publishing y algo de booking o management. Sencillamente es imposible tirar una estructura como la nuestra solo con los ingresos de las ventas de los discos. 

    Alquimia Sonora: "O se enteran de que existes o no existes" En la parte de la comunicación, las nuevas tecnologías e Internet también han sido determinantes para cambiar las formas de hacer llegar el mensaje ¿De qué forma se ha ido avanzando desde el sello en este sentido? 

    A ver cada vez que aparece una forma nueva de comunicación hay una buena oportunidad. Pero o destacas en cuanto aparece o a los pocos meses todo el mundo utiliza las mismas armas y ya vuelve a estar todo colapsado. No es tan fácil destacar. 

    Alquimia Sonora: Valoración actual de la industria musical haciendo hincapié de la subida del IVA al 21% ¿hasta qué punto esta asfixiando al negocio musical? 

    Jordi: Pues es un problema gordo. Sobretodo para la música en directo, que tenía otro IVA y se lo subieron al doble. El disco nunca se ha considerado cultura y siempre ha tenido el IVA más alto. Ojala cambie algún día. Igual no subimos lo precios nunca cuando subió el IVA,. Tampoco los bajaríamos si bajara. Creo que 10 Euros por un CD y 15 por un LP son muy buenos precios. 

    Alquimia Sonora: En el año 2011 abrís vuestra tienda en el centro de Barcelona para la venta física de vuestro catálogo. Un nuevo espacio físico del sello en dónde también se haya instalada vuestra oficina. Un punto de encuentro para los compradores del sello y un interesante reclamo para nuevos clientes 

    ¿Cómo surge la idea? ¿Qué satisfacciones proporciona el contacto directo con vuestros compradores? 

    Jordi: La idea ya estaba en la cabeza desde siempre. Nosotros hemos hecho venta por correo de otros sellos, etc desde el día que empezamos. Así que cuando nos trasladamos a Gràcia, encontrar un local con salida a la calle y montar en la entrada una tienda de discos ya era uno de nuestros objetivos. Es más una declaración de principios. La tienda no funciona, pero es lo que queremos que la gente tenga en la mente cuando piensa en BCore. Nostros somos eso. 

    Alquimia Sonora: Para celebrar estos 25 años habéis organizado una serie de conciertos especiales para el último fin de semana de junio. Contarnos como se ha conformado el cartel y el valor que tienen las actuaciones. 

    Jordi: Lo bueno de las actuaciones es que vas a poder ver grupos que vuelven o que van a hacer un tipo de concierto totalmente diferente. Por ejemplo The New Raemon va tocar enterito su primer disco "A propósito de Garfunkel". Standstill van a tocar solo repertorio en inglés de sus primeros discos en BCore. The Unfinished Sympathy se reúnen para la ocasión, etc. 

    Conciertos BCore – 25 aniversario 

    Miércoles 24 de Junio: Anímic y amigos en el Heliogàgal 


    Jueves 25 de Junio: Xmilk, 24 Ideas, No More Lies y Bullitt (Sidecar) 


    Viernes 26 de Junio: The New Raemon, Joan Colomo, The Unfinished Sympathy y Nueva Vulcano (Apolo) 


    Sábado 27 de Junio: Standstill, Tokyo Sex Destruction y Betunizer (City Hall)


    Evento:


    Más Info:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves