• Breves

    sábado, febrero 20, 2016

    Arizona Baby en Sala Prince (Granada) 19/02/2016


    Metidos en un extraño invierno que parecía más una primavera, sin frío ni nieve en una ciudad que precisamente tiene manto nival como atractivo turístico invernal, parece que todo el frío se ha querido condensar en esta última semana para recibir, al calor de la Sala Prince, a los vallisoletanos Arizona Baby que llevan aún entre manos su “Secret Fires” y la reedición de “Songs to Sing Along” que fue su primer trabajo y cumple ahora diez años. Un disco ideal para entrar en calor a golpe de tacón y guitarra, fuerte acento country y sabor al folk americano más arraigados en ese trabajo que se mezcla con el rock más potente de este lado del Genil.

    Desde que nos visitaran hace un año en el ciclo de rock de Monachil, el trío nos dejó con ganas de volver a disfrutar de su música, sus vaqueros gastados, sus botas tejanas y el sabor fronterizo de una música que se asienta fuertemente en la música americana de los 60’ y el rock más potente para el que Javier Vielba anda sobrado de actitud, como demostró durante el concierto.


    Con una muy buena entrada, casi lleno, lo que demuestra que a la banda se la quiere y se la espera por aquí, y con unos teloneros de lujo, nos disponemos a disfrutar de los muchos matices de su “Secret Fires”, un disco que introduce nuevos sonidos y marca un cambio respecto a su LP “Second to None”, y el editado entre ambos, un “The Truth, The Whole Truth and Nothing but the Truth” que dejó el listón muy alto.

    Tras la intervención de unos teloneros locales, Tom Larder & Allfreedom, que nos fueron metiendo en materia con un prólogo más que digno y adecuado, “El Meister” aparece ante el público como una suerte de gurú o un reverendo del rock con su acústica, tan comunicativo y cercano como siempre, llenando los tiempos entre canción de sabias prédicas que lo mismo nos recuerdan que ya no se imparte filosofía en los institutos que nos habla de sus primos heavys,  para dar comienzo a un show sin un momento de descanso.


    Eso sí, “El Meister” no está solo en esta ceremonia, tras él Guille Aragón “El Doctor” (batería) y junto a él Rubén el “Sr. Marrón” a la guitarra solista, volviendo a dejar al público entusiasmado, arrancando de inmediato con una de las mejores canciones del último LP “Owners of the wordl” dejando claro que ese era el disco sobre el que iba a girar su actuación.

    Continuaron con “New Road”  y “The Truth”, en la que el Sr. Marrón demostraba su destreza en la acústica haciendo sonar el slide por el mástil, otras dos canciones muy emblemáticas de la banda , y tras éstas,  toda una tralla de buenas canciones para calentar mucho la noche. Entre ellas una de sus muchas frases soltadas al público como arengas “Queremos oír vuestro ruido” para que los presentes soltaran una gran dosis de ruido colectivo, de menos a más, el mejor ruido de toda la gira según Vielba y se animaran a cantar algunos estribillos.

    No faltó por supuesto “Everything”  un tema de corte blusero que te transporta por unos minutos a lugares donde el polvo se levanta entre las botas y se bebe whisky en tabernas de rancio olor y soledad compartida.

    También de  “Secret Fires” el placer de escuchar “Create your own God”, una de esas canciones que es una obra maestra, con cambios de intensidad y velocidad, una intro instrumental llena de matices y el increíble punteo del Sr. Marrón que desembocaba en un juego de palabras en bucle muy adecuado para que el público terminara de entregarse.

    Imprescindible en la noche su versión de “16 Tons”, un tema de su repertorio más americano que les suena como hecho a medida y que fue antesala de “Survive” tema con el que la sala ya había entrado en calor definitivamente.

    Más que bueno también el  rato de gloria de Guille Aragón con los bongos, dejando claro que Arizona Baby se ha convertido en un grupo de masas sin perder una pizca de calidad por ello y, que su amplio registro y su gran experiencia son responsables de un show impecable en cada sala que pisan.


    Llegábamos así al final del concierto en el que no podían faltar los bises de “Real Lies”, “Shiralee”  y  para terminar con “It helps” y, aunque el público se resistía a dar por finalizado el concierto, más de hora y media de música con esa intensidad tienen que tener un final, como todo lo bueno. Otra vez, Arizona Baby se marchan dejando ganas de más, así que seguro que a su vuelta aún les estamos esperando con las botas puestas.

    Crónica: María Villa
    Fotos: FOL CONTRERAS

    Más fotos en: FOL CONTRERAS

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves