• Breves

    jueves, noviembre 03, 2016

    The Wedding Present. Loco Club (Valencia) 01/11/2016




    Los británicos The Wedding Present regresaron a Valencia con motivo de la gira de presentación de su noveno disco "Going, Going" (Scopitones, 2016). David Gedge y su nueva banda, Marcus Kain (guitarra), Danielle Wadey (bajo) y Charles Layton (batería), con un directo de línea ascendente enfatizaron de forma honesta y sencilla un lenguaje musical atemporal en constante evolución durante sus tres décadas de vida. 

    Quizá un arranque algo descafeinado y un sonido que no terminaba de encajar pudiera hacer temer a los iniciados que toda la fuerza que destila la carrera de The Wedding Present no tuviera fiel reflejo en su directo. La duda se disipó cuando empezó a sonar "Come play with me" y los fans acérrimos de la primera fila advertían a sus amigos del viraje que iba a tomar el tema (nada descaminados iban); en ese preciso instante comenzó a coger forma una imperiosa convulsión que impeló al primer momento de agitación al público asistente. En su repertorio dieron saltos aleatorios entre los temas de su prolongada discografía y las estancias que nos dejaron divisar de su nuevo trabajo; quizá algunos quedarán huérfanos de algunos de sus hits indispensables pero de lo que no cabe duda es que David y los suyos, toquen lo toquen, nutren con creces la vigencia de un sonido inquebrantable en el tiempo. 

    La incandescencia de los jóvenes eternos retozando con sus guitarras en un brío refulgente estableció las pautas para dar rienda suelta a esa versatilidad compositiva que fija los estándares del sonido de The Wedding Present. Quizá se les ha achacado una trayectoria que tendía a encorsetarse en un estilo muy definido pero los legendarios giros que toman sus canciones entienden mucho más de una amplitud de miras que siempre ha cabalgado entre la independencia y la honestidad. Lo que vivimos fue una muestra de mutaciones excelsas que encuentran una impecable simbiosis entre la perfecta melodía pop y la urgencia; “Dalliance” y “Dare” fueron un buen ejemplo de ello. 

    Otro destacado resalte en el camino lo puso la rabia mascullada en un acto descriptivo de la cotidianidad versionando el desamor y sus consecuencias; lugares comunes que ha visitado David desde sus inicios. Una actitud omnipresente sobrada de seguridad que bien supo destripar las vísceras de los presentes mientras desgañitaba en nuestras caras frases como “ I just decided I don't trust you anymore, I just decided I don't trust you anymore” en "Brassneck" o “I just can't bear to imagine you sharing a bed with him” en "Give My Love to Kevin". 

    La presencia del nuevo disco reafirmó que David sigue en pleno estado de gracia; arrollaron con celeridad extrema e hicieron gala de la contundencia de su base rítmica en temas como “Bear” “Birdsnest” o el grandioso “Little Silver”, el cual nos dejó uno de los momentos más potentes de la noche. Danielle Wadey puso el contrapunto de dulzura en los coros resaltando en cortes como “Two Bridges”

    El fundido final vino con "Santa Monica" uno de los cortes más desarrollados de “Going, Going...” en una atmósfera visual que deambuló del slowcore al post-rock con una simple elasticidad, conmoviendo con los contrastes entre la calma y las encumbrada rocosidad que les sitúan en parajes borrascosas difíciles de despejar. 

    Texto: María Carbonell

    Fotografía: Susana Godoy


    Más Info:








     



     









    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves