El concierto incendiario de la semana: The Rad Trads.

10/18/2016 Juanjo Frontera 0 Comentarios

Vienen de Nueva York y practican una vigorosa mezcla de estilos remozados en soul sudoroso y extremadamente divertido. Disfrute asegurado para quienes gusten de la sabrosura del ritmo caliente americano. 


Cuando uno escucha a esta joven banda procedente de la gran manzana, lo que inmediatamente le salta a la cabeza es el recuerdo del sonido de LA BANDA, es decir, la que capitaneaba Robbie Robertson y secundaban Rick Danko, Richard Manuel, Garth Hudson y Levon Helm. Algunos de vosotros no tendréis ni idea de lo que hablo, pero os aseguro que recordar, aunque sea remotamente, a semejante combo, que además de tener el honor de ser el acompañamiento del Sr. Dylan, hicieron discos maravillosos, algunos de ellos de lo mejorcito de la historia del rock, no es algo que se deba tomar a la ligera.

Efectivamente, The Rad Trads, pese a su juventud tienen eso mismo que hacía especiales a The Band: una capacidad innata para emular, en una combinación propia, todas las raíces de la música estadounidense. Tenemos en la olla rhythm and blues al más puro estilo de Larry Williams o Bobby Bland, el sonido criollo de New Orleans de la mano de Professor Longhair, Dr. John o The Meters, el rock and roll, el blues del Delta, el jazz, el folk de los pioneros, lo que haga falta... y todo ello remojado a base de litros y litros de sudoroso soul. Portentosa y atrevida mezcla que además de a la banda canadiense me recuerda a otra de mis adoradas: NRBQ, referencia que también les engalana.

Formados por amiguetes locos del ritmo y ávidos de diversión, los Trads se han construido una sólida reputación en su país a base de patearse clubes y más clubes, festivales y en general, los escenarios de allá donde les hayan permitido llevar su mensaje, que no es otro que la visión sanamente hedonista de la música. Sus espectáculos son fiestas magníficas que no decaen: tres vocalistas, que a su vez se reparten las labores de batería, guitarra y bajo, a los que se suma un trío de vientos. Todos ellos son músicos tan curtidos como virtuosos y además, saben hacer canciones. 

Su debut, que ha salido este año, se llama "Must we call them The Rad Trads" (Dala Records) y no viene sino a confirmar todo lo que estoy diciendo. Diez canciones magníficas que viajan por todo lo ancho de su país de origen, haciendo suyos los géneros sin despeinarse lo más mínimo y proporcionando un buen rato de diversión a quien lo escuche. Temas tan vitales como el divertido single "Keith Richards and I" o el etílico "Rosalyn" se mezclan con el soul celta de "Delilah", el sonido brass band de pub de "Contents under pressure" (al más puro estilo Brinsley Schwartz), el funk criollo de "Since you been gone", o la profundidad cuasi-gospel de "Oh Landlord".

Un trabajo que no da tregua un segundo, como tampoco lo hará su presentación en directo en nuestro país, que lamentablemente sólo contará con dos fechas: el miércoles 19 en Barcelona, en el seno de la 48 edición de su festival internacional de jazz y el jueves en el escenario del Loco Club, de Valencia (entradas aquí). Disfrutar de la fiesta que traen estos tíos no es algo que se tenga a mano de manera frecuente y si pasan por tu ciudad, perdérselos es una gran equivocación. Bandas que destilen música con tanto fundamento no las hay en abundancia.


0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario