• Breves

    miércoles, febrero 10, 2016

    Entrevista a GLAZZ: "Muchas de las diferencias con la cultura japonesa son nuestras carencias como sociedad"

    Al pronunciar GLAZZ podemos acordarnos de algún cristal roto o una ventana con vistas a cualquier paisaje cercano. Al escuchar lo que ese nombre esconde tras su música descubrimos que el sonido nos aproxima a cualquier paraje mucho más remoto, donde la mezcla de sensaciones y referencias nos empaña la mente y el alma y redescubrimos el placer de dejarse llevar por unas canciones tituladas al azar y paridas con la improvisación y el instinto como únicos referentes. Los mimbres son fuertes y variados, y en la efectividad como músicos de Javier Ruibal Jr. en la batería (sí, el hijo del que todos están pensando), Daniel Escortell en el bajo y José Recacha en las guitarras reside la clave para que estas grabaciones, continuas en el tiempo y anárquicas en la memoria, lleguen al público que deben. Olvidémonos de etiquetas y liberémonos de prejuicios, con ellos las antenas deben estar siempre bien orientadas, en este caso hacia la cultura japonesa que protagoniza los arreglos y la atmósfera general de 'Take 3', el cierre de su última trilogía instrumental.

    La propuesta de GLAZZ no se puede decir que se diversifica con este álbum, porque básicamente se trata de lo mismo, pero si tuviérais que definirlo, ¿cuál sería la diferencia básica entre este ‘Take 3’ y los dos anteriores de la serie?

    Javi Ruibal: En realidad es 100% diferente ya que es 100% improvisado, como los anteriores ‘Take’. De todas formas si nos referimos al concepto sí es el mismo que en las otras dos entregas de esta loca trilogía. La diferencia es sin duda el lugar y momento, Japón y final de una gira de conciertos todos los días, esa locura e ilusión se pueden oír en el disco.

    También hay más temas de una duración estándar. En ‘Take 2’, por ejemplo, la estructura era más conceptual.

    Dani Escortell: Que ‘Take 2’ acabase siendo un disco conceptual fue algo que se decidió a la hora de dar nombres a los temas ya que, como los otros dos discos, lo primero que hicimos fue grabar los temas de manera improvisada, así que no existía concepto alguno como en ‘Cirquelectric’. Pensamos que sería interesante dividir el disco en actos aprovechando que lo habíamos grabado sobre las ruinas de un teatro romano.

    Pensándolo bien, también hay un concepto en este disco, o mejor dicho una base, y creo que tiene bastante que ver con vuestra estancia en Japón para grabarlo y presentarlo en directo.

    Dani Escortell: Hay tres temas: ‘Sugoi’, ‘Chatelet’ y ‘Yujo’, que dan continuidad al disco pero que en realidad son la misma sesión de quince minutos dividida en tres temas distintos. Estudiamos el desarrollo del tema y vimos que había leit motivs claramente diferenciados pero que todo tenía una misma sonoridad muy diferente a lo que encontramos en los demás cortes del disco.

    Hay más de dos horas de material grabado y totalmente entregado a la improvisación si no me equivoco.

    Dani Escortell: Hicimos dos tomas, la primera de más de ochenta minutos y una segunda de aproximadamente quince.

    ¿Qué tiene Japón para que acabaseis tan seducidos por su ambiente?

    Javi  Ruibal: Nos encanta Japón , nos han tratado muy bien desde la primera vez que fuimos, yo en concreto he ido varias veces aparte de con Glazz y es un país que me llena. Su educación, su cultura, su respeto te hacen darte cuenta de cuánto tenemos que aprender de esa y de otras culturas. No todo, por supuesto, pero es un país con un nivel muy alto en general y quizás porque muchas de las diferencias son nuestras carencias como sociedad y su virtud como tal hacen que para mí sea muy llamativo.

    Bueno, y también podría notarse algo de eso en los punteos de José Recacha. Las guitarras tienen como ese toque oriental, supongo que por aquello de que todo se pega.

    Dani Escortell: Inevitablemente después de una semana viajando por el país todo se pega, desde lo tradicional hasta lo más sofisticado, y es algo que se puede palpar en todos los temas obtenidos de la primera toma (aquella de ochenta minutos). Para la segunda toma solo se dio la instrucción a Jose de que usase escalas orientales a ver dónde nos llevaban.

    Os seguís basando en la improvisación y cuando os metéis en el estudio ni vosotros mismos sabéis lo que va a salir. Esa es la base del jazz, pero también de parte de la música progresiva, a la que parecéis acercaros ahora especialmente.

    Dani Escortell: En realidad siempre hemos formado parte del rock progresivo, lo que ocurre es que es un género muy extenso y muchos de nuestros temas no remiten 100% a los grandes. No intentamos emular el sonido ni las ideas de nadie.

    Es difícil resumir cada uno de vuestros discos con una palabra, pero ¿quizá esta podría ser vuestra grabación más funky?

    Dani Escortell: Pues no lo habíamos pensado. pero por supuesto sonará a lo que el público diga.

    ‘Yujo’ no sé si será una palabra japonesa, pero sí es un claro referente al ‘Echoes’ de Pink Floyd, solo que con una parte final mucho más cercana al rock.

    Dani Escortell: Significa “Amistad” y es posible eso que mencionas pues el ramalazo Pink Floyd siempre sale de una manera u otra cuando nos ponemos a improvisar.

    Como devotos de la improvisación, cada directo de la banda debe ser una aventura, no solo para el público sino para vosotros mismos. ¿Nunca se sabe cuál será la siguiente nota?

    Dani Escortell: Los directos se han vuelto muy divertidos con el tiempo. Solo hay un tema totalmente improvisado en cada repertorio pero eso no quita que el resto de temas no sufra
    modificaciones sobre la marcha. Muchos han mutado ya tanto que no se parecen en casi nada a sus versiones de estudio. Siempre puede aparecer alguna idea nueva de manera espontánea.

    Se diluyen los conceptos y es cierto que lo vuestro es pura contaminación entre
    géneros limítrofes. Blues, psicodelia, jazz, y ahora aromas orientales…

    Dani Escortell: Nos gusta decir que simplemente hacemos música y dejamos las etiquetas cuando hay que ponerse a buscar algún festival en el que encajar. Los tres hemos crecido escuchando todos esos tipos de músicas y en Glazz se puede encontrar mucha mezcla en cada canción, algo que en ningún momento fue premeditado, simplemente le damos a los temas lo que nos piden.

    ¿Es el final de una trilogía?

    Javi Ruibal: De los ‘Take’ sí , de las ‘Jamming sessions’, tenemos alguna idea por ahí que si sale, será una continuación de esto pero mucho más a lo grande. Nos gustaría improvisar en algunos de los estudios más importantes del mundo. Una cosa tan viva como la improvisación y creación en el instante es difícil meterla en el cajón del olvido, sobre todo porque se disfruta
    mucho.

    Los tres sois músicos habituales en las giras de Javier Ruibal y además Nelo Escortell toca el bajo con los estupendos Furia Trinidad. Sin embargo, la puerta de GLAZZ siempre está abierta a nuevos proyectos y viajes sonoros. ¿Es el proyecto en el que los tres os sentís más libres?

    Dani Escortell: Totalmente. La libertad creativa es una de nuestras máximas. No obstante, cuando nos llevamos una temporada cada uno por su lado, al volver a vernos siempre se ve cómo surgen ideas musicales nuevas. Glazz es donde confluyen todas nuestras inquietudes musicales y el medio a través del que mejor nos expresamos.

                

    Más info:
    https://es-es.facebook.com/glazzmusic/
    http://www.arabiandrock.org/glazz.html
    https://twitter.com/glazzmusic

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves