PLANETADEMOS 2016 (Mengíbar - Jaén) 03/09/2016

9/04/2016 Maria V. 0 Comentarios



Planeta Demos es un festival que celebra su séptima edición, tercera en el Parque de Mengíbar, aunque ya tuvo una más en esta localidad y las tres anteriores en Villanueva de la Reina, localidad por la que pasaron bandas de la talla de Guadalupe Plata, Supersubmarina, Maga o Waden Dos. En esta ocasión, la organización  ha sabido sacar partido de la experiencia  acumulada y los puntos fuertes de este y otros festivales que, al igual que Planeta Demos, también se celebran en la provincia de Jaén. En esta ocasión, el poner el punto de mira sobre los grupos emergentes es un punto a su favor que debería contar mucho para apuntarlo en la agenda como "favorito" para sucesivas ediciones.

Esta vez, en cartel, nos encontramos a los granadinos Apartamentos Acapulco, a Gran Oso Blanco (que finalmente no pudieron actuar por motivos de salud del cantante) y fueron sustituidos por los locales ODDHUMS, Disco las Palmeras, Sexy Zebras y Mucho. Un cartel al que se añadían los Djs para hacer más amena la tarde y sobre todo los cambios en el escenario.


Como aliciente extra, una taller musical, el Demos Kids, que permitió a los más pequeños acercarse al mundo de la música de manos de Alberto Torres, teclista de Mechanismo, que supo enganchar a los chavales en  la actividad para conseguir la antención incluso de los que aún no sabían andar bien del todo pero ya apuntaban maneras en las percusiones, y montar en tiempo record una versión muy particular de "Viva la vida" de Coldplay adaptada para todo tipo de instrumentos.


Para la tarde, con unas temperaturas que mantenían gran parte de la península en alerta naranja por calor, los más madrugadores en el recinto tenían la ventaja de acceder gratuitamente por lo que Apartamentos Acapulco no tuvieron que enfrentarse, a tan intespectivas horas, al vacío de público que podía hacer prever el sol de justicia que amenazaba con derretirnos a pie de escenario. Eso sí, los asistentes pudieron disfrutar de la propuesta de los granadinos y del estreno de su actual bajista con el grupo.

Tras ellos, un poco de música mientras llegaban Oddhums, montaban y salían a escena en una actuación corta que apenas cubrió el tiempo que debían haber ocupado Gran Oso Blanco pero sirvió para comprobar que ante estas situaciones se puede reaccionar con rapidez si hay intención de hacerlo.


Ya con algo más de sombra sobre el parque donde se celebra el evento, y por tanto más ganas de moverse en los asistentes, Disco las Palmeras ponía toda su energía para hacer bailar a los asistentes, lo cual consiguieron discretamente no por falta de actitud y calidad sino porque el día no se prestaba a más movimiento del preciso.


Llegada ya la noche, aunque no con ella mejor temperatura,  los madrileños Sexy Zebras fueron los encargados de subir más grados y terminar de calentar el ambiente esta vez ya para entrar en esa catársis a la que lleva la banda al público a base de saltar y dar cabezazos.

Si con los tres trabajos que tienen en mercado, con los que se han hecho sitio a golpe de guitarras ácidas y bajos contundentes no fuera suficiente para desatar a la gente con temazos como "Búfalo Blanco", "El fugitivo", "Visitante", "Salvajes" o "Canívales" no fuera suficiente, al grito de "Hijo de puta" (el que no salte) consiguen que sus seguidores no dejen de saltar y bailar a pie de escenario, sin importarles en absoluto compartir sudor incluso con el bajista, que no duda en bajar a empujarse con el público. Son los putos Sexy Zebras, un valor seguro en festivales en los que hay que levantar el ánimo por encima del propio escenario.


Llegados a ese punto los que no dejaron que bajase la temperatura ni el ánimo fueron Mucho, otros a los que no falta actitud y saben hacerse con el público a base de canciones contundentes pero pegadizas. Un grupo que ha estado pidiendo a las puertas del infierno y tienen tablas aunar calidad musical y buen hacer con ritmos bailables, ideales para cerrar un festival en el que los grupos noveles y emergentes tienen un sitio que, desgraciadamente, no se les da en todos los sitios.

Un buen festival con todos los ingredientes para crecer y sumar ediciones si sigue en esta línea y que puede ser una gran oportunidad para conocer nuevas propuestas y disfrutar de otras ya consolidadas. Un escaparate a lo que va a ir llegando dentro de un ambiente festivo que se agradece cuando ya se vislumbra el final de la temporada festivalera. Vamos, una fecha para no olvidar apuntarse en el calendario.

Crónica: María Villa
Fotos: Javier Rosa / Music Photographer (nuestro especial agradecimiento por cedernos el uso de las imágenes)

Más fotos en: PLANETA DEMOS

0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario