• Breves

    viernes, enero 22, 2016

    Air Waves - Loco Club Valencia - 19/01/2016.


    Los de Brooklyn recalaron sobre el escenario de Loco Club Valencia, dentro de su gira europea de presentación de su tercer álbum, el delicioso "Parting Glances", para ofrecernos un concierto que se caracterizó por su intimismo, su buen hacer y cuajado de las grandes canciones que componen su nueva entrega.

    Antes de visitar Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y la República Checa, Nicole Schneit se dejó caer por nuestras tierras para visitar escenarios de Alicante, Castellón, Barcelona, Santiago, Oviedo, Zaragoza y Valencia.

    Dentro de tan apretado calendario, la cita que correspondió a Valencia fue el pasado martes. Programar una banda joven que acaba de editar su tercer trabajo para una especial noche fría, en la que la mayoría de los asistentes madrugan a las pocas horas, es una locura o una decidida apuesta por la música como a las que nos tienen acostumbrados la gente de Tranquilo Música y la sala Loco Club. Aunque el aforo fue reducido, unas decenas de personas, el ambiente tranquilo y la especial complicidad que se estableció entre las composiciones de una tímida Schneit y el público, fue de ésas que sólo se dan en conciertos de reducido tamaño y se convierten en noches en las que te alegras de haber sustituido el sofá y la manta por una cerveza acodado en la barra disfrutando de un magnífico set.


    Blake Luley (teclados, sintetizador y guitarra), Keith Poulson (bajo) y Jeremy Dumball (batería), acompañan a Nicole Schneit (voz y guitarra), compositora de todos los temas,  en Air Waves. Para su tercera entrega, "Parting Glances", han contado con numerosos colaboradores, gente de la escena musical de Brooklyn entre la que encontramos a Jana Hunter (Lower Dens), Jarvis Teveniere (Woods) y a Felicia Douglas, Becca Kauffman (Ava Luna) y Brian Betancourt en los coros de la colosal "Fantasy".

    Tras un primer autoeditado álbum homónimo en 2007, publicaron "Dungeon Dots", (Underwater People, 2010), un trabajo con clara querencia hacia el pop de los noventa. Su sucesor, "Parting Glances"  (Western Vinyl, 2015), es un álbum mucho más sereno: recoge el gusto por la melodía del primero pero serena su ímpetu, consiguiendo una respetable colección de canciones en las que predominan los tempos medios sobre los que sobresale la adolescente y personal voz de Nicole. Una pequeña colección de historias que nos hablan de la épica y la lírica que subyacen en la vida urbana y que tiene su mejor reflejo en su título, esas "miradas de despedida" con las que la songwriter se refiere a esos efímeros cruces de miradas que se dan entre desconocidos y que son el punto de partida para construir historias inventadas sobre las vidas de los otros.


    Apenas cinco minutos después de la hora programada, Nicole Schneit y Blake Luley subían al escenario acompañados de Xavi Muñoz (Alberto Montero, Ciclón) al bajo y de Marcos Junquera (Betunizer, Alberto Montero, La orquesta del caballo ganador) a la batería. Con dos experimentados músicos asiduos a acompañar a bandas de fuera en sus giras españolas, la conexión Brooklyn/Valencia funcionó a la perfección, dando la impresión sobre el escenario de que el cuarteto llevaba semanas ensayando los temas. La sólida a la vez que irresistible base rítmica que proporcionaron Xavi y Marcos, sirvió de perfecto colchón para arropar las composiciones de Schneit. Un duende especial el que emanan ambos músicos valencianos que contribuyó a aumentar aún más el atractivo de los temas que completan "Parting Glances", obra que constituyó prácticamente la totalidad del setlist que ofreció el cuarteto.

    Tras "Morro bay" y "1000 Degrees", el cuarteto acometió la canción con la que se abre su nuevo trabajo, la deliciosa "Horse Race", a la que siguieron "Milky Way" y "Fantasy", completando así el triplete de los tres mejores temas que contiene "Parting Glances". En la primera, que en su grabación contó con la colaboración de Jana Hunter a los coros, una Nicole con un registro vocal muy parecido al de Tracyanne Campbell (Camera Obscura), abre el tema con apenas cuatro notas de guitarra para desplegar un estribillo de esos que se te incrustan en la cabeza y no puedes para de repetir. Lo mismo sucede con la lenta "Milky Way", donde consigue emocionar mientras repite el verso "Hold me, don't let me go". "Fantasy" contiene unas guitarras que evocan a Guided by Voices que se suman a la cautivadora voz de la frontwoman.


    "Sweet talk", "Calm", "Mt. High" y "Lines" centraron el ecuador del concierto, cuando el público ya estaba embelesado con la magia y cercanía que el cuarteto supo transmitir desde el escenario. Schneit a la guitarra, Blake alternando la guitarra rítmica con los teclados y Xavi y Marcos aportando su profesionalidad y excelente toque en la base rítmica, consiguieron llenar la sala con la sensibilidad e intimismo que transmite la escucha de "Parting Glances".

    "Lines", el tema del disco en el que Schneit saca su vena más folkie, y una sentida interpretación de "Thunder", con su intenso crescendo final, cerraron el concierto. Tras medio minuto de silencio en la sala, en el que todos estábamos más que satisfechos con el concierto ofrecido, alguien se arrancó con unos tímidos aplausos que enseguida contagiaron al resto de los asistentes para reclamar el inevitable bis. Para éste, los neoyorquinos habían reservado "Over Again" y "Tik Tok", canción con la que cierran el disco y sobre la que planea la influencia de Yo la Tengo, otro de los grupos de referencia de la compositora norteamericana.


    Aunque durante el concierto se estableció la inevitable brecha de varios metros entre el escenario y los espectadores más próximos, debido tanto a la escasa asistencia como a la tranquilidad con la que la gente se tomó el set, esa separación física entre espectadores e interpretes fue sólo eso, una cuestión de espacio. La conexión entre ambos se reflejó durante todo el concierto con un respetuoso silencio y una emoción contenida que se hacía tangible en el ambiente. El martes todos salimos de Loco Club con la sensación de que abandonar la manta y el sofá merece la pena cuando es para vivir momentos irrepetibles de una intensidad como la que nos ofrecieron unos inspirados Air Waves. Esperemos que no pasen otros cinco años para que vean la luz sus nuevas canciones.

    ENLACES:




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves