• Breves

    domingo, febrero 21, 2016

    Eskorzo Industrial Copera (Granada) 20/02/2016


    Teníamos, desde hace tiempo, ganas de volver a ver en directo una de las bandas más conocidas y emblemáticas de Granada, Eskorzo. Una banda que cumple veinte años de carrera, y han tenido que hacer una segunda gira tras sacar su último LP “Camino de Fuego”, a la vista del éxito que ha tenido su trabajo.

    Precisamente con el tema que da título al disco comenzaron su espectáculo ayer en Industrial Copera.  Dándolo todo desde el inicio, sin reservarse fuerzas ni empuje porque, si algo distingue a esta banda, es que desde que salen lo hacen ya con las pilas puestas. Lo cierto es que Tony (voz) sale al escenario cada vez como si fuese la última, haciendo una fiesta de cada uno de sus conciertos, consiguiendo una gran comunicación con el público.


    Un público que cantó y coreó sus canciones y que no dejó de bailar durante toda la actuación con momentos álgidos que el propio grupo propicia y jalea. Para ellos son veinte años, un tiempo suficiente para tener claro que el grupo está sólidamente asentado en el panorama musical, pero un tiempo que no ha corrido en su contra en cuanto a su capacidad de demostrar que la locura, en el escenario, es la mejor receta para el buen estado de salud de una banda que no se cansa de pisar y correr escenarios.

    Sí es cierto que su música ha ido bebiendo de muchas fuentes, creciendo, experimentando, mezclándose y agitándose entre el  rock, ska, rumba, rocksteady, funk,  soul, jazz, afrobeat, latin, cumbia, drum & bass, reggae, ragga,  balkan y dixieland, pero todo con el denominador común de una actitud y unas letras que siguen sirviéndoles para sacar toda esa mierda que todos queremos gritarle al mundo y ellos, además, lo hacen con música.


    Un directo demoledor, una batería y percusiones que parten y te hace saltar sin remedio, y unos vientos que dan color y calor a las composiciones y, sobre todo, la inconfundible voz de Tony, que lo mismo te canta una cumbia que un bolero, todo eso, eso sí, “a la maniera de” Eskorzo.

    Una veintena de temas, que le llevaron más de dos horas, y nos llevaron de viaje por todos sus trabajos editados aunque, obviamente, fue “Camino de Fuego” el que más presencia tuvo con temas como “Mambo Zombi” de sonidos afrobeat, el más reagge “Amenaza fantasma”, el rocksteady “Gilón” o el que da nombre a esta segunda parte de la gira, un “Sé feliz” con sonidos de cumbia y alma de punk.


    No falto, por supuesto, ese tema ya clásico para cerrar sus conciertos “El que tenga el amor”. Irreverentes, como lo han sido siempre, provocadores y con esa locura que les permite estar ahí, tras veinte años de recorrer escenarios, en Granada, otra vez, Eskorzo, dejaron claro que la música es sobre todo para divertirse y hacer que se diviertan los demás, y eso, en Industrial Copera, quedó más que patente anoche.

    Capacidad para mezclarse con el público a pie de pista, para bromear, jugar y hacer todo tipo de burradas sobre un escenario lleno de velas encendidas, cual camino de fuego e iluminado para dar juego al espectáculo aunque, la mayoría de las veces, conseguía el efecto contrario al impedir que desde abajo el público pudiera ver al grupo entre las luces traseras y la gran cantidad de humo.


    Ante una Industrial Copera llena hasta la bandera, ante su gente, ante sus primos, sus amigos, la gente que les saluda cada noche de fiesta granadina, aquí, en Granada, el sitio que más les gusta  a ellos tocar, aquí precisamente, la noche fue puro fuego.

    Crónica: María Villa
    Fotografías: José M. Grimaldi (2) PerseFone (1, 3, 4 y 5)

    Más fotos en: PERSEFONE 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves