• Breves

    lunes, enero 18, 2016

    Great Googa Mooga: Zelators + Los Harakiri en BoogaClub (Granada) 15/01/2016


    Cuando sueltas la cámara en cualquier sitio para ponerte a bailar y te olvidas de que estabas allí cubriendo un evento la crónica es fácil. Demasiado fácil. Imposible ponerle un pero a un concierto en el que tú misma has salido con agujetas y lo has pasado tan bien que lo único que recuerdas en una sucesión de temazos super bailables y un ambiente que ya lo quisieran para sí muchos festivales de renombre. Pues sí, así son los Great Googa Mooga que llegan a Granada de la mano de Matarife para hacernos “danzad, danzad malditos”.

    Los primeros en salir, cargados de rock’n’roll y canciones para tronchar las cinturas, los granadinos Los Harakiri a quienes ya hemos visto en más ocasiones este mes y de quienes sólo podríamos corroborar la opinión que hemos expresado sobre ellos en anteriores conciertos. Cañeros, resueltos, con mucha actitud y una plantilla con lo más florido del rockanroleo local. A la voz y teclado, Monago Tornado demostrando, una vez más, que este estilo no sólo no está en decadencia sino que vive uno de sus mejores momentos acompañando a la fiebre vintage que vuelve a dar vigencia a estilos de antaño y los sitúa a la altura del mainstream sin complejos.


    Junto a él, a la batería un Antonio Pelomono (Los Harakiri, Pelomono, El osombroso y sonriente folk de las bandland, Elemento Deserto) que nos empieza a resultar imprescindible en el panorama local cuando de mover huesos se trata. Está claro que imprime a todos sus proyectos una personalidad única y que sabe rodearse de lo mejor de la casa a la hora de subirse a los escenarios, sea con el nombre que sea. A la guitarra Antonio “El deshollinador” (Perro Mojado, Los Harakiri) y Alberto al bajo. Juntos, un combo con capacidad para poner boca abajo una sala que coincide mayoritariamente en que el mejor bolo de esta banda siempre es el último y que mejoran día a día. Lo que se llama “coger tablas”, ni más ni menos.

    Volvemos a repetirnos con esto pero cada vez vemos más claro que es una de las bandas que más vamos a escuchar esta temporada en las salas granadinas para regocijo de sus cada vez más numerosos fans. Si el rock’n’roll no es sólo un tipo de música sino que es toda una actitud esta ciudad necesitaba una de estas bandas para poner su granito de arena en este estilo musical.

    Con el ambiente ya bien calentito, los Zelators salieron a escena con las pilas puestas y la firme determinación de terminar de ponérselas a los presentes, tarea nada difícil en vista de las muchas ganas de bailoteo que había en la sala. Una sala que, una vez más, no registró la afluencia de público que merecen este tipo de eventos destacables por su gran calidad musical.


    Los madrileños Zelators llegaron con un punk rock garajero de corte beat y punk actitud con la que se ganaron al público desde el primer tema y fueron subiendo listón como si la sala no tuviera techo. Si los Harakiri les habían dejado al público en su punto, ellos se encargaron de que la cocción siguiera su curso y el concierto llegase al punto de ebullición que, como suele ocurrir en estos casos, coincidía con los temas finales de la banda.

    Formada por músicos que ya tienen sus tablas y vienen de grupos de gran trayectoria, como son Oki Von Hoks (Imperial Surfers) a la batería, Chema (Letizias/Granadians) al bajo, Capitán Europa (Granadians) a la guitarra, y Chilbi (Mentalettes) al órgano y sintetizadores.

    Con una puesta en escena en la que corroboran que la buena música no está reñida con el desenfado y la cercanía, estos madrileños llegaron directos desde Malasaña para repartir ritmazo del bueno y dejarnos con ganas de ver el cartel del próximo Great Googa Mooga que, con seguridad, tampoco nos dejará indiferentes.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves