• Breves

    lunes, marzo 14, 2016

    Napoleón Solo: Conciertos Verticales en Lemon Rock (Granada) 10/03/2016


    Comenzaba en jueves, en Lemon Rock (Granada) una experiencia vertical que tiene intención de cambiar el punto de vista de la música. Denominados precisamente como “Conciertos verticales” aprovechan el patio de luces de una casa magníficamente restaurada en el centro de Granada que alberga uno de los hostel de ciudad con bar y restaurante más curiosos de Granada.

    El lugar, que no lleva mucho tiempo abierto, ha tenido un gran éxito entre el público local y foráneo de la ciudad, creemos, que por su apuesta activa por la música en directo y eso precisamente se volvía a demostrar el pasado jueves con estos conciertos cuya apertura vino a cargo de Napoleón Solo tras agotarse en primer lugar, de forma fulminante, las entradas para Carmen Boza, que actuará en este ciclo el próximo 7 de abril y colgar también el sold out con los granadinos en los días previos a su visita.

    Pero los granadinos no venían solos, llegaron acompañados de Cosmotrío, un trío de cuerda que ha iniciado un interesante proyecto musical que traslada la música “de cámara” a otros sonidos y otros ambientes y además lo hacen magníficamente. Fueron ellas las encargadas de la intro musical que dio paso a que los miembros de la banda se colocaran en el pequeño escenario habilitado para acoger a ambos grupos simultáneamente.

    Alrededor de ellos, arropándoles como nunca por la propia disposición de los asientos en el sitio, casi mano a mano con el grupo, el público se distribuyó alrededor de lugar habilitado como escenario y en las dos plantas superiores que tienen vista directa a ese patio central que estructura los elementos de la construcción.


    A partir de ahí, una conjunción Napoleón Solo-Cosmotrío, asentada en la simpatía y la carismática forma de ser de Alonso y el resto de miembros del grupo, fueron llevando a cabo un espectáculo cercano, intimista, en un ambiente distendido que se prestaba a bromear de tú a tú con uno público que se vio disfrutar especialmente del formato independientemente de la altura visual desde la que les escucharan porque, si bien los de la primera planta tenían el lujo de estar sentados rodeándoles, los de los pisos superiores aprovecharon la mayor movilidad de la que disponían para bailar y tomar unas cervezas mientras disfrutaban también del espectáculo desde ese otro punto de vista.

    Bien elegido el repertorio, muy representativo de sus tres trabajos, con temas de su “Chica disco” para ganarse a un público que aún siente especial cariño por la criatura y el protagonismo de ese “Máximo Ruíz Ferrer” que se ha ganado poco a poco a sus seguidores, menos rápido que el anterior LP pero con el mismo resultado, el de unos fans que se saben todas las letras y les acompañan al cantarlas incluso en ese formato donde todos se escuchaban unos a otros en afinos y desafines.


    Y, a pesar de que el grupo desplegó un buen set list, para los que van a escucharles siempre es escaso el tiempo de concierto por lo que, al tratar de abandonar el escenario (cosa imposible porque les teníamos literalmente rodeados) las peticiones de bises fueron tan contundentes por parte de todas las tropas napoleónicas que les tenían cercados que no tuvieron más remedio que acudir a una “Lolaila Carmona” que si bien no estuvo incluida en el set inicial fue el tema más adecuado para poner punto final a la horizontalidad y la verticalidad de ese concierto tan entrañable, entre los suyos, en mitad del ambiente más festivo.

    Crónica: María Villa
    Fotos: J.M. Grimaldi

    Más fotos en NAPOLEÓN SOLO/VERTICALES 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves