• Breves

    lunes, junio 20, 2016

    Lamprologus + The Big Bench - Sala Moby Dick (Madrid) 30/04/2016


    El pasado 30 de abril Lamprologus presentaron su tercer LP, Reborn en la sala Moby Dick de Madrid. La banda de rock llevaba un poco más de un año sin subirse a los escenarios por lo que tanto ellos como nosotros estábamos muy expectantes ante la ocasión. El encargado de abrir la velada fue Juan Blas cantando en acústico las canciones de su proyecto The Big Bench. Nos ofreció varios temas muy elegantes con algún toque oscuro y épico que fueron perfectos para calentar motores de cara al concierto principal.
    Lamprologus comenzaron el concierto por la canción insignia de su nuevo álbum, This is Gonna Break Your Heart, demostrando que son capaces de transmitir todavía más potencia que en su versión de estudio, algo que se mantendría para el resto de temas del concierto y que supieron explotar especialmente bien en temas como The Flame o Addictive Venom que automáticamente pusieron al público en “modo headbanging”. El guitarrista Salvador Gómez demostró su virtuosismo a la guitarra sin fallar una nota a lo largo de sus múltiples “solos” que lucieron especialmente en los temas más potentes del concierto.


    Canciones como Icarus pusieron sobre la mesa una de sus mayores virtudes: El manejo de los contrastes. La voz de Luis López es la mejor prueba de ello. Una voz melódica con una entonación impecable en las estrofas que en los estribillos se transforma en una voz potente y desgarrada. Esta faceta de la banda se vio favorecida especialmente tocando el tema I Blame You, uno de los momentos más intensos del concierto en el que la banda supo aprovechar la épica  que derrocha esta canción, comenzando con una introducción muy potente de mano de la batería y una vez empezada la canción aumentando gradualmente la intensidad de forma que casi sin darnos cuenta estábamos presenciando uno de los momentos más potentes del concierto.

    También hubo tiempo para las baladas. A mitad del concierto la banda bajó del escenario para que su cantante volviese a salir guitarra acústica en mano a cantar un tema inédito, Broken. Todo un homenaje a los “músicos que se quedan por el camino” y no logran abrirse paso en la música, que sirvió para reivindicar todo el tiempo que Lamprologus llevan en activo. Durante este tema pudimos apreciar con más tranquilidad la versatilidad vocal de Luis López que pasaba de una voz limpia a los berridos con una facilidad pasmosa. Este emotivo momento fue compensado a continuación por un tema instrumental al más puro estilo del rock-progresivo más estricto tocado solamente por José Casado (batería) y Antonio Calvo (bajista) que dejaron a todos boquiabiertos con su buen hacer. Fue un momento que el público no esperaba y que fue de lo más vitoreado de la noche.  Batería y bajo también fueron muy responsables de los momentos más eclécticos del concierto ya que lograron sacar un amplio espectro de sonidos a partir de sus instrumentos tradicionalmente más orientados a la sección rítmica. Y es que, en canciones como  Breathe o Mantra la banda logró transportarnos a paisajes más oníricos gracias a su capacidad de crear ambientes.
    En el setlist del concierto predominaron temas de su último disco pero también, para delicia de los fans, tocaron algunas de las canciones más resaltables de sus anteriores trabajos. Fueron especialmente celebradas las canciones Conversations and Regrets e Inhnerent Sense de Limerence, su primer trabajo, que no podían faltar en un concierto como este. Entre el público se encontraban varios músicos, compañeros de fatigas de otras bandas, a los que Lamprologus homenajearon con el último tema del concierto, Easy. Otro momento muy emotivo que terminó con todo el público coreando este tema.
    Con el lanzamiento de Reborn, Lamprologus ha comenzado una nueva etapa con un salto cualitativo, tanto en el estudio como en el directo. Los componentes de esta banda siempre se han caracterizado por dar la talla como buenos músicos sobre el escenario pero con este concierto han demostrado que lo “muy bueno” todavía se puede mejorar y a este ritmo, Lamprologus llegará algún día no muy lejano a estar a un nivel musical al alcance de muy pocos.  Y si no, al tiempo.


    Redacción: Carlos Castaño
    Fotografía: José Sancho

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves