• Breves

    viernes, febrero 05, 2016

    Dwomo - "Trilogía Fantasma" (Distribuido por Hall of Fame Records, 2016).


    Dwomo presentan "Trilogía Fantasma", una edición limitada que contiene sus tres álbumes más recientes: "Electroshock Taronger" (Hall of Fame Records, 2013) magnífica revisión de la historia del pop valenciano pasado por el personal tamiz del dúo, "Por el aire" (Granja Beat, 2014), álbum en el que revisan su repertorio con el lujoso acompañamiento de la Orquesta Pinha y "El eslabón perdido" (Autoeditado/Dro, 2015), un trabajo que recupera numerosas caras b que aparecen en el buen número de singles y maxis publicados por la pareja y algunos temas inéditos. Para completar el pack, "El manual de antietiquetas ilustradas", en el que Carlos Maiques, artista gráfico, da imagen a treinta viñetas fruto del imaginario dwomótico. Sus seguidores ya lo saben, Dwomo es Comic Cocktail.


    Conocí a Dwomo, a ese extraño ser bicéfalo formado por Jorge Lorán y Antonio José Iglesias que no aparece en las enciclopedias sobre mitología, en el bar en el que suelo almorzar. Hace de aquello siete años. Tras un tímido <¿Sois Dwomo?>, entablamos una conversación en la que me impresionó el conocimiento que Antonio y Coque, apenas recién instalados en Valencia, tenían de la historia del pop valenciano. Por eso, cuando editaron "Electroshock Taronger", no me sorprendió encontrar entre los créditos de su quinto larga duración, que habían rescatado a grupos como In Fraganti (banda de Julio Bustamante, Remigi Palmero y Tico Balanzá), Esgrima (del desaparecido Hilario Cortell) o a los más recientes R.C. Druids de "In the City". Tampoco fue ninguna sorpresa que incluyesen su magnífica versión de "Latino" de Francisco, puesto que emplearon la misma fórmula alquimista con José Luis Perales, convirtiendo uno de los éxitos del compositor conquense en "A ship called freedom".

    Como buenos practicantes de un sano eclecticismo, las pistas del cd dan acomodo a versiones que abarcan desde la canción de autor, como es el caso de "Amour Ancien" de Julio Bustamante o "Si senyor" de Ovidi Montllor, al tecnopop ochentero de Vídeo con su éxito "La noche no es para mí". "La alegría de cantar", del no menos iconoclasta, Felón y su mierdofón y "La paloma de la paz", canción de 1967 de Colonel Pipo que abre el disco, añaden su punto gamberro a la vez que erudito al conjunto.


    "Por el aire" es el primer álbum en directo de Dwomo. En este caso se reencuentran con amigos, como Fernando Polaino, su habitual productor y arreglista y la Orquesta Pinha, numeroso combo que añade vientos y cuerdas y toda su cacharrería instrumental para dar un aire de verbena a la discografía de los madrileños. Aires de polka, vals, swing, bossanova, arropan a clásicos en su repertorio como "No soy París", "Pastillera", "Guillermo Tell You", "Arapahoe"  "Teletransporte", además de su mencionada versión de J.L.Perales, "Un velero lamado libertad/A ship called freedom". Si sobre el escenario, los dos se sobran y se bastan para defender sus temas con sus acústicas (a veces con Antonio a la batería o acompañándose de sus cachibaches como el minimegáfono o juguetes musicales), y transforman sus conciertos en auténticos shows con inspirados e irónicos monólogos, acompañados por la Orquesta Pinha el repertorio de Dwomo adquiere otra luz y se contagia, aún más si cabe, del ambiente festivo de aquellos.


    Si el pasado año vio la luz el álbum inédito de Sopas del Mundo, desaparecido grupo madrileño, semilla de Dwomo, un disco que recoge sus primeros temas, con "El eslabón perdido", Antonio y Jorge recuperan 18 canciones entre inéditas y caras b de su abundante discografía. De nuevo nos proponen un recorrido por todos los géneros musicales a la vez que un viaje en el tiempo para recordar temas de hace más de una década como "Samba triste", "La biblia en Cherokee", "África Children" o "Alfawara", todos ellos caras b que publicaron con DRO entre 2001 y 2005. Si añadimos tres temas que no habían visto hasta ahora la luz como "Destino Menphis", "Farfalle 98" y "Harlem Nights", "El eslabón perdido" se convierte en un álbum imprescindible para fans del dúo.

    Como acompañamiento de lujo a los tres cds, el artista gráfico Carlos Maiques, diseñador de la portada de "El eslabón perdido", colabora con el dúo de cosmonautas transformando en ilustraciones bidimensionales el poliédrico universo de Dwomo. Una trilogía más que recomendable para coleccionistas y para todo aquel que quiera curiosear el fascinante y a la vez divertido mundo que se esconde en las canciones de Jorge y Antonio. Puro Cosmic Coctail.

    ENLACES:





    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves