• Breves

    martes, julio 07, 2015

    Maika Makovski, el directo como valor eléctrico en Sons Al Botànic

    Maika Makovski es la cuarta cita del ciclo Sons Al Botànic, y este viernes 10 demostrará, de nuevo, en la Plaza de los Magnolios del Jardí Botànic de la Universitat de València, por qué su directo es uno de los valores más a tener en cuenta de la escena actual.




    Valencia, mes de julio. Inmersos en la enésima ola de calor (y las que nos quedan), las alternativas de ocio nocturnas, al aire libre, se multiplican en una ciudad que busca atenuar los asfixiantes agobios que conlleva otro verano a priori interminable. La música no podía ser menos, y con el séptimo mes del año llega la cuarta (y penúltima, no lo olviden) cita del ciclo de conciertos Sons Al Botànic

    El Jardí Botànic de la Universitat de València acoge esta vez a Maika Makovski, con el recuerdo de la última vez que pudimos disfrutarla en sala por estos lares ya bastante lejano. Demasiado, si nos paramos a pensar por un momento en que el directo de la mallorquina es uno de los valores más arrolladores y contundentes de la escena nacional, y que no hace otra cosa que crecer en calidad con el paso de los años. Electricidad, aunque en esta ocasión no estará tan presente, es uno de los términos que mejor definen el envoltorio con el que se visten sus canciones sobre las tablas. 

    Maika Makovski rompe moldes y lo demuestra cada vez que se sube a un escenario, donde su poderosa presencia y su voz, capaz de dar registros sumamente evocadores, desde la dulzura engañosa hasta la rocosidad más desgarradora y sugerente, le desmarca claramente del plantel de figuras actual.

    Músico innata, figura del rock underground, mujer polifacética (es también actriz de teatro), Maika Makovski respira las tablas como nadie y es capaz de transformarse a sí misma en una amplia variedad de registros, desde las tinieblas de su tercer disco, “Maika Makovski”, hasta los sonidos más optimistas de “Thank you for the Boots”. Tres años han pasado ya desde la edición de su último disco de estudio, aunque la espera, afortunadamente, se ha hecho más corta con la publicación de un vinilo en directo grabado en 2012 en la Sala Apolo y que ha visto la luz gracias a las virtudes del tan de moda últimamente y necesario crowdfunding

    Y en septiembre, tras la gira veraniega, Maika volverá al estudio (y a la casa de campo que está buscando para trabajar en las nuevas canciones) para grabar su nuevo disco, de nuevo con la colaboración de John Parish, productor de nombres como PJ Harvey o Tracy Chapman. Las comparaciones con Harvey son inevitables, y es uno de los primeros nombres que acuden a cualquier oído que llegue a ella por primera vez. Pero Maika va más allá, hace suya cada nota, cada verso, al piano o a la guitarra, derrochando una presencia infinita y una sensualidad más allá de toda duda. 

    Entre medias, entre conciertos y disco, la ya terminada colaboración con varios jóvenes músicos del LIPA, la Escuela de Música y Artes Escénicas de Liverpool, creada por Paul McCartney, y que le dio la satisfacción de impartir varias clases magistrales y la oportunidad de llevar a cabo una gira por Inglaterra y España, que ha derrochado excelentes críticas. 

    Lo dicho; artista polifacética, arrolladora sobre un escenario, con una calidad compositiva enorme y un carisma vocal y personal que no puede dejar indiferente. Y todo eso, el viernes 10 de julio, una vez más, en un entorno tan privilegiado e íntimo como la Plaza de los Magnolios del Jardí Botànic de la Universitat de València. 


    Entradas: 15 euros en Movingtickets 


     




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves