• Breves

    domingo, febrero 14, 2016

    Cola Jet Set + San Francisco. El Loco Club. Valencia, 13 – 2 – 2016


    Cola Jet Set + San Francisco. El Loco Club. Valencia, 13 – 2 – 2016

    ¿Cómo no adorar a un grupo como Cola Jet Set? ¿Cómo no sentir una especie de golpetazo, de amor a primera vista, y a segunda, y a tercera, con su entrañable fidelidad a una forma de hacer pop, naïf si se quiere llamar así (yo le veo mucha más carga de profundidad que los supuestos folkies intelectualoides, pero allá cada cuál)? Ya no es sólo que en mi vida personal los grupos de Felipe hayan supuesto tanto, y que, aunque no haya hablado nunca con él (bueno, una vez por mail, por un tema de compra de derechos de una canción), esté en forma de indivisible recuerdo en algunos importantes momentos de mi vida (mi primer concierto, con 18 años recién cumplidos, era la noche de Los fresones rebeldes; mi primer concierto tras una larga enfermedad estuvo protagonizado por Cola Jet Set, junto con Guatafán, otros que tales...), sino que, ayer, sin ocasión tan importante como éstas, pudo dejarme tan embelesado como siempre.

    No es “El fin del mundo” el mejor disco de Cola Jet Set. Sumamente variado, esta vez esa condición resta en vez de añadir al álbum, como si quisiera toquetear demasiadas fórmulas. Aún así, es apabullante ver a la banda al completo defender el cd entero, frente a un público (escaso, brrr) compuesto prácticamente por niños y algunos padres, en una de esas matinales cada vez más magníficas (hace poco la de The Rubinoos fue la ostia) que programa El Loco los sábados al mediodía. Sin dudas, en directo (aunque el sonido se empastaba ocasionalmente), es una de las grandes bandas que tenemos en pie actualmente en España. Pero, ay, ay cuando llegaron sus antiguos clásicos: “Guitarras y tambores”, “Suena el teléfono”, “Cosas que nunca se olvidan”, arremeten sin compasión contra los oyentes, emotivas hasta las lágrimas, divertidas de pies a cabeza, audibles con todos los sentidos, completas a más no poder allá por dónde las cojas. El pop clásico de guitarras y tambores de Cola Jet Set, entonces, adquiere todas sus virtudes y se instala en el lugar de dónde nunca debió salir: la parte más emocional y sentimental del cerebelo sensitivo que cada uno tenemos.

    Y no me quiero olvidar de San Francisco. Es la tercera vez que veo en directo a Paco Tamarit. Esta vez recortó muchísimo su concierto (apenas seis canciones, y, como la concisión es una de las características más destacables de su autor, no eran precisamente largas), pero se nos quedaron, como siempre, esas pequeñas píldoras pop semejantes a misiles de largo alcance. Abrió con la maravillosa “Ada hoy se va a enamorar”, y nos sirvió las seis canciones más representativas, aún imposibles de encontrar grabadas en estudio y publicadas, de su nuevo proyecto, tras liderar con su hermana los añorados Serpentina, a cuyas canciones no recurrió en ningún momento. Cerraba con una preciosa canción compuesta a cuatro manos con Pablo Maronda (no precisamente santo de mi devoción, con lo cual se diría que el mérito es mayor).

    Un bonito sábado pop. Nada de nocturnidad y alevosía, sólo la brillante luz del sol y un fuerte viento a la salida: “tanto amor ahorré, tanto tiempo esperé y ahora el fin del mundo”. Una maravilla.

    Más info:

                                                                         San Francisco



    Cola Jet Set







    Cola Jet Set - "No te enamores de mi"
     
    Cola Jet Set - "Dosifícate" 





    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves