• Breves

    martes, junio 21, 2016

    Those Pretty Wrongs y Star Trip: broche de oro al mes grande del power pop en Valencia

    El grupo formado por el talentoso Luther Russell y el único miembro original con vida de Big Star, Jodi Stephens, presentará su primer trabajo en Loco Club, junto a los valencianos Star Trip, sirviendo de plato fuerte a un mes que ha venido repleto de power pop para esta sala tan entusiasta del género.

    Mucho antes de el Loco Club, estaba Alta Tensión, promotora de conciertos que, como supondréis por su nombre (una canción del segundo disco de Nacha Pop), no fue creada precisamente para programar conciertos de Hip-hop. Amantes declarados del pop de guitarras afiladas y las melodías pegajosas, esta sociedad vinculada directamente con la sala antes mencionada ha hecho lo posible por traer a los escenarios de Valencia una buena provisión de artistas en la onda gravitacional del pop y el rock, en un alarde de entusiasmo y dedicación a su causa que para sí quisieran muchos. 

    El mes de junio, en una suerte de cierre de temporada a lo grande, ha venido sembradito de esos sonidos en el Loco Club. "La quincena del power pop", como lo han llamado los organizadores, ha traído nada menos que al grandísimo (y ya como de la familia) Paul Collins, acompañado de Octavio Vinck, el día 10 de junio; a la magnífica banda setentera, ahora recuperada, Blue Ash, acompañados de Deadbeat Poets, el día 14; y para terminar, este fin de semana tenemos, el sábado 25, nada menos que a los mallorquines La Granja, acompañados de la ya mítica Banda del Foro (una agrupación-tributo al power pop formada por amigos de Alta Tensión) y un día antes, el viernes, el que viene a ser, seguramente, el plato fuerte de este tour-de-force popero: Those Pretty Wrongs y la banda de la casa, Star Trip.

    Poca presentación requiere la banda valenciana capitaneada por Vicente Prats, brillante compositor de melodías pop certeras y gratas, que acompañado más que bien por Rafa Montagut, David Osete y Alvaro Gómez ya llevan dos discos bastante rotundos dentro de la escudería Pretty Olivia Records, el primero a nombre de Vicente y el segundo ya con el nombre tomado de la canción de Velvet Crush, que traen a la cabeza lo mejor de toda aquella fauna noventera que suministraba guitarrazos pop (Gigolo Aunts, Teenage Fanclub, Fountains of Wayne), a los clásicos (Big Star, Byrds, Easybeats) y sobre todo, como referencia en castellano, a los tan añorados por la afición Brujos de Miguel Angel Villanueva.

    Algo más de introducción requerirán para algunos despistados Those Pretty Wrongs, banda americana que toma su nombre de un soneto de Shakespeare, fabrica canciones  sencillas, desnudas de artificio y aparentemente modestas en su facturación, pero de un calado que roza la perfección. Y esto es lógico, porque los implicados, no son cualquiera: Luther Russell es un guitarrista y productor que en los 90 lideró The Freewheelers y lleva, desde el cambio de siglo, desarrollando una carrera en solitario desde la que ha alumbrado, entre otros trabajos, una pequeña obra maestra de manufactura pop que se llama "The Invisible Audience" (2011) y que conviene escuchar, si se es medianamente sensato.

    La otra parte de este dúo tiene aún más historia: Big Star fueron, son y serán, la quintaesencia de la melodía rock destilada con elegancia y groove. Eternamente imitados y reivindicados, la mayor parte de sus miembros originales han pasado a mejor vida. El único que sigue vivo, en activo y además, en buena forma, es Jody Stephens, batería original de la formación, que además también componía y cantaba canciones tan portentosas como aquél "For you" del tercer disco de la banda. Además, colaboró en los discos de la super banda Golden Smog y lleva trabajando largo tiempo como director de los míticos estudios Ardent, de Memphis.


    La historia de la banda, deviene de un encuentro entre dos viejos amigos que se conocen desde los años noventa del siglo pasado pero nunca habían tenido la ocasión de crear juntos. Con ocasión de la presentación del documental sobre Big Star "Nothing can hurt me", Jody pidió a Luther que le acompañara a la guitarra en diversas recreaciones de las canciones de su banda seminal que iban a ilustrar a esos eventos. Durante los ensayos de preparación de estos conciertos surgió la chispa compositiva y al poco tiempo, estaban grabando canciones en los mencionados Ardent Studios, casa donde se registraron los tres discos de Big Star, además de una lista interminable de clásicos del rock y sobre todo, el soul (Staple Singers, ZZ Top, James Taylor, Isaac Hayes, Sam & Dave, Booker T. and the MG's...la lista es interminable).

    Para mayor facsímil todavía, en el disco Jody ha utilizado el kit de batería que usó para grabar "#1 Record" y "3rd", de su banda primeriza y Luther ha tenido acceso a las guitarras acústicas y eléctricas que usó Chris Bell en algunas de esas sesiones. Como podréis imaginar, les ha quedado un disco la mar de Big Star, aunque al contrario de aquél intento que perpetró Alex Chilton junto a The Posies y el mismo Jody titulado "In space"(2005), éste artefacto que los dos han labrado cuidadosamente tiene un sabor totalmente genuino y sobre todo, está constituido por diez canciones que hacen plenos honores a esa palabra.

    La habilidad compositiva de los dos compañeros alcanza alturas estratosféricas en su disco homónimo y nos regala una colección de canciones impresionante y bella como pocas que demuestra que, se podrá reivindicar la innovación y el progreso del arte y la vanguardia, pero cuando se trata de pop, sólo se necesitan dos minutos de placer enlatado para decirlo absolutamente todo. Con una sencillez abrumadora, las sobresalientes y memorables perlas que conforman este trabajo se suceden con pasmosa habilidad para epatar: maravillas como "Lucky guy", "Never goodbye" o "Mistery trip" son capaces de competir con cualquiera de las incluidas en los discos clásicos de la banda que lideró el malogrado Chilton. Y para colmo, el disco sale en vinilo en la discográfica más molona del universo, Burger Records.

    Total, que por si fuera poco el alto nivel de programación al que esta sala valenciana nos tiene acostumbrados, la zambomba popera que han ofertado este mes de junio es de esas que quitan todos los males. Un aviso para navegantes; en esta ocasión, aquellos que sigan las costumbres habituales del público valenciano, del tipo "empiezan tarde" o "paso de ver al cortineros" se llevarán un palmo de narices, no sólo porque sea imprescindible ver a las dos bandas programadas, que también, sino porque debido a expreso deseo de los americanos (a los que se supone estrellas de la noche) serán ellos los que abran, puntuales, la noche, con un set acústico, para que después abran fuego a plena pulmón los Star Trip. El que avisa no es traidor: ojito con ese café alargado tras la cena. 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves