• Breves

    viernes, mayo 27, 2016

    We Singing Colors + Sara Ledesma – Espai Octubre Concerts – 20/05/2016.


    We Singing Colors cogían un vuelo desde Bucarest el jueves pasado para ofrecernos dos conciertos en Valencia y Castellón. Tanto en el Espai Octubre Concerts como en el Centro Cultural la Marina, el cuarteto rumano estuvo muy bien acompañado por Sara Ledesma, cantautora castellonense ex miembro de LopLop, que supo abrir y cerrar los conciertos de forma brillante junto al combo invitado. Intentamos resumirte esta tarde de folk aquilatado y pop resplandeciente.


    La organización del concierto corría de la mano de Play Producciones en el caso de la capital del Turia y de Metrònom y Castellón Escena Música Independiente en el caso de la capital de la Plana.
    Cuando hace meses Nando, alma mater del encuentro, me dio a conocer a We Singing Colors y me habló de las posibilidades de traerlos de gira en seguida le animé en el empeño. Una escucha a su primer álbum, “Made of wool, made of heavy metal” en su bandcamp y el visionado de varias decenas de sus increíbles vídeos en youtube me confirmaron en la excelente oportunidad que sería ver sobre el escenario a Roxana Niculae (voz, teclados y melódica) y a Andrei Hategan (voz, guitarra acústica). Y con más motivo si venían acompañados de su sección rítmica: Narcis Axinte al bajo y Vlad Ionescu a la batería.


    La idea se materializó el pasado fin de semana, tocando viernes en Valencia y a la jornada siguiente en Castellón, donde aún dieron un concierto matutino sorpresa en la sala Veneno Stereo dentro del ciclo Acústics Galera. En el caso del Colors Concert, como se denominó a la cita castellonense, Sara Ledesma estuvo acompañada por Rock&2, dúo compuesto por Lole Veses al violín y Fran Rodríguez a la guitarra acústica. Sobre el escenario del Espai Octubre Concerts, Sara Ledesma actuó en solitario alternando guitarra y ukelele.


    El repertorio de Sara Ledesma está compuesto en su mayoría por canciones de su antigua banda, LopLop con los que registró un magnífico álbum homónimo de indie-pop, versiones y nuevos temas propios. Tras el titubeo inicial con las interpretaciones de “Love Astronaut” y “Control”, Sara se afirmó sobre el escenario con “Today”, abandonando el nerviosismo inicial ante una sala con un aforo reducido pero considerable y dejando constancia de sus increíbles dotes vocales. Su formación autodidacta, tanto con la guitarra como con el ukelele, no son obstáculo para su propuesta musical rezume seguridad y elegancia. Tras “Don't Regret”, Sara cogió el ukele por primera vez para soltarse con “Wrong”. Ésta y “No flowers” fueron las dos canciones en las que Sara se sirvió de las cuatro cuerdas, afirmando al finalizar la interpretación de esta última que con el ukelele le salía su “lado más salvaje”. Damos fe de que así es, Sara sabe darle otra lectura a un instrumento que se estaba convirtiendo en uno “odioso paradigma de cantautora ñoña”. Tras “Task” y despedirse con la apropiada “Goodbye”, Sara cedía el escenario a We Singing Colors no sin antes anunciar que al final del set interpretaría un tema con ellos.


    Tras “A country called surfia” el cuarteto echaba mano de la canción perfecta para caldear el ambiente de la sala y para presentarse a los que no sabían muy bien por donde navega la banda del Este. “Good days, bad days” es un ramalazo de pop fresco y optimista que encuentra su fuerte en esos silbidos característicos de su melodía y en el estribillo que cantan a dúo Roxane y Andrei. Si hay algo que hace que las canciones funcionen, tanto en registro físico como sobre el escenario, es la extraordinaria química que se establece entre las voces de los dos protagonistas, momentos que viviríamos con “All the people”, “Bridal hands” o “Follow your heart”.


    Roxane, anunciaba “Say you're mine” como su “mejor canción de amor”. No es de extrañar puesto que aún sin tener sobre el escenario el saxofón que dirige la melodía principal del tema, el cuarteto consiguió emocionar con esta balada que parece sacada de finales de los años cincuenta y que muy bien podría figurar en la banda sonora de Grease. Uno de los mejores momentos del concierto fue “Far, far, far”, canción que se sostiene sobre el riff de guitarra de Andrei y que es de las mejores y más conocidas que contiene su álbum “Made of wool, made of heavy metal”, del que apenas rescataron tres canciones para el set. Y si hay una canción que no puede faltar de ese disco y en ningún concierto de la banda rumana es “Cântec de seará”.


    Cântec de seará” es el único tema de su repertorio cantado en rumano y también su canción más larga. Cinco minutos que en el fascinante videclip relatan una morbosa a la vez que cautivadora historia de pareja y que musicalmente es, de lejos, su mejor creación. Uno de los momentos más emocionantes de la noche. Tras finalizar con “Out of the city”, invitaron a subir al escenario a Sara Ledesma quien con su ukelele se unió al cuarteto para interpretar un tema de ella misma, “Travel in the night” y poner punto final a una velada muy especial en la que nuestras expectativas quedaron colmadas.








    MÁS INFO:







    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves