• Breves

    domingo, abril 17, 2016

    Gramolafest. Sesión 3: Adrian Levi + Samuel Reina. Cerati Café. Valencia, 16 – 4 – 2016


    Gramolafest. Sesión 3: Adrian Levi + Samuel Reina. Cerati Café. Valencia, 16 – 4 – 2016

    Ayer tuvo lugar el Gramolafest de este año, ese festival que presenta la web valenciana amiga La Gramola de Keith. En verdad, de las cuatro sesiones previstas, sólo pude asistir a una, pero permítanme asegurar, en medio de cierta ignorancia, que pude ver, si no la mejor (en las otras habían grupazos como Nanga Parbat, Galope,...), sí al menos la más emotiva.

    Emotiva es una palabra que se va a leer mucho a lo largo de este texto, porque las dos horas, inconmensurables, que se vivieron ayer en el Cerati Café, en medio de una hora agradable (las seis de la tarde) y ambiente familiar (y no me refiero al buen rollo entre los asistentes, que también, sino a que los cantantes estaban allí cada uno con su familia), nos tocaron en las emociones más básicas.

    Abrió Adrian Levi, en su primer concierto tras lanzar en abierto su segundo álbum, “Under Songs”, un magnífico cd que sacrifica su, quizás, ausencia de “singles-temazos directos a la radio”, que sí tenía su anterior álbum de debut, “My Hidden Pockets”, por una buena dosis de seriedad, cuerpo e incluso algo de músculo compacto.

    Adrian Levi tocó solo, con algunos momentos en que recurría a su banda habitual (Carlos Soler Otte, Manolo Tarancón y José Rodríguez) grabada para unirse a ellos (un recurso que ya utilizaba en algunos conciertos que dio a raíz de su anterior álbum, siempre según la capacidad del local), desarrollando su faceta de cantautor, mucho más afilada tras todo este tiempo. Mientras tocaba, la cortina de la ventana del Cerati Café se agitaba suavemente por la brisa que le llegaba desde el exterior: quizás ésa sea la metáfora perfecta de la ligereza y fragilidad de la actuación de Adrian Levi.

    Y es que me sigue sorprendiendo su apuesta por una música de carácter emotivo, tremendamente sentimental, como pequeños viajes sociales y personales que, a pesar de tocar temas que podrían estar al filo, siempre se permiten emocionarnos, alejados cuidadosamente de la demagogia y la condescendencia. Muy bonito todo, incluida su versión de Bob Theil.

    Y podría usar, otra vez, la palabra emotivo para calificar el concierto de Samuel Reina. Espléndido cantante y de manos gráciles y perfectas a la hora de tocar la guitarra, dio un ejemplo de cómo adaptar verdaderamente ese folk denso anglosajón que tantos intentan hacer, aunque sea (seguro que con las mejores intenciones, eso sí) de forma burda o aburrida. En Samuel Reina (que lanzó hace apenas unos meses su álbum de debut, “Alarms”) parece tan introspectivo que nos lo creemos parte de él: pretensiones y resultados se igualan, siendo geniales tanto unos como otros. Con su voz, ahora gruesa, ahora en falsete, logra crear una atmósfera etérea, calmada, que era seguida por el público (oigan, que había varios niños: nada más difícil de silenciar) en silencio, absorbidos me pareció escuchar en uno de los parones de afinación. Hasta se permitió una versión de la “Tonada de Luna Llena”, de Simón Díaz, que calificaría, sin dudarlo, de mucho mejor y más personal que las de Caetano Veloso o Silvia Pérez Cruz.

    Más info:

                                                                         Adrian Levi
     





                                                                          Samuel Reina




                                                      Samuel Reina - "Piece Of Wonder"


                                                                   Adrian Levi - "Fragile"


                                                                      Adrian Levi - "You"

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves