• Breves

    domingo, agosto 23, 2015

    Viernes de Sonorama!! Sorpresas y momentazos!

    El viernes  por la mañana comenzó con el concierto del jovencísimo Jacobo Serra armado con su guitarra acústica y respaldado por su banda. Se oía entre el público comparaciones con The Beatles o Travis y pese a que las influencias son innegables, no quitan ningún valor a sus canciones ni a su forma de tocarlas. Pese a que en sus discursos entre canción y canción dejaban ver quizás una corta experiencia sobre el escenario, esto no dejaba de ser parte del encanto de su actuación ganándose la simpatía del público que disfrutaron como niños coreando “doggies here, doggies there” a ritmo de blues. Sin duda una de las grandes promesas del panorama nacional del que habrá que estar muy atento en los próximos años.

    Belize y Full acabaron de llenar esa Plaza del Trigo que está sirviendo en los últimos años como trampolín de las bandas más actuales del país. Full es una de esas bandas que desde el primer día sabe llenar el escenario y que están cumpliendo con una apretada agenda este verano, son una apuesta segura este año y nunca cansan, muy divertido verles a un horario al que aun no estamos acostumbrados pero que es de lo más bonito del Sonorama Ribera esa energía tempranera.

    La Habitación Roja visitó La Plaza del Trigo como “Sorpresa” (Ya lo habían anunciado en su concierto el dia anterior) dando lo mejor de sí mismos, nos sorprendieron regalándonos temas como “Boys don’t Cry” de The Cure o “Love will tear us apart” de Joy Division, “Made of Stone” de The Stone Roses o “Don’t look back in anger” de Osasis, uno de los momentos más coreados del día, también se escucharon temas de David Bowie, El Último de la Fila, REM , Radio Futura, The Smiths, Blur, e incluso AC/DC. Un repaso a lo mejor de la música de las últimas décadas.

    Arizona Baby continúan presentando su trabajo, cuarto hasta la fecha, Secret Fires. Vielba es na de esas personas que sobre el escenario dan clase de elegancia, sensatez, buen hacer, música e incluso lecciones morales, da un gusto inmenso escucharle cantar y hablar. No hace falta que nos lo pida para reconocer que nos veremos este otoño en las salas.

    Sorprendió a todos Caléxico. Aunque el público no coreaba sus canciones, supieron hacerse con el escenario y hacernos a todos disfrutar con la buena música más internacional de este festival. Su estilo mezclaba rock americano con el rock de América latina y con sus ritmos de cumbia y salsa nos pusieron a todos a bailar… pese a que la mayoría no teníamos muy claro cómo bailarlo. Además, entre sus filas se encontraba Jairo Zavala (Depedro) a la guitarra y haciendo los coros que en ocasiones, eran en español. El momento más vibrante de la actuación llegó cuando tocaron una versión de “Me Llaman el Desaparecido” de Manu Chao que dejó que el público que no conociese ninguna de las canciones propias de la banda pudiera resarcirse.


    Con un cambio de look apareció Chino, Supersubmarina en el escenario gustan a quienes tienen que gustar, tienen un buen directo que no decepciona a sus fieles pero que no acaba de conquistar a sus detractores. En nuestro caso disfrutamos coreando Su,su, su,su,su, su… Suspenso!!
    Uno de los últimos conciertos del día fue el de Joe Crepúsculo. Sin duda, el concierto más surrealista del festival y uno de los más divertidos. Eran las 3 a.m. y había sido un día con poco baile en los escenarios principales, por lo que para muchos este concierto fue de los más esperados. Empezó él solo sobre el escenario, con un público entregado desde el primer momento tarareando sus riffs del sintetizador. Sin embargo, pronto se unieron a él en el escenario “El Alacrán” que no era nada más y nada menos que el director de cine Nacho Vigalondo, y Tomasito. Mientras el primero no paraba de bailar de forma frenética, el segundo hacía coros y marcaba el ritmo con sus palmas y zapateando sobre un pad. La cosa se fue yendo de las manos con el tema Maricas de los Punsetes. El público vio cómo en el escenario lo estaban dando todo (sobre todo Nacho Vigalondo) y no quiso ser menos. Más de uno se quedaría afónico de gritar “quiero morir en una discoteca llena de maricas”. Cuando llegó el tema “La Verdad” ocurrió algo parecido, pero esta vez con espontáneo incluido que se subió a cantar el estribillo con Nacho Vigalondo, el cuál le cedió amablemente el micro hasta que vino el segurata a llevárselo. Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, llegó el final del concierto con “Mi Fábrica de Baile”. A un Joe y un Tomasito “descamisaos” se unieron en el escenario dos chicas con trajes de esqueleto, una chica con el pelo a lo afro y un señor con boina y bigote con unos movimientos femeninos de lo más sugerentes. Aquí el vídeo del momento, https://www.youtube.com/watch?v=sxfIJx89WG4 (vedlo bajo vuestra propia responsabilidad). El público por supuesto hizo lo propio y enloqueció para seguir el nivel de fiestón que había en el escenario. Y es que cuando uno tiene a toda esa fauna sobre el escenario quitándose una botella de Jaggermeister de las manos unos a otros y un tema como “Mi Fabrica de Baile” martilleando a toda pastilla no le queda otro remedio que darlo todo. Y así fue, con la frase “mi fábrica de baile no cabe en tu corazón pequeño” repetida hasta la saciedad, como terminó uno de los conciertos más locos que habrá tenido este festival en mucho tiempo.

    Más fotos en: Galeria Sonorama 2015


    Redacción: Beatriz Pacheco Berciano
    Carlos Castaño Rodriguez

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves