• Breves

    domingo, mayo 08, 2016

    McEnroe en Sons al Botànic


    "Rugen las Flores", el último trabajo de McEnroe, volverá a desgarrar las profundidades de nuestras entrañas a ritmo de una pulsión vital azorada e inquietante y una belleza embriagadora. El Jardí Botànic de la Universitat de València, marco incomparable de las citas de Sons al Botànic, se convertirá en el lienzo para refugiarse en su universo sonoro y bosquejar los lugares comunes que nos evocan el contenido poético de sus canciones. 

    Los de Getxo llevan más de una década creando obras de pop atemporal con un trasfondo metafórico de gran calado emocional. Cinco discos a sus espaldas son demostrativos de que un viaje musical, a veces, es necesario transitarlo a un tempo pausado; siempre caminando sin atisbar metas y con la mirada puesta en el click emocional que les hace conectar en una comunión desórbitada que levita en atmósferas envolventes, suaves balanceos, susurros que erizan y melodías luminosas. 

    Una lírica que cabalga sobre paisajes de acantilados a lo Caspar David Friedrich, campos magnéticos, escenas costumbristas y alegorías incandescentes; voces que nos cobijan en refugios interiores, en lugares que responden o en los que encontramos respuestas que nuestra psique estima como las indispensables y estimulantes dosis de un refuerzo constructivo. El mejor recetario a esos sinsabores del amor; en clave de esperanza, melancolía e ilusión hasta llegar a una claridad sobresaliente.

    Su último disco "Rugen las Flores", parte de un poema de Eduardo Lizalde, «Recuerdo que el amor era una blanda furia». Grabado en Sevilla y con la producción de Raúl Pérez y la propia banda. La masterización se realizó en los estudios de Roger Siebel en Phoenix, Arizona. Un trabajo cargado de una electricidad transferida a través de unas guitarras más luminosas que nunca; cristalinas notas que con tan solo un roce ya erizan y que en cada escucha van hendiendo nuestros pechos de forma desmesurada. Ricardo Lezón nos narra con calma nuevas historias a ritmo de un slow core atractivo y sugestivo que en momentos atempera y en otros explota. En este disco la luz entra de pleno para dejarnos fotogramas que impregnan cada secuencia de la magnitud de su esencia. 


    En el entorno mágico y natural del Jardí Botànic se fundirá Ricardo Lezón como un árbol más para presentar sus nuevas canciones; él, su guitarra y su voz soplaran con brío para esculpir una bella escena romántica en slow motion que nos irá licuando en una extraña evanescencia.

    Más Info:




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves