IV Festival “Viva la Vega” con Loquillo presentando disco (Granada) 07/05/2016

5/09/2016 Maria V. 0 Comentarios


Hace ya mucho que nos dimos cuenta de que las reivindicaciones, sean del tipo que sean, si van con música calan mucho más en la gente. Por ese motivo, y con el apoyo de un puñado de artistas de primera fila, como Miguel Ríos, Los Planetas, Lagartija Nick, Niños Mutantes o Napoleón Solo que hace cuatro años se puso en marcha un festival, impulsado por la plataforma “Salvemos la Vega” del proyecto “Vega Educa”, en el que los colegios e institutos de la Vega y alrededores conciencian a los estudiantes de la necesidad de salvar ese patrimonio tan importante y tan amenazado en la actualidad.

En esta edición (VII de Vega Educa, pero IV festival de música “Viva la Vega”) el festival se dividía en dos partes, una diurna, con stand en los que podíamos ver no sólo productos de la vega, sino proyectos, iniciativas y reivindicaciones como la de “Ave soterrado” que se amenizaron con actividades de muchos tipos y música a cargo de Snails Bounce, Koel, Los 300 (que ocuparon el lugar de Fausto Taranto, cuyo bajista estaba siendo operado) y Sonido Vegetal en el recinto de Ifema.


Con un cartel así, paella, productos naturales y cervezas artesanales, estaba claro que la mañana tenía que ser un éxito a pesar de la amenaza de lluvia. Una lluvia que respetó a los granadinos Snails Bounce, que fueron los primeros en ocupar el escenario para calentar un poco el ambiente y que hizo una tímida pero molesta aparición durante la actuación de unos Koel que prometieron que las nubes se irían si el público se acercaba más al escenario y bailaba (como realmente ocurrió, cosas de la música y la meteorología).

El grupo, que está en un muy buen momento, demostró que pueden superar cualquier circunstancia adversa, como la de su convaleciente vocalista que, a pesar de no poder tocar la guitarra no suspende conciertos y sale al escenario con más fuerza que nunca si cabe. Tras ellos, una apuesta segura por el buen rollo y el ‘meneo’ con Los 300, una de las bandas más pequeñas y con más capacidad de hacer ‘ruido’ que rueda por los escenarios granadinos. No en vano comparten miembros con los también granadinos Eskorzo, así que de actitud y potencia van sobrados.


Cierre estelar a cargo de Sonido Vegetal, otra de las apuestas seguras cuando se quiere liar en un escenario, con un Néstor Melguizo que es una verdadera bestia escénica y unos músicos que no se le quedan atrás a la hora de desplegar ese Gypsy Rock, Pasodoble Punk, Western Fanfarria, Reggae-Ska, Orchestra Flow, Surferias (como ellos mismos definen su música) tan bailable y que tan buen ambiente crea.


Y si el día fue de lo más completito, la noche, con un cartel a prueba de nostálgicos fue un auténtico despliegue de hits que nos acompañaron desde los setenta a los noventa. Tras una introducción por parte de algunos alumnos y colaboradores implicados con el proyecto de Vega Educa, apertura a cargo de La Clase Media, compuesto por los ex miembros de Dorian Gray: Pepe Rodríguez, Salva Serrano y Miguel Ángel Robles, junto a Jose Aguilar y José Antonio Campos con un rock solvente y bien asentado en las bases de un clasicismo rockero siempre vigente.


Sin apenas dilación, los componentes de Triana, que ahora sigue adelante liderado por Juan Reina, cantante de su segunda época, tras la recomposición de la banda que quedó en stand by tras la trágica muerte de Jesús de la Rosa y vuelvo a llevar a los escenarios por “Tele”, baterista de la banda original, nos llevaron a hacer un recorrido lleno de nostalgia por esas canciones inmortales que fueron himnos generacionales y representantes indiscutibles de ese rock andaluz que después fructificó en otros grupos y otros estilos similares.


También sin hacer esperar demasiado, Carlos Goñi (Revolver) salía al escenario a una hora aún prudente y siempre dentro de los horarios previstos, para traernos otra dosis de himnos de juventud con los que recordar una época que dio mucho de sí en el panorama musical español. ¿Quién no era consciente entonces de que la droga más dura era el amor sin medida? ser “Esclavo de tu amor” o anhelar “El roce de tu piel” en “Tu noche y la mía” eran mucho más que canciones y, viendo cómo el público las coreaba, está claro que para muchos siguen siéndolo. En acústico, sólo con su guitarra y la armónica y una gran corrección, hizo un recorrido completísimo por la historia de un grupo que también marcó una época.


Rozábamos ya la media noche cuando Loquillo saltaba al escenario bien rodeado de una banda tan grande como el propio cantante, con Alfonso Alcalá (bajo), Raúl Bernal (teclados) y su fiel escudero Igor Paskual, brillando nuevamente a la guitarra. Lanzándose de lleno a “Viento del este”, su último trabajo, un “Salud y Rock and Roll” a modo de saludo abrió un repertorio de más de hora y media en el que tuvieron cabida no sólo los temas que venía presentando sino todo el elenco de clásicos con el que hemos bailado y cantado en los bares hasta altas horas de la madrugada (cuando aún era legal hacerlo).

No faltaron, por supuesto, temas emblemáticos como “El rompeolas”, “Feo, fuerte y formal”, “Rock and Roll Star”, “El hombre de negro”, “La mataré” y tantos y tantos temas imprescindibles en su discografía que llegó un momento en el que uno se preguntaba si la vida hubiera sido lo mismo de no existir Loquillo, de tantos recuerdos que van ligados a todos esos grandes temas que tiene “el loco” en su haber.


El cierre, por supuesto, ideal para una noche en la que el sonido, la iluminación, la organización (a cargo de Musiserv) y el ambiente fueron de la mano para que la experiencia fuese la mejor posible, con un “Cadillac solitario” que ponía el broche de oro tras unos generosos bises y la sensación de que la vega está bien defendida por esta gran escudería a la que edición tras edición se van sumando artistas.

Como dice el himno reciclado (todo lo reciclado es verde y sostenible de alguna manera) elegido hace unos años para la ocasión: Viva la Vega!!! 

Crónica y fotos: María Villa


0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario