• Breves

    sábado, febrero 27, 2016

    César Pop. El Volander. Valencia, 26 - 2 - 2016


    César Pop. El Volander. Valencia, 26 – 2 – 2016

    Últimamente cada vez me planteo más el sentido de hacer una crítica, crónica o cómo se quiera llamar: no sé, no tengo esa necesidad, ese amor, que veo en mis compañeros de plasmar en palabras aquel concierto admirable (no me cabe duda) al que asisten, ese carácter de epopeya personal y sabiduría musical concentrada que logran a cada párrafo. Y es que a mi edad voy viendo que vale la pena dejar cosas sin describir...

    Pero, como sigo en Alquimia Sonora, y si no lo hiciera me tendría que ir, y eso sería doloroso, no veo más remedio que intentar expresar lo que sentí anoche con el concierto de César Pop. Lo conocí antes de empezar al concierto, le dijeron que era profesor de cine para niños y adolescentes, y él, enseguida, sin pensarlo, me preguntó mi película favorita. “Así...”, añadió él. Le dije un par, y después añadí una tercera. Él asintió. O sea, esto, que parece una chorrada, y, sin duda alguna, lo es, dice mucho, metaforiza, del carácter “popular” (así lo llamaría él) de César Pop, de su forma de establecer una profunda relación con los oyentes, desconocidos hasta ese momento por él, en el local que cobija a todos. De hecho, César Pop hizo continuas referencias a ese carácter casi ritual de compartir la diversión, una emoción verdadera.

    Tras grabar su segundo disco, “Noticias del norte”, esta vez con la Orquesta Pinha (que también han colaborado recientemente con los valencianos Dwomo), César Pop se presentaba a solas con el nombre de gira de “La avanzadilla” (la primera idea era llamarla “La hormiga exploradora”). Y, allí sentado, sobre el pequeño escenario, con su guitarra en la mano y un piano tras él, al que se incorporaba en algunas canciones, César Pop se nos descubrió en un bello no lugar entre el cantautor pop y el músico de cancionero tradicional, trovador de milongas, dolores y tristezas, que asimilaba sus sentimientos con paisajes de plantas y bravos mares a los que salir a navegar.

    César Pop es un poeta de retales emocionales que habla poderosa y únicamente del amor. Pero no de un amor de cuento de hadas, ni siquiera de un amor trágico y envenenado. No, eso sería demasiado sencillo: habla de un amor completamente maduro, cotidiano, que puede quedar marcado por el hastío, por la equivocación, por una cierta y hermosa alegría de fondo, la de aquél que sabe que llega a casa. Decía César durante el concierto que hay tres tipos de amores: el que dura unos quince minutos, el que dura un tiempo y recuerdas con una sonrisa, y aquel que te deja impactado para después dejarte destrozado. Creo, quizás no, haber dejado bastante claro que César Pop es un maestro contando los tres: para eso sí que valen las palabras. Al escucharle, gota a gota, verso a verso, yo me he quedado sin ellas.













    César Pop - "Sabía demasiado"
     
    César Pop - "La próxima montaña"


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves