• Breves

    lunes, marzo 21, 2016

    Pau Alabajos- "L'amor i la Ferocitat" (Bureo Músiques, 2016)



    El cantautor valenciano, Pau Alabajos, acaba de publicar su sexto trabajo discográfico "L’amor i la Ferocitat" (Bureo Músiques, 2016), título extraído del poema "M'aclame a tu" de Vicent Andrés Estellés musicado por Ovidi Montllor, que se presenta como el más arriesgado y personal de su carrera artística. Pau lleva doce años en activo, una extensa trayectoria que, desde sus inicios se ha visto marcada por la reivindicación política, ideológica y lingüística; un brillante reclamo lírico dónde ha dejado su particular legado poético con un ideario profundo, carente de falsas apariencias. Su obra nunca ha estado desnuda, siempre se ha visto arropada de una instrumentación de lujo que ha ensalzado sus preciosas y cuidadas melodías. 

    En "L'amor i la Ferocitat", ha querido mostrar su nueva colección de canciones bajo el manto de una sonoridad eléctrica instantánea, creando una línea rítmica y contundente que, marca un antes y después en la forma de encarar sus discos; en directo y sin claqueta, la grabación de este nuevo disco en el estudio "Alex TheGreat" de Nashville con el productor norteamericano Brad Jones (Josh Rouse, Els Pets, Quique González), constituye una forma diferente de experimentar en nuevos matices sonoros. Doce cortes que brotan desde el vientre y escupen vísceras poéticas de alto raigambre en una acción musical viva y orgánica que profundiza en los sentimientos de la canción. 


    Se respira un cierto equilibrio entre las dos caras contrastadas del disco; la pulsión sentimental que mira hacia dentro y la pulsión social que mira hacia afuera, ambas recogidas en un nuevo cancionero que recoge la parte más íntima de Pau. Su lírica más que nunca arraiga en la realidad y la humanidad, haciendo un clic de conexión e identificación en un oyente receptivo y ávido de figurarse en la historias narradas. "Viure" arranca una film sonoro con fragmentos de un momento político convulso, fotogramas cargados de evocación geográfica y pasajes de calado profundo con el amor como luz óptica. Un corte enérgico y uno de los más rockeros junto "Escala de Ritcher"; en la que nos grita a la cara la primera intención política: "Ja saps que viure vol dir prendre partit". 

    Le sigue "La Transició Modèlica I la Mare Que M’ha Parit", es su primer single, presentado en forma de videoclip, un corte audiovisual realizado por Tubal Perales (Mésdemil) y Pau Berga (Tresdeu Media) que, muestra a través de una pieza de danza un imaginario simbólico que representa la rebelión de un pueblo harto de mentiras, una crítica sin mordaza a la transición española de 1978. Sirva de extrapolación al presente inmediato, tiempos en los que nos ha tocado vivir de cara a la hipocresía y falsedad de los gobiernos actuales. Un ensayo sombrío sobre la ceguera que nos aferra a la carta magna y en la que, Pau, con una letra directa y trascendente no deja títere con cabeza. 

    El lenguaje rock del disco transcurre en contrastes sonoros protagonizados por los arreglos de cuerda y la parte instrumental pop-rock (bajo, batería y guitarras) que alcanza la solemnidad en "Omertà", canción cruda y desnuda pero dulcificada por la sección de cuerda. El sonido del americana se encarna en "La Pell de Brau XLVI" (poema musicado de Salvador Espriu), con toque a bandas como Calexico; un diálogo entre la guitarra y los arreglos de cuerda sublime. "M'aclame a tu", recupera el poema del poeta valenciano Vicent Andrés Estellés musicado por Ovidi Montllor. Ambos cortes son nexos de unión entre las dos mitades del disco. 

    Hay mucho de autobiografía en las nuevas canciones de Pau. En "Firenze", tenemos un ejemplo claro, de la sutilidad y elegancia que posee para mostrar la intimidad; la belleza del amor enfrascada en una habitación. "Cada Vegada" es un recorrido por las calles de Valencia con la mirada nostálgica del amor. "Sòller", poema del mallorquín Bartomeu Rosselló-Pòrcel, encierra el corte más lúgubre; in crescendo y con una línea sinuosa marcada por infinitos arreglos, el piano y la batería marcando el ritmo y las guitarras punzando, dejan uno de los cortes más sobresalientes del disco. Los nervios de la partida en la carrera musical se describen con firmeza y naturalidad en "Torrent" en un corte con una parte instrumental grandiosa.

    Una marcha militar como "Blitzkrieg" muestra la vitalidad y energía de las nuevas sonoridades de "L'amor i la Ferocitat". En este corte y el que cierra el disco "Tres milions cinc-cents quaranta mil cent vint-i-quatre", es cuándo nos vienen a la mente las influencias más claras, los matices sonoros nos llevan hasta la música de la banda catalana Manel.

    Pau Alabajos vuelve a acertar de pleno en el plano compositivo con una magnífica instrumentación y en el narrativo con una lírica autobiográfica punzante.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves