• Breves

    martes, septiembre 22, 2015

    Spheniscidae- "Nuevo Espacio" (Animal Iceberg, 2015)

    Spheniscidae, banda valenciana asentada en Madrid, publicó en el año 2012 su primer trabajo "La Historia Inempezable" (Autoeditado), un caleidoscopio descompuesto en prismas emocionales impregnados de melancolía y romanticismo. Desde la sencillez construyeron ocho piezas redondas encajadas en un puzzle complejo, directo y cercano, a la par que extraño e inquietante. Un excelente debut grabado por Alejandro Gómez Lechón (guitarra), Javier Marcos (batería y coros), Sergio Devece (bajo) e Iñigo soler (guitarra y voz), que les posicionó en una de las grandes referencias en la escena valenciana y del que cosecharon muy buenas críticas. El viaje partía inicialmente de las canciones de Iñigo Soler que había ido presentando por las salas de nuestra ciudad con una formación acústica. Con esta primera entrega subieron la intensidad en la ejecución de las composiciones dotando a su sonido de una fuerza descomunal, además sus grandes letras venían arropadas por una excelente combinación instrumental. 

    Con "La Historia inempezable" giraron por toda España y también en un pequeño tour por México, una experiencia vivida a través de la música en directo que formaron parte del recorrido vital de la banda, mostrando su mejor arma en instantáneas sonoras que traspasaban emociones enérgicas e intensas. Su regreso nos conduce a una nueva inquietud, una nueva etapa, una nueva búsqueda, y ese: "Nuevo Espacio", segundo trabajo que, transcurre en un mar de dudas, saltos al vacío y viajes hacia lo desconocido; una búsqueda existencial, un romanticismo contemporáneo, y un manifiesto repleto de respuestas indispensables para ganar o perder, y como no, para encontrar la felicidad.

    "Mi casa", el corte que abre el disco, con intro de aire misterioso da paso a una fresca apertura de la mano de una guitarra acústica limpia y desnuda, la base del nuevo ciclo sonoro de Spheniscidae construye un espacio interior luminoso; refugio emocional que esconde a un nuevo ser que cabalga futuros senderos con un sinfín de recovecos. Una excelente presentación del férreo muro sonoro conseguido por Sergio Devece (bajo), Javier Marcos (batería), Nacho Nácher (guitarra), Alejandro Gómez-Lechón (guitarra) e Íñigo Soler (guitarra y voz) que, estará presente durante todo el minutaje de este trabajo, y que les sitúa en lo alto del podium de las bandas con más solidez del panorama nacional. A tener en cuenta el pequeño guiño a Standstill, una de las claras influencias del universo sonoro de Spheniscidae: "Y ahora qué, qué de qué".

    Una entrega en la que, la electricidad toma el protagonismo, y el componente instrumental juega en una combinación perfecta: melodías que se crean y recrean en altibajos y cambios de intensidad sobresalientes; rabia, melancolía, felicidad, superación o indecisión que encontramos en cortes como "Un comienzo impronunciable" o "Preguntas frecuentes". "Nuevo espacio", es la muestra más clarividente de la amplitud de miras de Iñigo y su banda, un corte con dos partes: "El desierto", una reminiscencia al mundo árabe con espectaculares sonoridades y ritmos; y "El refugio", momento álgido en la profunda y magnífica lírica que encierra el disco. Cambios de ritmo arriesgados y certeros que engrandecen su lúcida libertad compositiva.

    "Batallas ganadas que no sirven de nada", el corte más instrumental nos devuelve a un estado de sosiego; una paz interior que susurra la victoria con un juego a dos voces que va in crescendo para explosionar en rugidos fulurantes al más puro estilo hardcore. "Remedio", es la obra maestra en cuanto al estilo instrumental de la banda. Una muestra de post rock con una línea de bajo y base rítmica digna de mención, y unas guitarras que se enredan en espirales descomunales. "Te llevo" y "Los más felices" encierran la sensibilidad convertida en belleza; el primero nos evoca a la profunidad instrumental y vocal de las composiciones del grupo donostarria Joe La Reina. Del segundo, destacamos sus guitarras y batería, un tándem vital que grita: "No nos vamos a echar de menos, porque no nos vamos a perder". Este trabajo se cierra con un delicioso tema en valenciano "Anem a cremar la fusta".

    El disco ha sido producido por Sergio Devece en Stardust Studio, y se publica y pone a la venta a través del colectivo cultural Animal Iceberg.

    Más Info:

    Spotify

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves