• Breves

    domingo, septiembre 20, 2015

    The New Raemon - Jardí Botànic de la Universitat de València. 18-09-15

    The New Raemon cierra el ciclo Sons Al Botànic en una noche en la que repasó toda su discografía y puso su punto de humor peculiar acompañado de Javier Vega.
    El pasado viernes la primera edición de Sons al Botànic echó el cierre después de cinco noches entre los meses de abril y septiembre en las que hemos podido escuchar de cerca a una lista variada de artistas en distintos momentos de sus respectivas carreras pero todos con la garantía sobrada de calidad encima de un escenario. Esperando que el esfuerzo organizativo tenga frutos y se repita en próximos años (la respuesta del público ha sido satisfactoria, a pesar de tratarse de nombres asiduos a las salas de nuestra ciudad), es momento de hacer balance de esta última cita, que nos trajo a The New Raemon hasta la Plaza de los Magnolios del Jardí, acompañado de Javi Vega al bajo. 

    Con “Oh, Rompehielos” ya reposado y situado en el lugar que le corresponde dentro de su discografía, era de prever que el concierto tomaría la forma de “greatests hits” que suelen ser sus actuaciones en solitario. Lejana queda la presentación “oficial” en Valencia, en aquel “Cultura Goril-la” del pasado mes de febrero que se quedó a medio gas como festival pero que se salvó gracias al oficio y al valor de los temas del propio Ramón y Pau Vallvé, al menos en su primera jornada. 

    Salvando su parón sobre los escenarios, que le mantuvo alejado de estos durante algo más de un año, The New Raemon es de esos artistas prolíficos en presencia que reinciden sobre las salas de casi cualquier ciudad. Se agradecen las oportunidades de ver en directo a uno de los mejores cantautores jóvenes (si se me permite otorgarle semejante etiqueta) de la actualidad, y más teniendo en cuenta la velocidad a la que estrena nuevos trabajos. El problema, como siempre, es el riesgo de repetirse, y sus shows en solitario pecan de ese defecto en la forma que a algunos puede alejar unos cuantos pasos de su personal universo. 

    En su concierto para Sons Al Botànic, la inestimable ayuda de Javier Vega (ex Maga) al bajo, otorgando otra profundidad y salvando la fórmula “cantautor-con-guitarra”, convirtió lo que podría haber sido otra noche más (sí, agradable, pero nada sorprendente) en una ocasión para apreciar algunos temas con otra dimensión, tanto los más antiguos como los que forman su último trabajo. 

    En melodías más livianas, como las de “La Cafetera” o “Sucedáneos” (a la que también aportó unos coros que se acoplaban perfectamente al momento), jugó el papel complementario con solvencia, y en otras más densas y oscuras como “La Ofensa” (sí, sí, la del disco que nadie escuchó) o “El Refugio de Superman”, daba el punto de profundidad y solemnidad necesario. 

    La solemnidad, eso es, que en manos de The New Raemon se convierte en ocasiones en un arma de doble filo. Relativizar, o quitar peso dramático a sus composiciones a través de historias y juegos de palabras llega a veces a ser desconcertante. Hasta un tema como “Galatea” puede llegar a tener su reverso cómico e irreverente (“Han visto al monarca rodar por la ladera”), en una especie de “Saturday Night Live” musicado que arranca las risas del público. Es inevitable. 

    La duda es sí se trata simplemente de un recurso personal, más o menos efectivo, o realmente a veces se toma tan poco en serio como aparenta. Quizá es el personaje, el que va con americana oscura aunque nos encontremos en una cálida noche de septiembre. El personaje que rescata “El Cau del Pescador” y “Hundir la Flota”, que arranca el mayor aplauso de la noche con “¡Hoy Estreno!” o que muestra “Una Historia Real” como un cúmulo de sonidos que resultan agradablemente familiares y que enmarcamos perfectamente en su trayectoria. Pero también es el que por enésima vez vuelve a hacer la concesión de interpretar “Te Debo un Baile” (ojo, excelente versión, eso sí), o algunos temas de los que renegó en su momento. 

    Nadie puede negar que el público sale satisfecho de un concierto de The New Raemon, y nos incluimos en semejante categoría, aunque me voy a permitir ponerle un pero; si hay algo que esperábamos con ganas y curiosidad era comprobar como sonaban en directo las versiones que incluye en el maxi single de “El Yeti”. El “que te jodan” del gran Julio de la Rosa se antojaba un broche perfecto que habría cerrado Sons al Botànic por el mismo sitio dónde comenzó.


    Texto: Susana Godoy
    Fotografías: María Carbonell



    THE NEW RAEMON EN SONS AL BOTÀNIC



























     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves