Escape with Romero + Clara Plath en BoogaClub (Granada) 25/06/2016

6/27/2016 Maria V. 0 Comentarios


A veces, en esta extraña Granada que nunca sabes por dónde va a salir, te sorprende entrar a una sala como es BoogaClub, sala a la que se trasladó el concierto tras el incendio de Planta Baja, con un cartelazo como el del sábado noche y no encontrarla abarrotada. Tengo que decir que el cartel lo merecía con crecer y si bien no fuimos muchos, supongo que los que estuvimos escuchando a Clara Plath y Escape with Romero debemos ser de los que tenemos muy claro que oportunidades así no se ven todos los días en nuestra ciudad.


Abriendo la noche, Clara Plath nos dejó embobados y cautivados por una de esas voces de gran personalidad y una cantante que no desmerece a tan estupenda voz en lo que a puesta en escena se refiere. En la onda de JP Harvey, pero con personalidad propia, Clara nos envuelve con un registro vocal amplísimo al que sabe sacarle partido, unas veces susurrando y otras con gritos agudos pero siempre con una potencia, tanto en lo sonoro como en lo visual, que te sumergían en un trance hipnótico en el que podías perderte en sus guitarreos y el acompañamiento a base de sintes que da tanta frescura a las composiciones.


Una banda compacta, con un gran sonido y una puesta en escena fantástica, uno de esos grupos a los que ves una vez y decides que tienes que seguir porque te vas del concierto plenamente convencido de haber visto algo realmente original y diferente.


Tras ellos, los alemanes Escape with Romeo saltaron al escenario con la energía propia de este tipo de grupos de after punk de sonidos electrónicos, donde las voces tienen una importancia fundamental. En este caso, avalados por una larga trayectoria (veinticinco años ya sobre los escenarios) era la voz de la experiencia la que se hacía con una sala que demostró que, si estaban allí, era por convencimiento. Y, convencidos también, salimos nosotros de BoogaClub tras disfrutar de uno de los mejores conciertos del género que hemos podido escuchar en la “ciudad del rock”.

Sí es cierto que Granada no se prodiga mucho con grupos de este corte y, si bien tenemos algunos ejemplos locales de grupos que se decantan por esa vía, no llegamos, ni de lejos, a los niveles en los que se mueven otras ciudades en este sentido. Una lástima, porque lo del sábado fue realmente increíble.


Una docena de discos para un grupo de los llamados “de culto” y que, en esta ocasión, pudieron demostrar por qué están tan bien considerados entre los aficionados al género, impecables en su interpretación y con una fuerza y una energía que desbordaba el escenario y se expandía por la sala, los alemanes dieron una auténtica lección de profesionalidad y buen hacer sin que eso hiciera fría su actuación, sino todo lo contrario.

Mucho feeling con el público desde el primer momento y una gran capacidad para mover a la gente y hacerla bailar, conectando bien con sus seguidores a base de agradecimientos y frases en español. Ya hacía falta en la ciudad un concierto de este tipo, de calidad y buen rollo desde el primer momento, un concierto en el que si bien se hizo corto, fue suficiente para irnos con muy buen sabor de boca y atentos a otras propuestas de su promotora, Distortiongirl, responsable de que este pedazo de concierto haya sido posible. 

0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario