• Breves

    lunes, febrero 08, 2016

    The Tallest Man On Earth, la soledad del contador de historias

    El martes 9 de febrero la gira de The Tallest Man On Earth llega a Valencia para presentar su cuarto y último trabajo, "Dark Bird is Home". Tranquilo Música lleva al cantautor sueco hasta La Rambleta, segunda fecha de un corto circuito que pasa además por Gijón, Madrid y Barcelona.

     
    Comienza un disco y, una guitarra, solitaria y lejana, desgrana unos acordes que en apenas unos segundos logran trasladarte a otro lugar. Todo lo que venga a continuación no puede más que hacerte seguir en el viaje, conforme la voz, plena de matices, se incorpora y el resto de la instrumentación va añadiendo capas de sonido que progresivamente hacen todo más complejo pero a la vez de una sencillez que duele. 

    “Fields of our Home”, el corte que abre “Dark Bird is Home”, el cuarto trabajo de The Tallest Man On Earth, logra convencer al primer impulso y nos enfrenta a la evolución musical y personal de Kristian Matsson, el rostro que se esconde detrás de un hombre que crece musicalmente tras cada disco y, que, en un juego de soledades buscadas y compañías afortunadas, ha facturado 10 canciones notables que hablan de un divorcio y que se han grabado por primera vez con una banda de soporte.

    Las comparaciones con Dylan son frecuentes; salvando las evidentes distancias, hay algo en su voz que nos hace pensar inevitablemente en el gran músico de Duluth; más si tenemos en cuenta que confiesa haberlo escuchado y estudiado en su adolescencia. Lo que está claro es que el folk norteamericano es la fuente de la que bebe Matsson, desde sus primeros discos, mucho más desnudos, hasta este último, que nos lleva a territorios más actuales que van desde figuras como Bon Iver (al que acompañó con su primer trabajo, “Shallow Grave”, en la gira de este en 2009), hasta, por qué no, contadores de historias contemporáneas como Alexi Murdoch o Angus & Julia Stone (Y, sobre todo, su “Heart Full of Wine”). 

    En definitiva, llevar a la práctica un ambicioso objetivo: recoger una larga tradición de músicos como el nombrado Dylan o Nick Drake, pasando por los vaivenes de la actualidad para resultar un puñado de canciones que tienen la hechura y el regusto de lo antiguo pero sin perder impulso para los oídos más contemporáneos.

     Hubo una época en la que la hornada de grupos del norte de Europa con sonido norteamericano era numerosa; actualmente la tendencia es menor pero el debut de The Tallest Man on Earth puede encuadrarse dentro de aquel tiempo. “Shallow Grave” se editó en 2008 y, aunque fue un debut notable, pasó bastante desapercibido en nuestro país. “The Wild Hunt” ya tuvo mayor repercusión sobre todo al agradecido “boca-oreja”, y es probablemente con este último trabajo (antes llegó “There´s no Leaving Now”, en 2012) con el que pueda romper la barrera de nuestro público. 

    Este martes 9 en La Rambleta podremos comprobar si ese crisol instrumental de complejidad emocional, que expresa tanto gracias a toda esa pulcra sencillez y que fue grabado a tantos kilómetros a nuestro norte, es capaz de calar por estas tierras de excesiva calidez. 









    Más Información:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves